FÚTBOL

LaLiga pide “una Ley del Deporte para todos” menos en el Real Madrid - Sevilla y Barcelona-Athletic: "Son dos contra 40"

  • La competición potencia su posición con mensajes que no aparecieron, por petición expresa, en los duelos del club blanco y el que enfrentó a barcelonistas y rojiblancos

  • El director general de Osasuna, Fran Canal, asegura que Florentino Pérez "ha denunciado todos los acuerdos comerciales de LaLiga en el extranjero para impedir su crecimiento"

El ’hashtag’ y el rótulo Ley de Deporte para todos en el Rayo - Cádiz.

El ’hashtag’ y el rótulo Ley de Deporte para todos en el Rayo - Cádiz. / EPE

4
Se lee en minutos

Cualquiera que haya visto los partidos de la undécima jornada en LaLiga habrá leído, justo al lado del marcador, donde en las últimas semanas aparecía una bandera de Ucrania, el siguiente mensaje: “Ley del Deporte para todos”. El gran tema de conversación del fútbol español en los últimos días y que podría derivar en la convocatoria de una huelga.

En todos los partidos menos en dos: el Real Madrid - Sevilla del sábado y el Barcelona - Athletic del domingo. El club blanco es el que lidera la postura a la que se enfrentan Javier Tebas y la mayoría de las entidades de LaLiga. Estas buscan el respaldo del Gobierno y de los partidos españoles para proteger a la competición doméstica frente a la Superliga.

El proyecto que lidera Florentino Pérez nombró hace unos días un nuevo CEO, pero acaba de recibir un importante varapalo con la negativa de los equipos de la Premier a participar. Laporta y el Barça han estado en el barco del Real Madrid desde el principio. El Athletic también estaría de su lado, de ahí que los tres equipos se negaron a que en sus partidos aparecieran los mensajes reivindicativos de LaLiga. No podrían hacerlo, en principio, si juegan como visitantes.

ACUERDOS COMERCIALES

El Real Madrid ha denunciado todos los acuerdos comerciales de LaLiga en el extranjero para impedir su crecimiento, con el objetivo de lanzar la Superliga europea, lo que llevaría a la ruina económica del reto de los clubes españoles”, aseguró Fran Canal en Tiempo de Juego de Cadena Cope. “Si la nueva Ley del Deporte no recoge las enmiendas que pide LaLiga, todos los equipos nos veríamos abocados a unos problemas terribles. Podríamos llegar a perder 900 millones al año y habría grandes problemas de supervivencia”, añadió.

En esta misma emisora, se informaba de que la postura del Barça, por el momento, es laissez faire, laissez passer. Mientras que Quico Catalán, presidente del Levante y vicepresidente de LaLiga, afirmaba: "Es una situación en la que 39 clubes vamos de la mano y hay tres que no se posicionan con nosotros de ninguna manera". Anteriormente, Manuel Vizcaíno Fernández, presidente del Cádiz, dijo en Movistar+: "Somos el 1.4 del PIB nacional, generamos 250.000 puestos de trabajo. No vamos a permitir que se pierdan puestos de trabajos y volvamos para atrás en beneficio de uno o dos clubes cuando somos 39 o 40 que pensamos de una forma".

Por su parte, Alfonso Fernández de Trocóniz, presidente del Alavés, daba su opinión del conflicto en Carrusel Deportivo, de la Cadena SER: “Nosotros queremos seguir teniendo el modelo que ahora tiene LaLiga. El nuevo proyecto siembre dudas jurídicas y pone en dura cualquier proyecto de crecimiento de la competición”. Además, el máximo dirigente del equipo que ahora milita en Segunda, aseguraba que habían firmado “la operación de CVC para el crecimiento de los clubes y, de este modo, quedaría en solfa. La huelga es un tema que se va a tratar en la asamblea del jueves, pero espero no llegar a esa decisión y que haya cordura”.

ASAMBLEA DEL JUEVES

LaLiga ha convocado a sus clubes a una Asamblea Extraordinaria el jueves 27 de octubre, "con el objetivo de analizar" la situación actual de la futura nueva Ley del Deporte, "así como valorar y decidir posibles acciones", indicaron este martes desde la patronal. La patronal ha reforzado su discurso mediático después de la retirada a última hora de las enmiendas que habían pactado con los principales partidos políticos.

Noticias relacionadas

Una pretendía dar capacidad a LaLiga y la RFEF para vetar a un club si este participaba en una competición internacional no reconocida por la UEFA o FIFA. La segunda buscaba evitar la inseguridad jurídica a la hora de explotar los bienes y derechos por parte de LaLiga (en relación con CVC). Y la tercera estaba dirigida a mantener el contenido del actual art. 46 de la ley actual, según el cual, el CSD, ante cualquier modificación normativa de la RFEF sobre el fútbol profesional, requerirá informe previo y favorable de LaLiga.

El mismo que no apareció en el partido entre el Real Madrid y el Sevilla, una ausencia que ni el propio Pepe Castro, presidente de la entidad hispalense, fue capaz de justificar ante las preguntas de Movistar+. Lo que sí hizo fue cerrar filas sobre la postura común del 95% de los clubes de LaLiga. “Estamos al lado de una ley que no interponga problemas a la creación de negocio. Tenemos una liga potente, de las más de Europa. No se puede poner trabas. Hay frases concretas que deben cambiar para que todos los clubes tengan las mismas oportunidades. Sobre todo, que sea la meritocracia la que sea capaz de conseguir resultados deportivos en España y en Europa”, sentenció Castro.