EMPRESAS

Euskaltel descarta vender su red e invertirá 350 millones para desplegar el 5G

El consejero delegado de MásMóvil y Euskaltel, Meinrad Spenger, adelanta los planes que tiene para la compañía vasca que controla desde agosto, cuando completó su OPA con éxito

Sede de Euskaltel en País Vasco.

Sede de Euskaltel en País Vasco.

3
Se lee en minutos

El despliegue de la red de fibra óptica de Euskaltel se ha convertido en una de las grandes prioridades de MásMóvil, que completó con éxito su OPA sobre la compañía vasca el pasado mes de agosto. En este contexto, el consejero delegado de MásMóvil y de Euskaltel, Meinrad Spenger, fue tajante con los rumores de una posible venta de su red y señaló que “de lo que hay ahora, no vamos a vender nada, cero patatero”, aunque sí abrió la puerta a dar entrada a un inversor utilizando una compañía específica “para acelerar la actualización a fibra”. También está abierto a utilizar financiación bancaria para este proyecto. “Un acuerdo de financiación, no vendemos nada y usamos algunos recursos externos para financiar esta actualización de forma rápida”, matizó Spenger.

Cabe recordar que, previo a la OPA de MásMóvil, la teleco vasca contrató los servicios del banco de inversión Lazard para colocar el 49% de su red de fibra, que llegó a estar valorada en unos 1.000 millones de euros, según fuentes financieras. Presentaron ofertas por estos activos los fondos Infravia, First State y Fiera Capital, que han realizado ya diferentes inversiones en el negocio de las infraestructuras en España, pero la operación no llegó a buen puerto por el alto precio exigido y por la OPA de MásMóvil. Según la legislación española, el llamado “deber de pasividad” impide que el consejo de una compañía opada pueda emitir nuevas acciones o bonos, proceder a la venta de activos o acordar el pago de nuevos dividendos.

Ahora, los planes de la compañía vasca contemplan una inversión de 350 millones durante los próximos tres años para el despliegue de la fibra óptica y la cobertura de la tecnología 5G, tal y como anunció Spenger en un evento organizado por la Deusto Business Alumni, celebrado en San Sebastián, durante su intervención. Para finales de este año, MásMóvil quiere que su filial vasca pueda llevar sus servicios, a través de fibra óptica “más rápida del mercado”, a un millón de hogares. La cobertura actual de 5G del grupo en Euskadi es del 57 %. Además, el consejero delegado de MásMóvil argumentó que han venido “para quedarse” porque se está ante un proyecto industrial “sólido” a largo plazo y tienen “ganas de hacer las cosas bien”.

Nuevos servicios

Además, el operador adelantó también que se ha sumado a la tendencia del mercado de ir más allá de ser una simple empresa de telecomunicaciones y quiere ofrecer a sus clientes nuevos servicios como energía 100% verde, seguros o servicios financieros o digitales para el hogar, entre otros. Además, Euskaltel liderará la oferta de servicios a empresas de todo España porque es un ámbito donde tiene el nivel más alto de todo el grupo MásMóvil.  Es la misma línea que han seguido otros grandes competidores del sector como Telefónica, Vodafone u Orange, que han ampliado sus líneas de negocio hacia los servicios financieros, el mundo energético, las alarmas o, incluso, la telemedicina. Este ha sido el caso de la dueña de Euskaltel, MásMóvil, que ya ofrece muchos de estos productos como fruto de su estrategia de diversificación.

Esta compañía está participada por los fondos estadounidenses KKR y Providence, así como por el británico Cinven, que lanzaron una OPA sobre la teleco española por 3.000 millones el pasado año en plena pandemia del coronavirus, excluyendo meses más tarde a MásMóvil de bolsa tras apenas un año cotizando en el Ibex y ocho en el parqué español. Tras el lanzamiento de la OPA sobre Euskaltel, el grupo pasa a tener 14 millones de líneas -11 millones de clientes de móvil, más de 3 millones de clientes de banda ancha-, unos ingresos estimados de aproximadamente 3.000 millones de euros, con un ebitda de más de 1.000 millones, 26,5 millones de hogares conectados con fibra óptica, y cerca de 2.000 empleados.

Noticias relacionadas