Gana la subasta

Brookfield compra Cupa Group, el gigante gallego de la pizarra, por más de 900 millones

Brookfield compra Cupa Group, el gigante gallego de la pizarra, por más de 900 millones

Cupa Pizarras

4
Se lee en minutos

El fondo canadiense Brookfield firmó ayer la compra de Cupa Group, líder mundial en fabricación de pizarra natural para tejados, fachadas y cubiertas, según han confirmado diferentes fuentes financieras a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA. Esta empresa gallega ha realizado importantes proyectos como la cubierta del emblemático Edificio Metrópolis o la Catedral de la Almudena de Madrid, entre otros. El importe de la operación ha superado los 900 millones de euros, sumando capital y deuda, según indican las mismas fuentes.

Hasta la fecha, la compañía estaba en manos del fondo estadounidense Carlyle, que entró en su accionariado en el año 2016 desembolsando 170 millones de euros. De la mano de esta gestora de capital riesgo, la gallega ha experimentado un importante crecimiento enfocado en la internacionalización de su negocio, exportando sus productos a más de 70 países y sumando una facturación cercana a los 400 millones de euros.

Parte de este importante avance en las ventas ha venido muy ligado a la consolidación del sector de la pizarra, donde ha realizado diferentes adquisiciones en los últimos años. En este sentido, de la mano de la gestora de capital riesgo estadounidense ha cerrado varias compras como la de Pizarras Lomba, la de Proinor, la de Pizarras Gallegas o la de Rinus Roofing Supplies (el tercer mayor distribuidor de pizarra en Reino Unido).

En total, el grupo está conformado por 69 empresas con filiales en nueve países y emplea a unas 2.400 personas. Cupa Group ha realizado conocidos proyectos fuera de España como el tejado de la Escuela Militar de París, la sede de BNP Paribas en la capital gala y la cubierta de uno de los mayores palacios reales franceses, el Château de Fontainebleau, entre otros.

Uno de los proyectos más conocidos de Cupa Group es la cubierta de la Catedral de la Almudena en Madrid.

/ Pixabay.

La transacción se remonta a la pasada primavera, cuando Carlyle contrató al banco de inversión Morgan Stanley para orquestar la venta de la compañía gallega.  Tras hacer una selección de los candidatos, llegaron a la fase final Edilians (participada de Lone Star) y Brookfield, como releveló este diario. Sin embargo, la francesa se retiró de la subasta allanando el camino al fondo canadiense, que desde el principio del proceso se perfilaba como favorito para hacerse con el grupo gallego. Brookfield, que suma más de 650.000 millones de dólares (580.664 millones de euros, al cambio actual) en activos bajo gestión, es uno de los fondos con más experiencia en España donde ha realizado importantes inversiones en el mundo energético (la más reciente la fotovoltaica Powen) o en el inmobiliario.  

El origen de Cupa Group

Los orígenes de la compañía se remontan a 1892 con la explotación de un yacimiento de pizarra en León, pero no fue hasta el año 1968 cuando se creó Cupire Padesa de la mano de cinco empresarios del sector. Gracias a su fuerte apuesta por internacionalizar su negocio, especialmente en el Viejo Continente, la compañía logró un importante crecimiento que la convirtió en una de las empresas de referencia del sector. En 2005, la renombrada Cupa Group dio entrada en su accionariado a Caixa Galicia, que tomó el 20% y le proporcionó el pulmón financiero suficiente para seguir creciendo fuera de la Península Ibérica. El salto exponencial llegó en 2016 con la entrada de Carlyle, en un momento en el que el accionariado se repartía entre la actual Abanca y las tres familias de los cinco fundadores de la empresa (que se repartían el 80% restante). Solo permaneció en el accionariado Javier Fernández, actual consejero delegado e hijo de uno de los fundadores, que se ha mantenido al frente del grupo junto al fondo estadounidense.

Con esta transacción, que se completará a lo largo de las próximas semanas, Carlyle cierra una de las desinversiones en España que más plusvalías le han generado, pues casi llega a cuadriplicar su inversión (excluyendo la deuda) realizada en el año 2016. Capitaneada en España por Alex Wagenberg, esta gestora internacional es una de las grandes conocidas del mercado nacional, donde participa en conocidas compañías como Cepsa o Codorniú. Con sus más de 230.000 millones de dólares (197.660 millones de euros, aproximadamente, al cambio actual) en activos bajo gestión, este fondo estadounidense ha invertido también en otras famosas compañías como Grupo Palacios o Applus.

Además, es uno de los más activos del sector analizando operaciones en España. Hace apenas poco más de un mes firmó la compra del gigante del azulejo Altadia (la antigua Esmalglass) por 1.900 millones de euros. Anteriormente, participó en la puja por el fabricante aeronáutico vasco ITP Aero, pero quedó fuera del proceso por el alto precio exigido por Rolls-Royce. El pasado año Carlyle cerró también otra importante desinversión en la Península Ibérica: Logoplaste, el llamado ‘rey de los envases’, conocido por producir los botes del famoso ketchup Heinz, del champú Pantene, los botes de Fairy o los aceites La Española, entre otros. El comprador fue el fondo canadiense OTPP, que desembolsó 1.000 millones de euros por esta compañía portuguesa.

Noticias relacionadas