CICLISMO

Los 10 favoritos para ganar el Tour de Francia 2022

Tadej Pogacar, ganador de las dos últimas ediciones, es el máximo aspirante a levantar los brazos el próximo 24 de julio en París, con Primoz Roglic y Jonas Vingegaard como principales adversarios

Jonas Vingegaard, Tadej Pogacar y Richard Carapaz en el podio del Tour de Francia 2021.

Jonas Vingegaard, Tadej Pogacar y Richard Carapaz en el podio del Tour de Francia 2021. / Reuters

7
Se lee en minutos

El Tour de Francia 2022 arranca este viernes 1 de julio con una contrarreloj de 13 kilómetros por las calles de Copenhague y finalizará el domingo 24 de julio con la clásica llegada al sprint en los Campos Elíseos de París. Serán en total 21 etapas, las tres primeras en Dinamarca y las siguientes en Francia (con incursiones en Suiza y Bélgica) en las que Tadej Pogacar tratará de revalidar el título que con tanta contundencia ganó en 2021. El joven prodigio esloveno es el principal aspirante a vestirse de amarillo en París, pero contará con oponentes de las talla de Primoz Roglic, Jonas Vingegaard y Geraint Thomas. La mejor baza española, en ausencia de Mikel Landa, será Enric Mas.

Tadej Pogacar

El ganador de las dos últimas ediciones es sin lugar a dudas el máximo favorito entre los 176 corredores llamados a tomar la salida en Copenhague. Con 23 años, tiene ante sí el reto de convertirse en el noveno corredor de la historia que suma tres Tours en su palmarés y en el sexto que lo logra en ediciones consecutivas. Llega tras una primera mitad de temporada impecable, en la que he ganado las tres pruebas por etapas que ha disputado (Tirreno, UAE y Eslovenia), además de Strade Bianche y un debut prometedor en las pruebas de adoquines. Tendrá a su disposición un equipo muy potente, con gregarios de la talla de Marc Hirschi, Brandon McNulty, Rafal Majka, George Bennett y el español Marc Soler.

El ciclista esloveno Tadej Pogacar, en una fotografía de archivo.

/ EFE

Primoz Roglic

El ganador de las tres últimas ediciones de La Vuelta intentará, a los 32 años, saldar su cuenta pendiente con el Tour. En 2020 perdió el amarillo ante Pogacar en la histórica cronoescalada a La Planche des Belles Filles y en 2021 se vio obligado a abandonar tras no poder superar una caída en la tercera etapa. Su aproximación a la Grande Boucle ha sido tan notable como de costumbre, ganando París-Niza y Dauphiné, ambas mediante exhibiciones de un Jumbo-Visma que un año más se presenta como el bloque más potente de cuantos tomarán la salida. Pocas dudas puede haber de que Roglic se merece ganar un Tour, pero su problema es el mismo que en los dos últimos años: su compatriota Pogacar.

Primoz Roglic.

/ EFE

Jonas Vingegaard

El escalador danés fue la gran revelación del Tour de 2021, en el que contra todo pronóstico finalizó en segunda posición. Vingegaard partía como gregario de Roglic, pero la caída en desgracia del esloveno le dio carta blanca y la aprovechó para colarse en el podio. Pese a ello, el ciclista de 25 años repite en esta edición su rol inicial al servicio del jefe de filas del Jumbo-Visma. Este curso ha sido segundo en Tirreno y Dauphiné (tras Roglic) y sexto en País Vasco. La opción de jugar a dos bandas carga de esperanzas al equipo neerlandés, con un bloque en el que también destacan Wout Van Aert, Sepp Kuss, Steven Kruijswijk y Tiejs Benoot.

Vingegaard y Roglic en el Dauphiné.

