Por 200 millones

Varios grupos hospitalarios españoles estudian comprar el negocio luso de UnitedHealth

El mayor grupo hospitalario del mundo pone a la venta Lusíadas Saúde

Varios grupos hospitalarios españoles estudian comprar el negocio luso de UnitedHealth

Lusiadas

4
Se lee en minutos

UnitedHealth, el mayor grupo hospitalario del mundo, ha puesto a la venta su negocio en Portugal, Lusíadas Saúde, según han confirmado diferentes fuentes financieras a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA. La transacción contempla el traspaso de los once centros sanitarios que tiene el grupo cotizado estadounidense en el país, un paquete valorado en una horquilla de precios de entre 150 y 200 millones de euros, según las mismas fuentes. Por ello, ha contratado a Bank of America Merrill Lynch para que articule un proceso competitivo, en el que participarían tanto otros grupos del sector como fondos especializados en el negocio de las infraestructuras. Las mismas fuentes señalan como algunos de los posibles interesados a compañías españolas como Viamed, QuirónSalud, Vithas o HM Hospitales, entre otros. Este diario contactó con el banco de inversión, que declinó hacer comentarios sobre esta información.

A través de esta operación, los grupos nacionales darían el salto a Portugal, donde sólo está presente por el momento QuirónSalud. El mercado luso es una de las regiones con mayor potencial de crecimiento de los últimos años. A cierre de 2019, la sanidad privada ingresó en Portugal más de 1.880 millones de euros, según el último dato disponible recogido en un estudio de la consultora DBK. Sin embargo, los expertos consultados por este diario apuntan a que la cifra ha crecido de forma importante con el avance de la pandemia del coronavirus, que ha supuesto otro duro revés para la sanidad pública lusa, lo que ha animado a un amplio número de ciudadanos a contratar seguros de salud privados en Portugal, una situación similar a la que ha ocurrido en España. Por ello, las tasas esperadas de crecimiento en este sector para los próximos años rozan los dos dígitos.

En este contexto, no sólo los grupos hospitalarios quieren aprovechar este momento para expandirse hacia otros lugares de la Península Ibérica, sino que también un amplio número de fondos de capital riesgo está interesado en aterrizar en este negocio o reforzar su posición. En España, la gran consolidación hospitalaria fue dinamizada por este perfil de inversor, concretamente por el británico CVC Capital Partners. Este fondo, famoso en el país tras su reciente acuerdo para entrar en LaLiga, fue el dueño durante dos años de QuirónSalud hasta que se lo vendió al gigante alemán Fresenius Helios. Anteriormente, había impulsado la fusión de su participada IDC Salud (los antiguos hospitales Capio, que estaban en manos del fondo Doughty Hanson) con QuirónSalud, que previamente había reforzado con las clínicas Ruber.

Otro perfil de inversores

Sin embargo, en los últimos meses el perfil de los inversores interesados en la sanidad privada se ha transformado, abriendo las puertas a fondos que hasta la fecha no habían dedicado tantos recursos. Este es el caso, sin ir más lejos, de las gestoras especializadas en infraestructuras. Este tipo de fondos busca retornos estables, a largo plazo y con flujos de caja recurrentes. Por su parte, este nicho de negocio ha demostrado durante la crisis del coronavirus su resiliencia, lo que le ha convertido en uno de los sectores refugio para los inversores. Así, el avance de los fondos de infraestructuras en la industria sanitaria privada solo acaba de empezar, según relatan fuentes financieras a este diario.

Uno de los mejores ejemplos es el caso de Viamed Salud, uno de los grupos hospitalarios de referencia en España, que el año pasado fue comprado por el gigante australiano Macquarie. A través de su fondo de infraestructuras (Macquarie Infrastructure and Real Assets – MIRA -), la gestora se lanzó al negocio hospitalario español y se postula como uno de los candidatos mejor posicionados a quedarse con Lusíadas Saúde. En el momento de la compra de Viamed, el fondo capitaneado en España por Juan Caño desembolsó en torno a 150 millones de euros. Sigue así los pasos de otros competidores como el holandés DIF (propietario del Hospital Infanta Leonor en Madrid o del Nuevo Hospital Universitario de Toledo), Vauban (antes Mirova, dueño de varios centros en Baleares) o Aberdeen (propietario del Hospital del Sureste en Madrid). Sin embargo, a diferencia de Viamed, estos centros sí funcionan a través de concesiones. Las mismas fuentes también señalan a estos fondos como posibles interesados en el negocio luso de UnitedHealth.

Esta compañía cotizada estadounidense desembarcó en Portugal en el año 2013, cuando compró Lusíadas Saúde a través de su participada brasileña Amil. Desde entonces, ha realizado diferentes adquisiciones con el objetivo de que el grupo ganara tamaño para ser más competitivo, llegara a nuevas regiones del país, además de ampliar el número de servicios ofrecidos. También, han realizado un gran esfuerzo por atraer el talento de grandes profesionales sanitarios a la compañía, lo que la ha convertido en uno de los grupos de referencia en el país. En la actualidad, cuenta con una plantilla conformada por unos 7.000 profesionales, así como cinco hospitales y seis clínicas especializadas.  

Noticias relacionadas