PENSIONES

Más de la mitad de los 'baby boomers' carece de ahorros para su jubilación

  • Un 70% de los nacidos entre 1957 y 1977 cree que su retiro será peor que el que viven los pensionistas actuales, según una encuesta de BBVA

  • Los valencianos rechazan prolongar su vida laboral para mejorar la prestación

Más de la mitad de los 'baby boomers' carece de ahorros para su jubilación
3
Se lee en minutos
David Navarro

De la misma forma que muchos jóvenes tienen asumido que vivirán peor que sus padres, sobre todo por la falta de oportunidades y la precariedad laboral, los que se aproximan a la edad de jubilación también creen que sus vidas como pensionistas serán peores de las que disfrutan actualmente sus progenitores. Una afirmación que suscribe hasta un 70% de los denominados 'baby boomers', es decir, los ciudadanos que ahora tienen entre 44 y 64 años, que suponen la generación más numerosa de la historia del país, que ya empieza acceder a la jubilación, con el reto que eso representa para el sistema de pensiones público. 

Una generación que, a pesar de haber disfrutado de mejores condiciones laborales, asegura en más de la mitad de los casos (53%) que carece de ahorros para esa jubilación. Además, entre el resto que sí ha podido guardar algo, un 40% desconoce si será suficiente para cubrir sus gastos en esta etapa, y sólo un 7% asegura disponer de fondos más que suficientes. 

Así lo revela la X Encuesta del Instituto BBVA de Pensiones, que ayer presentaron el director de este organismo, Luis Vadillo, y la profesora Elisa Chuliá, y que en esta ocasión ha querido pulsar específicamente la opinión de los 'baby boomers' ante su próximo retiro. 

Chuliá señaló que los miembros de esta generación nacida entre 1957y 1977 son conscientes de que han disfrutado de una vida mejor que la que han tenido sus padres (72%) y también opinan que han logrado que, al menos hasta el momento, sus hijos también hayan disfrutado de mejores condiciones (65%). No en vano, se trata de una generación que ha dado un salto cualitativo en su formación, en la que las mujeres se han incorporado mayoritariamente al mundo laboral y que ha podido mantener carreras de cotización relativamente largas, con sueldos elevados. 

La edad ideal para dejar de trabajar: los 62 años

Los 'baby boomers' aprecian su tiempo libre y quieren disfrutar mientras aún tengan salud. Por eso, el 76% de los consultados pretende jubilarse 'tan pronto como tenga asegurada una pensión que le permita cubrir sus gastos básicos'. De hecho, frente a los 66 años en que está la edad ordinaria de retiro, los valencianos tienen como objetivo dejar de trabajar a los 62 años, un año antes de lo que responden el conjunto de los españoles. d.n.

Todo esto generará que el número de personas con derecho a una pensión contributiva crezca sustancialmente, según recordó la experta, mientras las nuevas cohortes de edad que deben aportar las cotizaciones para sostenerlas se estrechan y tienen trabajos más precarios. 

Una situación que lleva a concluir al 70% de los encuestados en la Comunidad Valenciana que las condiciones de su jubilación serán peores que las actuales o las de sus antecesores. En concreto, ocho de cada diez entrevistados activos (es decir, que ahora trabajan) piensa que va a tardar más años en jubilarse, mientras que un 67% considera que recibirá una pensión más baja. 

Nadie o casi nadie llega al extremo de cuestionar si recibirá una prestación tras su retiro, pero aproximadamente la mitad expresa dudas de si la paga será vitalicia, hasta el fin de sus días. En este sentido, siete de cada diez se muestran "muy" o "bastante" preocupados por su jubilación, aunque, eso sí, muy pocos -menos de un tercio de los consultados- son los que se muestran dispuestos a prolongar su vida laboral a cambio de un incentivo, ni siquiera de los generosos cheques que planteó en septiembre el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. 

En cuanto a los ingresos de que dispondrán tras retirarse, el 63% confía en que su principal fuente de recursos sea su pensión pública, mientras que un 23% dispondrá de otros fondos alternativos. De ellos, la mayoría asegura tener un plan de pensiones privado y alrededor de una tercera parte ha invertido en inmuebles y espera recibir las rentas del alquiler. 

LAS CIFRAS

54% 

  • Confía en mantener su empleo hasta el final
  • Un 23% cree que perderá su trabajo antes de jubilarse y un porcentaje similar no lo sabe.

73%

  • Desconoce cuál será el importe aproximado de su pensión
  • La encuesta revela un gran desconocimiento sobre la situación financiera tras el retiro.

Noticias relacionadas