LaLiga Santander

Parejo da la victoria del Villarreal con un gol de penalti en el 101

Los de Quique Setién fueron más insistentes en ataque, mientras que a los de Míchel Sánchez solo les quedó esperar a interceptar un balón y armar el contraataque

VILLARREAL (CASTELLÓN), 22/01/2023.- El centrocampista venezolano del Girona Yangel Herrera (d) pelea un balón con el centrocampista del Villarreal Alex Baena durante el partido de LaLiga que Villarreal y Girona disputan este domingo en el estadio de la Cerámica. EFE/ Domenech Castelló

VILLARREAL (CASTELLÓN), 22/01/2023.- El centrocampista venezolano del Girona Yangel Herrera (d) pelea un balón con el centrocampista del Villarreal Alex Baena durante el partido de LaLiga que Villarreal y Girona disputan este domingo en el estadio de la Cerámica. EFE/ Domenech Castelló

2
Se lee en minutos
EFE

Un gol de Dani Parejo de penalti en el minuto 101 dio al Villarreal la victoria este domingo contra el Girona (1-0) tras un partido en el que el guardameta argentino Paulo Gazzaniga sostuvo al equipo catalán durante los noventa minutos e incluso detuvo una pena máxima a Gerard Moreno en el 93.

Dos estilos de juego similares se midieron en el Estadio de la Cerámica este domingo en el partido entre el equipo de Quique Setién y el de Míchel Sánchez, que querían proponer mediante el manejo del balón, pero el Villarreal, con una buena presión tras pérdida, quiso impedir desde bien pronto que el Girona, que a los seis minutos acarició el poste tras un latigazo de Aleix, luciera su identidad.

El Villarreal era el equipo más insistente en ataque, con una primera gran ocasión de Pino, que estampó el esférico en un poste, y de Baena, que cazó el rechace y sacó un potente lanzamiento que Gazzaniga envió a córner (m.12).

Todavía siguió el peligro de los amarillos en la jugada desde la esquina en la que entraba Pau Torres con decisión a rematar, pero fue muy bien tapado por Bueno para evitar que el central conectara con el esférico.

Al Girona solo le quedó esperar a interceptar un balón y armar el contraataque. Iván Martín centró al área para Stuani, que estuvo impreciso en el control y desperdició la única llegada de su equipo a la meta de Reina, mientras que Gazzaniga sostuvo a los suyos con dos paradas meritorias a Mandi y Gerard.

El partido llegó al descanso sin goles, pero con cuatro tarjetas amarillas para los locales, tres para los visitantes y con la salida de Cuenca con la cara ensangrentada tras un choque entre él y Mandi que no impidió al defensa ingresar en el terreno de juego, aunque lo hizo con una máscara que se quitó a cinco minutos después de reanudarse el choque porque le molestaba. Finalmente, Cuenca no pudo seguir y entró Mbacke, que debutó en Primera.

El Girona ajustó su defensa y las fuerzas se igualaron. El Villarreal ya no llegaba tan cómodo ni encontraba huecos en una línea defensiva junta y en un área que acumulaba jugadores rojiblancos, evitando Miguel y Bernardo dos ocasiones claras de gol los amarillos.

Noticias relacionadas

El Villarreal, que le puso pausa al partido para tratar de escoger la situación perfecta para buscar el gol, lo intentó desde fuera del área con Gerard, pero Gazzaniga volvió a aparecer en el minuto 74 para despejar el lanzamiento.

El Girona, que desde el 78 aguantó con un jugador menos por doble amarilla a Bueno, vio inservible su ejercicio de supervivencia tras un penalti parado a Gerard, ya que en el 101 volvió a tener otro penalti en contra que Parejo no desperdició para dar la victoria al cuadro local.