SINDICATOS

CCOO crea una gran fundación para dar la batalla cultural desde la izquierda

La nueva organización buscará contrarrestar la influencia de los ‘think tank’ liberales y conservadores como FEDEA o FAES

Manifestación de riders convocada por CCOO en Barcelona

Manifestación de riders convocada por CCOO en Barcelona / EFE/Alejandro García

4
Se lee en minutos

Comisiones Obreras (CCOO) prepara una nueva fundación con la ambición de ser un referente del pensamiento de izquierdas en España y actuar como punta de lanza progresista en los debates socioeconómicos contemporáneos, como los relativos a salario, vivienda, condiciones de trabajo o educación. El objetivo, explican fuentes del sindicato, es disputar la hegemonía social a los think tank de tendencia liberal (como FEDEA, la Fundación de Estudios de Economía Aplicada) o conservadora (como FAES, presidida por el ex presidente José María Aznar), que -creen en CCOO- llevan años influyendo en la opinión pública sin contestación.

“El salario mínimo es el ejemplo que mejor se entiende: hay un discurso dominante que dice que el salario mínimo tiene un efecto demoledor sobre el empleo, y esto se asume de forma acrítica desde muchos espacios; y resulta que tiene que venir un Nobel a persuadirnos de que esto no es así”, explica un responsable del sindicato, en referencia al galardón concedido esta semana al economista David Card por sus investigaciones que demuestran que las subidas de los sueldos bajos no afectan al empleo.

Otros ejemplos de ideas que para CCOO se han asentado en el imaginario colectivo y que la nueva fundación querría contestar son la asociación entre bajadas de impuestos y mayor libertad (para CCOO, en cambio, esa medida conduce en pocos años a privatizaciones que suponen al final gastos mayores para las rentas medias y bajas) o la promoción de la enseñanza concertada en detrimento de la pública (para el sindicato, una estrategia social por la que las clases medias y trabajadoras acaban asumiendo un modelo que segrega a los que están en peor situación). Los promotores de esta nueva fundación dentro del sindicato quieren que ésta plantee alternativas y participe en una disputa cultural “dominada en los últimos 40 años por un pensamiento individualista y neoliberal”, según su diagnóstico.

Para CCOO, ese dominio tiene que ver con que la izquierda "no ha participado en los debates culturales con toda la intensidad que merecían, e incluso ha asumido determinados preceptos del liberalismo, y esto hace muy difícil implicar a la sociedad en proyectos transformadores". "A la vista está que los que se han constituido como lobbies del pensamiento son fundaciones vinculadas a la derecha; la izquierda no ha hecho hasta ahora una apuesta muy de fondo por la disputa ideológica", resume este responsable.

Creación inminente

Con el objetivo de revertir esta situación, la nueva organización que prepara el sindicato se va a constituir fusionando las tres grandes fundaciones con las que ya cuenta CCOO: la Fundación 1º de Mayo (creada en 1988 y que ejercía hasta ahora de centro del pensamiento del sindicato), ISTAS (que desde 1996 se ocupa de seguridad y salud en el trabajo y de medio ambiente) y FOREM (encargada desde 1990 de las materias de formación y orientación laboral). El nombre está claro, se conservará el de “Fundación 1º de Mayo”, pero contará con un nuevo patronato y una nueva dirección que se designarán en las próximas semanas. Esos nuevos responsables serán los que definirán el plan de trabajo concreto para los próximos tiempos, pero ya está decidido que esas actividades se desarrollarán en cuatro grandes áreas: socioeconómica (la que llevará el peso de la batalla cultural), jurídico-laboral, prospección sociológica y estadística y una cuarta que englobará todo lo relativo a salud laboral, condiciones de trabajo y medio ambiente. El respaldo económico de la fundación tiene que fijarse todavía, pero será superior al de la suma de recursos de las tres fundaciones que ahora se unen, dicen en CCOO.

La fusión dará lugar a una organización con más de 20 profesionales, entre economistas, sociólogos y expertos en estadística, aunque la aspiración es generar además colaboraciones y relaciones de cooperación con instituciones académicas y universitarias. Precisamente uno de los hitos que ha estimulado este nuevo proyecto fundacional fue el eco social que alcanzó en los últimos meses una colaboración conjunta, en este caso entre ISTAS y la Universidad Autónoma de Barcelona: la encuesta “Condiciones de trabajo y salud tras un año de pandemia”. Ese informe, para el que se consultó a más de 20.000 trabajadores sobre materias tan diversas como el stress laboral, el consumo de fármacos o los riesgos para la salud mental, tuvo un impacto mediático considerable que el sindicato espera repetir con los informes de la futura fundación.

Los trabajos para crear la nueva fundación están ya muy avanzados, y su presentación pública es inminente: se hará durante el 12º Congreso Confederal de CCOO, que se celebra entre el 21 y el 23 de octubre. Es el máximo órgano de dirección del sindicato, el que decide el rumbo de CCOO durante los siguientes cuatro años y del que sale el nuevo Secretario General. En esta ocasión, está previsto que repita en el cargo Unai Sordo, el único que ha presentado candidatura hasta ahora.

Noticias relacionadas