FÚTBOL

¿Por qué se ha derrumbado Benzema? La crisis del Balón de Oro que amenaza al Real Madrid

El delantero lleva la mitad de goles y asistencias que hace un año, siendo incapaz de alcanzar la regularidad por las lesiones | Ancelotti defendió en pretemporada que tenía "muchos delanteros", pero la falta de recambio natural en esa posición lastra al vigente campeón de Europa

Karim Benzema, delantero del Real Madrid, se lamenta durante el pasado ’clásico’ contra el FC Barcelona.

Karim Benzema, delantero del Real Madrid, se lamenta durante el pasado ’clásico’ contra el FC Barcelona. / EUROPA PRESS

4
Se lee en minutos

A principio de lo que iba a ser una larga temporada, marcada por el Mundial, se le preguntó a Carlo Ancelotti, entrenador del Real Madrid, sobre la posibilidad de fichar un delantero suplente para Karim Benzema. La cuestión llegó justo antes de la Supercopa de Europa que los blancos ganaron al Eintracht, precisamente con un gol del delantero francés, a la postre Balón de Oro. "Es imposible sustituirlo. Si se constipa, nos adaptamos", espetó Carletto, ocultando una mala planificación deportiva.

Pero la sensación en territorio madridista es que si el único delantero centro de pleno derecho (Mariano no existe y Álvaro Rodríguez tiene minutos contados) se resiente, el equipo cae en tromba detrás. Porque Benzema volvió a demostrar en su sensacional pasada temporada que es mucho más que un goleador (obtuvo 44 dianas entre todas las competiciones). Es un asistente necesario (15 pases de gol la campaña anterior) y es un auténtico generador de juego.

Karim Benzema y Álvaro Rodríguez se saludan durante el partida de ida de la Copa del Rey entre el Real Madrid y el FC Barcelona.

/ EUROPA PRESS

El peor Benzema en el 'clásico'

Al 'clásico' llegó tras reponerse de las enésimas molestias en su tobillo. Decidió jugar, porque aún lejos del mejor estado físico, Ancelotti confía en los chispazos que solo él puede tener. Sin embargo, la actuación de ariete de 35 años volvió a ser decepcionante. Se mostró sin ritmo, precipitado e incapaz para asociarse con sus compañeros. El Real Madrid perdió la Liga en el Camp Nou y para no dejar escapar la Champions, el único trofeo que mantendría el status quo de Ancelotti y su grupo, necesita a la mejor versión de Benzema.

Los números son la prueba del algodón que evidencia el bajón de Karim, quien no arrastra fatiga física del Mundial, pero sí la emocional por su relación con el seleccionador galo Didier Deschamps. Un golpe le privó de estar en Qatar, aunque siempre existió la sospecha de si podría haber regresado a la cita con la que redondear una secuencia mágica. Pero lo único cierto es que Benzema lleva prácticamente la mitad de los goles del año pasado en el mismo número de partidos.

De los 36 que anotó hace un año ha pasado 19: seis de ellos de penalti. Acumula cuatro pases de gol por las 10 asistencias que llevaba hace 12 meses. Ha jugado 29 encuentros, cinco menos que la campaña anterior, cuando el Real Madrid no disputó el Mundial de Clubes ni la Supercopa de Europa. Como pasa con otros pesos pesados del equipo (Modric o Kroos), su continuidad dependerá de lo que suceda con la Champions, la competición que cura todos los males blancos, aunque por ser Balón de Oro renovaría automáticamente.

Karim Benzema, lesionado en el Real Madrid - Chelsea de la pasada temporada en Champions.

/ JUANJO MARTÍN / EFE

Ni Rodrygo, ni Hazard, ni Mariano

"Tengo que ayudar al equipo con goles y asistencias, como he hecho hoy. Vengo de una temporada con muchos partidos", aseguraba tras el 2-5 de Anfield. Fue consciente de que "Hazard, Asensio, Mariano, Vinicius y Rodrygo", los nombres de los "muchos delanteros" que Ancelotti citó en la previa de la Supercopa de Europa, no le van a suplir en el apartado anotador. A pesar de los altibajos, Benzema es el máximo goleador del Real Madrid en lo que va de curso, igualado a 19 tantos con Vinicius, el que más le echa de menos en el campo.

La responsabilidad de Karim es mayor si cabe por los antecedentes en los mercados de fichajes. Tras la salida de Cristiano Ronaldo, siempre ha preferido tener a su lado recursos y no competidores reales, como Mariano o Jovic. El frustrado fichaje de Mbappé, que a su vez condicionó la incorporación de Haaland, le obligó a asumir todavía más el rol de jugador franquicia.

¿Qué delantero fichará el Real Madrid?

Noticias relacionadas

Pero su físico esta temporada tiene límites. Está por ver si Ancelotti utiliza la Liga para dosificar su esfuerzo y le guarda para la eliminatoria del Chelsea o las que pudieran venir, contra el Bayern o el Manchester City en el endemoniado camino hacia la final de Estambul. Con todo, el Real Madrid necesita pensar más allá en el tiempo y buscar una alternativa real al '9' blanco.

Aunque la prioridad de la secretaría blanca sea fortificar el centro del campo del futuro, con la llegada de Jude Bellingham, la sala de máquinas madridista necesita alimentar a un killer. De ahí que más allá de Mbappé y Haaland empiezan a sonar nombres como los de Harry Kane, Richarlison (Tottenham), Dusan Vlahovic (Juventus) o Gonçalo Ramos (Benfica). Si hay un elegido, asumirá el difícil reto de competir o reemplazar a un '9' definido como "insustituible", adjetivo que niega la estadística actual.

Vinicius y Karim Benzema, durante el pasado FC Barcelona - Real Madrid del 'clásico'.

/ NACHO DOCE / REUTERS