Fiebre por la educación

Los inversores se interesan por las academias de inglés Kids&Us

Fondos e instituciones se han acercado a la compañía, que evalúa opciones para seguir creciendo

Instalaciones de una academia de idiomas Kids&Us en Ovideo

Instalaciones de una academia de idiomas Kids&Us en Ovideo

5
Se lee en minutos

La fiebre por el negocio de la educación ha puesto en el radar de los inversores a Kids&Us, las conocidas academias de inglés para niños. Según han explicado diferentes fuentes financieras a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, diferentes fondos e instituciones se han acercado a la compañía con el objetivo de entrar en su accionariado y aprovechar el potencial de crecimiento futuro del grupo educativo catalán. Por el momento, los dueños han contratado a un asesor que les ayude a canalizar este apetito generado y analizan las diferentes posibilidades sobre el crecimiento de la compañía para los próximos años. En total cuentan con más 157.000 alumnos en sus centros.

Kids&Us está en manos del fondo Corpfin Capital desde finales del año 2017, que tomó una participación significativa de la compañía junto a los fundadores (el economista Quim Serracanta y la filóloga Natàlia Perarnau) que permanecen también en el accionariado del grupo como accionistas minoritarios. Con el apoyo del fondo, la compañía fundada en 2003 en Manresa (Barcelona) ha dado un salto de crecimiento exponencial, aumentando a doble dígito la facturación desde su entrada e impulsando una importante estrategia de crecimiento internacional.

Desde la entrada de Corpfin a finales de 2017, Kids&Us ha pasado de tener 376 academias de inglés a más de 500 repartidas por diferentes países como España, Italia, Francia, Bélgica, México o Japón

En la actualidad, Kids&Us cuenta con más de 500 centros de enseñanza (frente a las 376 academias que tenía antes de la entrada del fondo) distribuidos por España, Italia, Francia, Bélgica, México y Japón, entre otros. Este desarrollo internacional es uno de los aspectos más interesantes para los fondos de capital riesgo, que buscan negocios fácilmente exportables a otras regiones. En este sentido, según indican las mismas fuentes, una de las líneas estratégicas que contemplan los accionistas actuales pasa por dar entrada a un nuevo socio que ayude a financiar su ambicioso plan de crecimiento en España y fuera de nuestras fronteras.

Además, a esto hay que añadir la importante apuesta por la innovación y la digitalización que la compañía lleva impulsando durante años, lo que le ha permitido mantener el negocio pese a la pandemia del coronavirus y seguir creciendo, mostrando la resilencia del negocio pese a los vaivenes económicos. Según indican las mismas fuentes, tomando como referencia los múltiplos que se han pagado en otras transacciones del negocio de la educación, el 100% de Kids&Us estaría valorado en una horquilla de precios de entre 130 y 150 millones de euros. En cualquier caso, tanto los fundadores como Corpfin se mantendrían en el accionariado tras la entrada del nuevo socio para mantener la estabilidad del proyecto.

Fuentes financieras valoran la compañía en una horquilla de precios de entre 130 y 150 millones de euros

Kids&Us es una de las participadas más famosas de Corpfin, que cuenta con una amplia trayectoria en el mercado español y es accionista de otras once compañías nacionales: JR Sabater (fabricante de vinagres, siropes y aderexos), Babaria (cosmética natural), Sanicen (guantes de higiene y protección), Dimoldura (fabricación de puertas y molduras), Barna (producción de harinas y aceites de pescado), Marjal (campings), Grupo 5 (salud mental), Elastorsa (mezclas de caucho), Palex (ortopedia), Grupo Preving (prevención de riesgos laborales) y El Fornet (panadería y cafetería).

Interés por la educación

Esta transacción es uno de los mejores ejemplos del gran apetito inversor que existe actualmente en el negocio de la educación: tanto en universidades o colegios como en academias de inglés o centros de formación profesional. El interés del capital riesgo en este sector que se ha acelerado ante la llegada del coronavirus y el impacto en ciertos ámbitos de la educación, especialmente en aquellos centros que contaban con menos presupuesto para poder hacer frente a la realidad digital y confinada exigida por la pandemia. En este sentido, el negocio de la educación privada en España va ganando adeptos año tras años al calor de familias que no dudan en gastar importantes cantidades de dinero en la formación de sus hijos.

Por otro lado, para los inversores este negocio ofrece importantes oportunidades de consolidación, pues la industria de la educación en España todavía está muy fragmentada, tanto a nivel de colegios como de academias o centros de formación profesional. De esta forma, el capital riesgo ha encontrado un nicho en el que crear grandes plataformas que posteriormente venderán con importantes retornos. Sin embargo, para llegar a estas plusvalías, los fondos también dedican grandes cantidades de dinero a mejorar la calidad de la enseñanza, poniendo el foco especialmente en la digitalización de las capacidades que ofrecen y en la internacionalización de estos centros.

En España, el boom de la industria educativa se produjo en el año 2017, cuando Magnum Capital vendió los colegios NACE al fondo Providence obteniendo unas importantes plusvalías. Ese mismo año Corpfin entró en Kids&Us convirtiéndose en el ejemplo de una oleada de operaciones que llegarían años más tarde. En 2019, el negocio de las universidades privadas vivió una auténtica revolución con la venta de Laureates  International School (los dueños de la Universidad Europea) a Permira por 700 millones y la de la Universidad Alfonso X El Sabio al fondo británico CVC, conocido fuera del mundo financiero por su reciente inversión en LaLiga, por 1.000 millones.

Ese mismo año, el grupo Inspired Education compraba San Patricio y King’s College, que actualmente estudian la posibilidad de dar entrada a un nuevo accionista. Posteriormente, en España se han producido otras conocidas operaciones en otros nichos del mercado educativo, como el negocio de la Formación Profesional (FP) en la que han aterrizado fondos como KKR con MasterD o Investindustrial con Campus Training; la educación centrada en el mundo digital, como la apuesta del fondo español Magnum con su conglomerado Digital Talent creado a partir de Isdi (marketing digital) y reforzado con otros centros como el Instituto Superior de Derecho y Economía (Isde) o Eserp Business & Law. 

Noticias relacionadas