Fútbol

Lewandowski impone su ley en Mallorca

Un gol del delantero polaco desencalló a un Barça poco brillante en Son Moix

4
Se lee en minutos
Jordi Carné

El Barça inició el ‘tourmalet’ previo al Mundial de Catar con una victoria más trabajada que lucida en Son Moix. Un gol de Lewandowski allanó el camino en un compromiso en el que el cuadro culé no logró imponerse con autoridad y acabó pidiendo la hora (0-1). Los de Xavi dieron, con su sexto triunfo consecutivo en la competición doméstica, el pistoletazo de salida a un mes y medio de máxima exigencia en el que el calendario no concederá treguas ni perdonará desconexiones.

Era el momento de ratificar que, tal como describió Xavi, el Barça tiene “un plantillón”. En el primer encuentro de la ‘cuesta de octubre’, el fondo de armario estaba obligado a demostrar que está capacitado para lucir en cualquier escenario. El Mallorca de Javier Aguirre, liderado por Vedat Muriqi y Kang-in Lee –una de las mejores sociedades de la competición doméstica–, examinaba a futbolistas como Gerard Piqué, Jordi Alba o Franck Kessie, que no habían tenido demasiado protagonismo en los compases iniciales del curso. Ansu Fati, titular por primera vez en Liga, también tenía una oportunidad excelente para redimirse después de un parón de selecciones duro para él al no ser convocado por Luis Enrique. Alejandro Balde fue el escogido como recurso de urgencias en el lateral derecho y cumplió sin estridencias pese a sufrir algún pequeño error de concentración.

Fue una noche apacible en Palma. Con una temperatura más que agradable y un guion de partido que sonrió a ‘El Vasco’ hasta que quiso Robert Lewandowski. El Mallorca se sentía cómodo instalado en su propio campo y lanzando transiciones rápidas. Kang-in y Ruiz de Galarreta lo intentaron con disparos que no encontraron portería. La defensa azulgrana, sólida, tuvo que ponerse el mono de trabajo para blindar el área visitante. Los destellos de Dembélé y Ansu Fati no fructificaban y la línea de cinco balear no concedía espacios, pero el delantero polaco, enamorado de la isla desde que la conoció, lo hizo todo más fácil. Una vez más, fue agua en el desierto.

La isla de Lewandowski

‘Lewy’ recibió un pase de Ansu Fati, recortó para zafarse de Valjent y batió a Rajkovic con un disparo inapelable. Son Moix, animado hasta entonces, enmudeció. Solo los ‘chispazos’ de Lee lograron animar a unos seguidores que presenciaron un rato de dominio de balón culé desde el minuto 20 hasta que el Mallorca intentó rebelarse contra la aciaga situación. La retaguardia del Barça frustró todos sus intentos y, donde no llegó la defensa, lo hizo Ter Stegen. El arquero alemán efectuó una gran intervención para evitar el tanto de Jaume Costa. El portero volvió a ser decisivo con una reacción espectacular bajo palos. Un delantero que marca y un portero que para; el fútbol, a veces, puede ser muy sencillo.

El partido se complicó para el conjunto azulgrana en los instantes postreros del primer acto. Los dos centrales del Barça –Piqué y Christensen– fueron amonestados y Óscar Hernández, hermano y ayudante de Xavi, fue expulsado por una protesta al árbitro tras una falta sobre Gavi que no señaló. Sobre el terreno de juego, sin embargo, hubo mucho ruido y pocas nueces antes del descanso. El equipo culé no estuvo cómodo, pero conservó la ventaja sin sufrir en exceso. Lo hizo algo más en el inicio de la reanudación, cuando Muriqi y Antonio Sánchez estuvieron cerca de ver puerta. La respuesta que llegó desde el banquillo catalán no pudo ser más significativa: Pedri empezó a realizar ejercicios de calentamiento. Los azulgranas echaban de menos el balón. Necesitaban al canario y, hasta que no entró pasada la hora de juego, un disparo de Kessie desde fuera del área fue la única ocasión que contabilizaron.

Noticias relacionadas

También ingresó en el 'verde' Raphinha, pero el brasileño no fue capaz de marcar diferencias. Los minutos fueron transcurriendo sin que sucediera prácticamente nada. La posesión del Barça fue estéril y el Mallorca consiguió llegar al último cuarto de hora con opciones reales de arañar algún punto. Este era el plan de Aguirre. Y, claro está, los suyos dieron un paso adelante en busca del empate. El 'buscavidas' Muriqi, con un chut muy desviado, y Kang-In, mediante un disparo cruzado, pusieron el miedo en el cuerpo barcelonista. Al Barça le tocó sufrir, apretar los dientes aguantar el chaparrón. Las sensaciones finales no fueron buenas, pero el marcador no se movió.

La noche tuvo un final feliz para el conjunto barcelonista: el dominio de las áreas decantó la balanza. El 'tourmalet' empezó con un triunfo de resistencia en las Islas Baleares. Los seguidores bermellones, por su parte, despidieron a sus futbolistas con una ovación atronadora con la que premiaron su esfuerzo. El Mallorca se quedó sin puntos, pero reforzó una idea que promete alegrías en el futuro a corto plazo.

Ficha técnica

0- RCD Mallorca: Predrag Rajkovic; Pablo Maffeo, Martin Valjent, Antonio Raíllo, José Copete, Jaume Costa (Brian Cufré, 77'); Iddrisu Baba, Iñigo Ruiz de Galarreta, Antonio Sánchez (Dani Rodríguez, 67'); Kang-in Lee, Vedat Muriqi.

1- FC Barcelona: Marc-André ter Stegen; Alejandro Balde, Gerard Piqué, Andreas Christensen, Jordi Alba; Sergio Busquets, Franck Kessie (Pedri, 67'), Gavi; Ousmane Dembélé, Robert Lewandowski, Ansu Fati (Raphinha, 67').

Gol: 0-1, Robert Lewandowski (min.20).

Árbitro: Jesús Gil Manzano (comité extremeño). Amonestó a Jaume Costa (Mallorca) y a Christensen, Piqué, Kessie y Sergio Busquets (Barça). Expulsó con tarjeta roja directa a Óscar Hernández, entrenador asistente del Barça.

Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de la Liga Santander 2022/23 disputado en Son Moix.