FÚTBOL FEMENINO

El Gobierno pone fin a la huelga de las árbitras con un millón de euros

El CSD aportará 350.000 euros durante tres temporadas que irán destinados un fondo fin de carrera y la RFEF, a su vez, pondrá esa misma cantidad para compensar la diferencia entre las exigencias económicas de las colegiadas y la oferta de la Liga F

Marta Frías, José Manuel Franco, Luis Rubiales y Yolanda Parga, tras el acuerdo.

Marta Frías, José Manuel Franco, Luis Rubiales y Yolanda Parga, tras el acuerdo. / Rfef

2
Se lee en minutos

Las árbitras de la Liga F han dado por finalizada su huelga y pitarán con normalidad la jornada de este fin de semana. El Gobierno ha intervenido de manera directa para poner fin al parón, aportando un millón de euros de fondos públicos para paliar la diferencia entre las exigencias salariales de las colegiadas y la oferta de los clubes.

Según ha comunicado la RFEF y confirman el resto de actores, el Consejo Superior de Deportes (CSD), "en el marco de un acuerdo para seis temporadas", aportará durante las tres primeras "una cantidad de 350.000 euros extras por año que irá destinada a un fondo mutual individualizado del que las árbitras podrán disponer una vez finalizada su carrera profesional".

"Además, la RFEF aportará la misma cantidad durante los tres primeros años a la LPFF mediante el Convenio de Coordinación para ser destinados íntegramente a los clubes para hacer frente de los arbitrajes de la competición", añade el comunicado. Es decir, durante tres temporadas el mismo dinero extra que el CSD aporta a ese fondo lo aportará también la RFEF para pagar parte de los arbitrajes.

Franco y Rubiales

Este acuerdo ha llegado después de las conversaciones discretas y fuera de los focos que han mantenido durante el miércoles el Gobierno y la RFEF. Fuentes conocedoras de las negociaciones destacan el papel jugado por el presidente del CSD, José Manuel Franco, en la resolución del embrollo, después de tres reuniones fallidas entre el lunes y el martes.

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, también se ha implicado personalmente en las conversaciones de este miércoles, después de que ambas instituciones delegaran en sus equipos de trabajo las negociaciones de los días anteriores.

Noticias relacionadas

El salario final de las árbitras será de 25.000 euros brutos y el de las asistentes de 16.000, a lo que se sumarán esos 350.000 euros extra cuyo reparto entre árbitras, asistentes, cuartas árbitras e informadores no ha sido detallado. A eso hay que sumar el incremento del fondo mutual para cuando finalice su carrera en los terrenos de juego.

De este modo, la huelga de la árbitras quedará limitada a la primera jornada de la Liga F y a los dos partidos de la Copa de la Reina disputados esta semana en los que han participado equipos de la máxima categoría. La primera edición de la liga profesional femenina podrá comenzar este fin de semana.