FÚTBOL

El clásico de las 'palancas': así han capeado la crisis Real Madrid y Barcelona

Los dos grandes clubes de España, que este domingo disputan en el Bernabéu el primer clásico del año, han recurrido a la venta de activos para soportar el impacto de la crisis

Los presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, y el Real Madrid, Florentino Pérez.

Los presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, y el Real Madrid, Florentino Pérez. / EPE

3
Se lee en minutos

En esas quinielas que se elaboran en diciembre sobre cuál ha sido la palabra del año, habrá una que destaque sobre las demás en el contexto del fútbol español: palanca. El presidente del Barça, Joan Laporta, popularizó ese sustantivo como eufemismo de sus operaciones de rescate de la maltrecha economía azulgrana. Lo que esconde el término palanca, escrito ya en cursiva, en la venta de activos presentes y futuros de la entidad –y los consecuentes ingresos que llevan aparejados– a cambio de liquidez. O, dicho de otra manera, vender una parte del club a cambio de dinero.

El Barça ha sido el rey de estas maniobras, aunque quien abrió la veda fue LaLiga con su acuerdo con CVC (39 clubes vendieron un porcentaje de sus derechos de televisión durante 50 años, a cambio de una cantidad total cercana a los 2.000 millones de euros), al que no se sumaron ni los azulgrana ni su rival de este domingo en el clásico del Bernabéu, el Real Madrid (tampoco Athletic e Ibiza). El club que preside Florentino Pérez, no obstante, también ha activado sus propias palancas, aunque el propósito haya sido distinto en un caso y otro.

867 millones de euros

El Barcelona ha vendido activos por un valor que casi iguala al de sus ingresos totales de una temporada ordinaria. El importe de sus palancas ha alcanzado los 867 millones de euros, aunque no importaba tanto el montante total como su reflejo en el límite salarial que tiene LaLiga. Básicamente, el Barça ha vendido tanto como ha necesitado para poder reforzar la plantilla al gusto de Xavi, con incorporaciones como Lewandowski, Raphinha, Koundé...

Esos 867 kilos proceden de la venta, en dos tantas, del 25% de los derechos de televisión durante 25 años –la empresa Sixth Street es la que se ha hecho con la explotación de esos activos– y de la venta del 49% de la filial Barça Studios, también en dos operaciones diferentes.

"Las palancas han demostrado que el Barça está vivo y que tenemos una gran capacidad para atraer capital y para generar ingresos. Y, lo más importante, sin perder la independencia respecto a nuestro modelo de gobernanza y modelo de propiedad", aseguró hace unos días Laporta.

Explotación del Bernabéu

El Real Madrid, por su parte, utilizó el recurso de la venta de activos para garantizar la financiación de la faraónica reforma del Santiago Bernabéu, actualmente en marcha. La empresa estadounidense Legends, cuya matriz es también Sixth Street y especializada en la explotación de recintos deportivos, se quedará con el 20% de los ingresos del estadio durante 25 años, a cambio de unos 400 millones de euros.

Noticias relacionadas

"Nuestra gestión ha estado centrada en la contención de gastos. Por eso, nos hemos asociado con Sixth Street Legends para realizar la gestión del estado, subir los ingresos y hacerlo más rentable. Ellos son los mejores del mundo y el acuerdo, por los próximos 20 años, nos facilitará tener solidez financiera gracias a la realización de distintos eventos en el mismo estadio", explicó Pérez en la reciente asamblea con sus socios.

Todas estas operaciones, además, han recibido un respaldo mayoritario de los socios compromisarios de ambas entidades, reunidos en asamblea en las dos pasados fines de semana. En realidad, son pan para hoy y hambre para mañana, pero a ambos les han servido para capear en cierta medida la crisis del Covid-19. Sobre todo al Barcelona, pero también al Madrid.