EUROBASKET 2022

España corona su fe con un oro espectacular

La selección conquista su cuarto título europeo dominando de principio a fin a Francia en la final (88-76) | Juancho Hernangómez se erigió, con sus 27 puntos, en el héroe de una noche colectiva memorable

3
Se lee en minutos
Luis Mendiola

Cuando entra en juego el compromiso, el trabajo y la ilusión, las etapas de transición no existen. La medalla de oro de España en el Eurobasket 2022 perdurará en el tiempo como la prueba. Es un oro gigantesco. Un recuerdo imborrable para transmitir de generación en generación. A donde no fue capaz de llegar el talento individual de las grandes estrellas, muchas de ellas dominantes en la NBA como Antetokounmpo (Grecia), Doncic (Eslovenia) o Jokic (Serbia) llegó el deseo de un colectivo empeñado en honrar a su reciente historia con una victoria grandiosa y espectacular frente a Francia (88-76).

La medalla de oro que conquistó este domingo la selección tiene un valor incalculable. La generación de Gasol, Reyes y Navarro, tocó la cima por su enorme talento. La nueva familia ensamblada por Scariolo en tiempo récord, con siete debutantes en el torneo, ha dinamitado todas las expectativas. Nadie creía en el éxito más allá del vestuario. Pero la fe del grupo de Scariolo fue capaz de mover montañas.

Juancho Hernangómez fue el héroe inesperado de la noche. El factor sorpresa. Acabó el partido con 27 puntos y una serie sensacional de 7 de 9 en triples para completar el mejor partido de su vida. El premio de MVP fue merecido. Pero a su lado, fueron apareciendo todos los héroes del equipo de Scariolo: Willy Hernangómez (14 puntos, 8 rebotes), elegido MVP del torneo, Lorenzo Brown (14 puntos y 11 asistencias), Jaime Fernández (13) o Alberto Díaz (8), una vez fundamental saliendo desde el banquillo.

Un vendaval

No existían dudas sobre el gen competitivo de la selección. Pero su puesta en escena y sus primeros 20 minutos superaron cualquier expectativa. España fue un ciclón. Enganchada al arrollador acierto desde el triple de Juancho Hernangómez la selección fue cimentando su confianza hasta vivir momentos de auténtica locura. El flamante alero de los Raptors falló su primer triple. Pero luego encadenó seis para disparar las diferencias de la seleccionador hasta los 21 puntos (47-26), mientras el seleccionador Vincent Collet no paraba de mover su banquillo en busca de una respuesta, que no acababa de llegar. Lo intentó con una zona, que Juancho destrozó con sus lanzamientos.

Esa tremenda eficacia se conjugó en la selección española con un excelente trabajado de ayudas y anticipación en defensa, negándole el balón a Rudy Gobert, pieza determinante para los esquemas franceses. Y con la aparición también interesante de Willy Hernángomez en la zona. Pero el vendaval español acabó por amainar y Francia encontró un respiro a través de Evan Fournier, el alero de los Knicks, responsable principal del arreón francés hasta el final del primer tiempo, un parcial de 0-11, que le devolvió la vida (47-37).

Máxima tensión

El cambio de escenario devolvió la fuerza al equipo francés que volvió a apretar el marcador con un enorme despliegue físico (51-46) aprovechándose de unos minutos de dudas de los jugadores de Scariolo. La aparición en esos instantes de Jaime Fernández, con dos triples providenciales, sin embargo, permitió recuperar sensaciones y presentarse en los últimos diez minutos de nuevo con todo bajo control (66-57) y con una Francia cada vez más nerviosa y con menos ideas.

Solo Evan Fournier y en algunos instantes Heurtel se atrevieron a responder al desafío de la selección, intentando volver a engancharse al partido. Pero de nuevo Juancho Hernangómez volvió a aparecer, en los últimos minutos, para allanar el camino de un triunfo espectacular, inimaginable cuando empezó el torneo, pero absolutamente merecido tras una soberbia final.    

Noticias relacionadas