PARO Y AFILIACIÓN DE DICIEMBRE

El segundo año de pandemia se cierra con un nuevo récord de empleo: 19,8 millones

  • La afiliación a la Seguridad Social aumentó en diciembre en 72.553 personas, empujando al total de afiliados a una nueva marca histórica

  • El paro registrado alcanza diez meses de descensos consecutivos y termina el año con 140.142 desempleados menos que al inicio de la pandemia

Trabajadores durante una jornada laboral.

Trabajadores durante una jornada laboral. / Joan Cortadellas

5
Se lee en minutos

2021, un año de récords para el empleo en España a pesar de la pandemia del coronavirus, se ha cerrado con una nueva marca histórica: 19.824.911 ocupados, según los registros de la Seguridad Social; nunca antes había habido tantas personas trabajando a la vez. Todo, por el aumento en diciembre de 72.553 afiliados, el cuarto repunte mensual consecutivo, que profundiza en el hito que ya se había alcanzado en octubre, cuando se superaron los 19,5 millones del récord anterior, de julio de 2019. Así, 2021 termina con 776.478 personas trabajando más que 2020, y 574.682 más que febrero de 2020, el mes anterior a la irrupción del coronavirus en nuestras vidas.

También en paro registrado se alcanzan nuevos hitos, aunque en este caso la cifra global, 3.105.905 desempleados, queda todavía lejos de los mínimos históricos. En diciembre la bajada del desempleo ha sido de 76.782 personas, con lo que se suman ya diez meses consecutivos de reducciones del paro, algo que nunca se había dado antes. A finales de 2021 había 782.232 parados menos que a finales de 2020, y 140.142 desempleados menos que al inicio de la pandemia.

Hostelería y ocio

Por sectores, y analizando los datos del Régimen General (el que agrupa a los asalariados) la recuperación del empleo en 2021 ha alcanzado a casi todos, aunque ha sido especialmente marcada en la Hostelería (+17,77%) y en las Actividades Artísticas, Recreativas y de Entretenimiento (+16,24%), es decir, dos de los más golpeados por los confinamientos y las restricciones. También por provincias la recuperación ha sido generalizada: sólo Jaén (-0,02%), Ceuta (-0,8%) y Melilla (-1,86%) han despedido 2021 con menos empleo que 2020. Además, después de un 2020 en el que el empleo femenino retrocedió más (-1,94%) que el masculino (-1,79%), el año que acaba de terminar lo ha hecho con una recuperación mayor del empleo de las mujeres (+4,58%) que de los hombres (+3,63%). En el caso del paro, las bajadas anuales alcanzan a todos los territorios y a todos los sectores.

Los datos de contratación anuales muestran un incremento respecto a 2020 del número de contratos totales (19.384.359, un 21,58% más), y también -y especialmente- de los contratos indefinidos (2.113.341, un 36,73% más). En cuanto a los erte, a final de año seguía habiendo 122.672 trabajadores en expediente de regulación temporal de empleo, 7.050 menos que en noviembre. La gran mayoría están incursos en las nuevas modalidades de erte covid (102.548), de los que una tercera parte, 30.251, se verán beneficiados por programas de formación, a cambio de las cuales sus empresas recibirán bonificaciones adicionales. Los sectores con más trabajadores en erte siguen siendo los de la hostelería y el turismo: las agencias de viajes tienen todavía a un 32% de la afiliación del sector incursa en erte, y el transporte aéreo un 10%.

Cuánto durarán los buenos datos

Tras una racha positiva sin precedentes que se ha prolongado durante buena parte de 2021, la duda es durante cuánto tiempo se extenderán los datos favorables; y en este sentido los responsables de las cifras avanzaban este martes que creen que seguirán: "la recuperación ya no tiene que ver solo con el crecimiento tras pandemia; hace meses que hemos recuperado los niveles anteriores al covid y estamos creciendo en sectores que no se habían visto afectados por la pandemia. Sobre el futuro, me remito a las previsiones del Gobierno que reflejan un fuerte incremento del empleo también en 2022", decía el Secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo; y su contraparte de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, también se fiaba a las estimaciones del PIB para "augurar que será un buen año", aunque con las tensiones estacionales de cualquier año (enero suele ser un mes malo) y estando "muy atentos a la evolución de la crisis sanitaria y a su impacto sobre las actividades". En este sentido, el Gobierno dice haber detectado en los datos diarios un primer impacto de las nuevas restricciones puestas en marcha ante el avance de la variante ómicron del coronavirus: "se puede percibir una muy ligera desaceleración [en el crecimiento de la afiliación] en los últimos días [de diciembre], pero nada que sea suficiente como para haber afectado a la tendencia [positiva] del mes", según Arroyo.

Valoraciones positivas

Una vez conocidos los datos de cierre de año de paro y afiliación, el Gobierno se apresuraba a valorarlos en redes sociales. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, destacaba que "la reducción del paro en 2021 no tiene precedentes en la serie histórica: se ha reducido el desempleo entre jóvenes, mujeres, en las CCAA y en los diferentes sectores, especialmente en los servicios", y aseveraba que "las políticas de protección social y de ampliación de derechos frente a la crisis han funcionado". El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, subrayaba por su parte que "no sólo se ha superado el nivel de empleo previo a la COVID-19, sino que también se ha recuperado la tendencia creciente de los meses anteriores a ella, es decir, se vuelve a la tendencia que habríamos tenido de no haberse producido la pandemia".

Los sindicatos también hacen una valoración positiva de los datos: "Con estos elementos: salida de los ERTE, recuperación de la actividad económica y cadena de suministros, reforma laboral y aplicación de los fondos europeos, esperamos que el 2022 siga una tendencia no solamente en la recuperación cuantitativa del empleo, sino en la recuperación cualitativa del empleo", aseguraba Agustín Martín, Secretario de Organización de CCOO. "Son datos indudablemente positivos, pero debemos de seguir avanzando para mejorar la calidad del empleo. Nosotros lo que queremos son contratos de trabajo estables; de nada nos sirve que desciendan los datos de desempleo si se hacen contratos precarios", subraya por su parte Cristina Estévez, Secretaria de Política Institucional de UGT. Por su parte, el Partido Popular decía que "siempre que se reduce el paro y se crea empleo es una buena noticia, pero no se puede caer en triunfalismos, porque España sigue teniendo la tasa de paro más alta de Europa y sigue reduciendo el paro en menor medida que sus socios europeos", en palabras de su Vicesecretario Nacional de Participación, Jaime de Olano.

Noticias relacionadas