Atletismo

España se queda en la puerta de las medallas del 3.000 obstáculos con el cuarto puesto de Dani Arce

Sara Gallego también se tuvo que conformar con la medalla de chocolate en la final de los 400 vallas

España se queda en la puerta de las medallas del 3.000 obstáculos con el cuarto puesto de Dani Arce
2
Se lee en minutos
Gerardo Prieto

La cuarta plaza de Dani Arce y la sexta de Sebas Martos en la final de 3.000 obstáculos, más el cuarto lugar de la barcelonesa Sara Gallego en la final de 400 vallas, sumó tres finalistas más para la delegación española, acostumbrada hasta este viernes a finalizar la jornada con alguna muesca más en el casillero, siete de momento a la espera de los 20K marcha de este sábado, los 800 del domingo con Mariano García, y los relevos 4x400 en hombre y mujeres y 4x100 en mujeres en jornada de tarde.

Dani Arce estuvo rápido en responder al ataque de los obstaculistas italianos Osama Zoghlami y Ahmed Abdelmahed a media carrera y aguantó, junto con Martos, hasta el cambio del finlandés Topi Raitanen en la última vuelta para llevarse el título y dejar descolgados a los dos españoles de la pelea por la medallas.

Espectacular Manuel Guijarro

Las buenas noticias llegaron en la jornada matinal con la brillante clasificación del cuarteto de relevistas, con una última posta espectacular de Manuel Guijarro, ganando su serie clasificatoria y mostrando claramente su candidatura al podio.

La relevistas españolas del 4x100 y 4x400 se clasificaban, por tiempos con la mejor marca de la temporada del relevo largo, y por puestos en el corto, con una exhibición de cambio en las postas. Lo mejor estaba por llegar con la exhibición de Mariano García, visiblemente recuperado de su calado en Eugene.

La Moto MG

El 800 también existe, no solo sobrevive el atletismo español de la marcha, el maratón y el 1.500. La doble vuelta a la pista también aporta títulos para los ibéricos, en especial en las últimas décadas. Sin ir tan lejos, ̈La Moto García es el vigente campeón del mundo bajo techo, el de las 4 vueltas, hace tan solo cinco meses en Belgrado, tras una temporada invernal que incluyó su mejor marca personal con victoria en los Milrose Games de Nueva York, 1.45.12.

Pese a los antecedentes invernales, el corredor murciano gripó en Eugene a las primeras de cambio. Pero por lo visto ayer en semifinales, a Múnich llega con su máquina reparada y preparada. García ofreció anoche una lección táctica insuperable para ganar su semifinal en 1.46, por delante del campeón del mundo de 1.500, el británico Jake Wihtgman, verdugo del bestial mediofondista noruego Jakob Ingebrigtsen en el Mundial de Oregón.

Salió a cola del pelotón para evitar tropezones, se puso en cabeza antes de la segunda vuelta cuando vio que el ritmo flojeaba y corrió hasta el final por la calle uno, cambiando de ritmo cada vez que alguien intentaba superarle por fuera. Recordó al corredor valiente, decidido y en forma de Belgrado, listo para la final del domingo (19.40 h, Teledeporte).

El apodo La Moto viene del gesto de imitar con el pie el arranque a pedal de una supuesta moto, acelerar con el puño y ronronear con la boca apretando los dientes, cuando es presentado antes de la salida. El show de Mariano se ha hecho popular entre sus compañeros y anoche la televisión alemana volvió a recrearse en el gesto del murciano, como hiciera en la primera eliminatoria del pasado jueves.

Noticias relacionadas