HASTA OCTUBRE

La Superliga gana tiempo para defender su nombre frente a la liga de Dinamarca

La competición liderada por Florentino Pérez ha solicitado la ampliación del plazo de alegaciones tras la denuncia de copia de la Superligaen danesa ante la Unión Europea

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid y líder de la Superliga.

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid y líder de la Superliga. / Europa Press

4
Se lee en minutos

El conflicto abierto entre la Superliga que lidera Florentino Pérez y la Superligaen danesa se extenderá durante algunos meses más de lo previsto. El proyecto de competición continental, denunciado por copia de la marca ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), ha solicitado la ampliación del plazo para presentar alegaciones, que en principio finalizaba este viernes 5 de agosto.

Una petición que ha sido aceptada por el organismo de patentes y que alargará dicho periodo hasta el 4 de octubre. La normativa de la EUIPO recoge que, en este tipo de procesos, la primera solicitud unilateral para ampliar los plazos de entrega de documentación es, por regla general, aceptada de manera automática. Existe margen para nuevas ampliaciones a partir de octubre, pero en tal caso deberán estar sujetas a circunstancias excepcionales para ser aceptadas por la EUIPO.

La ampliación del plazo de alegaciones fue comunicada de manera formal a las partes el pasado miércoles, tras la solicitud recibida por parte de Isern Patentes y Marcas SL, el representante legal designado por European Super League Company semanas después de que la liga danesa iniciara su disputa legal para impedir que el proyecto alternativo a la Champions usara la marca The Super League.

La disputa arranca en abril de 2021, cuando los entonces 12 clubes fundadores de la Superliga (pronto se quedarían en tres: Real Madrid, Barcelona y Juventus) registraron esa marca ante la EUIPO, apenas tres días antes de anunciar públicamente su lanzamiento, causando una enorme conmoción en el fútbol continental.

La denuncia

En el mes de julio, la liga danesa reacciona al registro de la marca The Super League mediante un escrito de oposición dirigido a la EUIPO, cuya sede se encuentra en Alicante. En su comunicación al organismo europeo, desde Dinamarca argumentan que poseen la licencia de uso del término Superligaen desde 2013 (denominación que venían utilizando desde 2010) y que la creación de una liga con un nombre casi idéntico puede perjudicarle, dado que se presta a confusión.

Esgrimía Superligaen que la similitud semántica y visual de las dos marcas induce a la confusión de sus clientes y que la nueva competición podría aprovecharse de su marca o, al contrario, dañar su prestigio.

El 2 de septiembre, y sin más oposiciones de terceros, la EUIPO admitió a trámite el recurso de la Superliga danesa. La reacción de la empresa que manejan Real Madrid, Barcelona y Juventus fue ponerse en manos del despacho especializado Isern Patentes y Marcas, con sede en Barcelona, para defender sus intereses en este proceso. Movimiento que ya entonces denotaba la preocupación que genera en los tres clubes la reclamación formulada por la liga danesa.

Una vez admitida a trámite la oposición formulada por Superligaen, la EUIPO abrió durante dos meses el llamado periodo de "enfriamiento", un lapso de tiempo destinado a que las dos partes litigantes pudieran ponerse de acuerdo y suspender así el procedimiento. Este tipo de procesos intermedios están destinados normalmente a que las partes alcancen un acuerdo económico para que el demandante retire su reclamación y el demandado pueda cumplir sus objetivos con la nueva marca que había registrado.

22 meses más

La voluntad de negociación quedó clara en un documento posterior que tanto European Super League Company como Superligaen remitieron a la EUIPO para ampliar en otros 22 meses en periodo de "enfriamiento" para alcanzar un acuerdo. Tras dicho movimiento, la ventana para el acuerdo se amplió de manera automática casi dos años más, gozando de margen hasta el 7 de septiembre de 2023 para alcanzar un posible acuerdo.

El litigio, por tanto, parecía que iba a quedarse en un limbo de negociaciones durante muchos meses. Sin embargo, tras dos meses y medio de conversaciones, Dinamarca estimó que no había posibilidad de alcanzar un pacto que le satisficiera y optó por romper la baraja. Las normas de la EUIPO dictan que el periodo de "enfriamiento" se rompe de forma automática e irreversible si alguna de las partes así lo solicita, de manera unilateral.

Rota la tregua, el proceso retomó sus cauces formales de cara a un definitiva resolución por parte del organismo comunitario. El final del periodo de alegaciones, este viernes, debía cerrar la intervención de las partes y la defensa de sus tesis, para pasar a la deliberación y decisión definitiva por parte de la EUIPO.

No obstante, la maniobra de la Superliga europea aplazará este proceso durante un par de meses más. Si la EUIPO acabara por dar la razón a la principal competición danesa de clubes, el proyecto de competición de Madrid, Barça y Juventus estaría obligado a buscar un nuevo nombre comercial, en caso de que siguiera adelante.

El gran frente judicial

Compás de espera, por tanto, al igual que sucede con la gran batalla que juegan Florentino Pérez y compañía: la que se dilucidará en Tribunal de Justicia de la Unión Europea. La vista prejudicial sobre si UEFA y FIFA incurren en abuso de posición y monopolio al frenar las intenciones de la Superliga quedó vista para sentencia a mediados de junio.

El fallo, en todo caso, en ningún caso llegará antes de 2023. Para el 15 de diciembre llegará el dictamen del abogado general del caso, que si bien no es vinculante sí tiende a ser coincidente con las decisiones que acaba adoptando el tribunal radicado en Luxemburgo.

Noticias relacionadas