LaLiga Santander

Mejoría insuficiente del Elche ante un Osasuna agotado

El equipo de Pablo Machín intentó acercarse al área navarra por la vía rápida, mientras que el conjunto de Arrasate tomó el mando del partido desde el primer momento

El delantero del Osasuna Ezequiel Ávila (c) celebra tras anotar el 0-1 durante un encuentro correspondiente a la jornada 18 de LaLiga Santander entre el Elche y el Osasuna en el estadio Manuel Martínez Valero en Elche, Alicante, este domingo. EFE/ Ana Escobar

El delantero del Osasuna Ezequiel Ávila (c) celebra tras anotar el 0-1 durante un encuentro correspondiente a la jornada 18 de LaLiga Santander entre el Elche y el Osasuna en el estadio Manuel Martínez Valero en Elche, Alicante, este domingo. EFE/ Ana Escobar

2
Se lee en minutos
EFE

El Elche solo pudo sumar un punto y sigue sin ganar esta temporada ante un Osasuna superior en la primera parte pero que, en la segunda, se desfondó y acabó contra las cuerdas ante el mayor empuje y necesidad de conjunto local.

El equipo de Pablo Machín mejoró pasadas actuaciones y tuvo numerosas ocasione de gol en la segunda parte, pero no fue suficiente para sumar tres puntos que aporten algo de esperanza a una situación deportiva que ya amenaza con ser irreversible.

Osasuna, repleto de confianza tras sus últimos resultados, tomó el mando del partido desde el primer momento, aunque sin llegadas ni ocasiones sobre la meta ilicitana.

El Elche, atenazado por sus urgencias, intentó acercarse al área navarra por la vía rápida, prescindiendo de las transiciones y buscando a Pere Milla con balones a la espalda de los defensas.

El conjunto navarro, cada vez más cómodo, amenazó con un centro de Diego que Pablo Ibáñez no llegó a conectar en boca de gol.

Osasuna acabó por encontrar su premio sin demasiado esfuerzo en el minuto 20 de juego.

Una combinación por la banda izquierda permitió a Kike Barja poner un centro al corazón del área para que Chimy Ávila, tras un gran remate de cabeza, colocara el balón en la escuadra.

El tanto le hizo mucho daño al Elche, cada vez menos convencido de sus opciones, sembró de protestas la grada y permitió a Osasuna jugar a placer.

Un remate de Lucas Boyé por encima del larguero, tras un saque de esquina, fue la respuesta del equipo local, incapaz de dejar de temblar en defensa con cada ataque del conjunto de Arrasate.

Osasuna, ante la escasa resistencia del colista, se divirtió con el balón, moviéndolo de un lado a otro y dibujando rondos por todo el campo, aunque sin profundidad.

En los últimos instantes del primer tiempo, el Elche mejoró y tuvo en los centros de Lautaro Blanco su principal arma ofensiva, aunque ninguno de sus compañeros acertó con el remate.

El conjunto de Machín mantuvo la inercia positiva en el arranque del segundo tiempo. El Elche, mucho más intenso y agresivo, reclamó un posible penalti por mano de un defensa tras un remate de Roco, pero el colegiado apreció falta anterior del chileno.

La acción desencadenó al colista, que poco después volvió a rozar el gol tras un error de Aridane que Lucas Boyé, con todo a favor, no supo aprovechar.

De nuevo el atacante argentino, ahora de cabeza, y Carmona, al que Aridane tapó un disparo en boca de gol, estuvieron cerca del empate en los mejores momentos del equipo ilicitano.

Osasuna, cada vez más fatigado, acabó cediendo el empate tras un gran contragolpe conducido por Fidel que resolvió Camona con un gran disparo a la red.

Noticias relacionadas

Arrasate agotó los cambios a un cuarto de hora del final para refrescar a su equipo y frenar el ímpetu del Elche, lanzado a por su primer triunfo del curso.

Osasuna recompuso la figura y logró domar de nuevo el partido, aunque Carmona y Guti aún tuvieron la opción de darle el triunfo al Elche en los últimos instantes.