/ Agencias

Geraint Thomas

Junto a Pogacar y un Chris Froome ya a un nivel muy discreto, el galés completa el trío de ex ganadores que tomarán la salida en Copenhague. Ya tiene 36 años y no ha ofrecido un gran rendimiento en una vuelta de tres semanas desde 2019, cuando fue segundo en el Tour. Sin embargo, su currículum y su reciente victoria en la Vuelta a Suiza obligan a tenerle en cuenta, así como la ausencia de un líder claro en el Ineos-Grenadiers, debido a la grave caída que sufrió en invierno Egan Bernal y la decisión de Richard Carapaz de no participar en este Tour. Con todo, alcanzar el podio sería un resultado magnífico para Thomas.

Geraint Thomas.

/ Efe

Daniel Felipe Martínez

La otra gran baza del Ineos para este Tour (con permiso del británico Adam Yates) es el escalador colombiano, que reivindicó con contundencia su estatus privilegiado ganando la Vuelta al País Vasco tras haber sido tercero en París-Niza. También hizo top5 en Lieja y Flecha Valona, completando una gran primavera. Con 26 años, parece estar en el momento perfecto para dar un salto de calidad, tras haber acabado quinto el Giro de 2021, en el que estuvo al servicio de Egan Bernal. Buen contrarrelojista además de acreditado escalador, pone también en juego su estatus, ya que la incierta recuperación de Bernal y la probable marcha de Carapaz reconfigurarán las jerarquías del Ineos en 2023.

Daniel Felipe Martínez.

/ Efe

Enric Mas

Recién renovado por el Movistar Team hasta 2025, el ciclista balear será un año más la mejor baza española en el Tour. Más todavía en esta edición, en la que Mikel Landa no tomará la salida tras su podio en el Giro y tampoco lo harán Pello Bilbao, Alejandro Valverde, Juan Ayuso y Carlos Rodríguez. Quinto en 2020 y sexto en 2021, además de dos veces segundo en La Vuelta (2018 y 2021), el objetivo de Mas será acercarse al podio, para lo que contará con el apoyo total de su equipo, incluyendo a hombres como Carlos Verona, Matteo Jorgenson y Gorka Izagirre, aunque sin Iván García Cortina y Alex Aranburu, dos decisiones sorprendentes. Las caídas han marcado su preparación para el Tour, mermando su capacidad para obtener buenos resultados, pero ya parece recuperado para competir al máximo nivel.

Enric Mas.

/ Archivo

Aleksandr Vlasov

El ciclista ruso, que ahora compite sin bandera por la Guerra de Ucrania, hará su debut en el Tour a los 26 años. La inexperiencia en la carrera puede jugar en su contra, pero ya ha demostrado que es un corredor solvente, cuarto el año pasado en el Giro. Será el jefe de filas de un Bora-Hansgrohe que pasa por ser uno de los bloques más potentes de cuantos tomarán la salida en Copenhague. Tendrá a su servicio a gregarios de la talla de Lennard Kämna, Max Schachmann y Patrick Konrad para tratar de asaltar el podio más codiciado del ciclismo mundial. Viene de ganar Romandía y Comunidad Valenciana y de hacer un gran papel en País Vasco (tercero) y UAE (cuarto).

Aleksandr Vlasov.

/ Efe

Ben O'Connor

El escalador australiano ha dado al fin el gran paso al frente que se esperaba de él. A los 26 años, se ha consolidado ya como uno de los mejores hombres en montaña del pelotón. Fue cuarto en el pasado Tour y este año ha realizado una buena progresión, que le ha llevado a acabar tercero en Dauphiné, solo por detrás de los intratables Roglic y Vingegaard. Fue también quinto en Romandía, sexto en Cataluña y séptimo en Andalucía. Puede faltarle ayuda dentro de un Ag2r más solvente en pruebas de un día que por etapas, pero ya ha demostrado que es capaz de desenvolverse con eficacia sin necesidad de estar muy arropado.

Ben O'Connor.

/ Archivo

Jack Haig

Con permiso de Damiano Caruso (segundo en el Giro de 2021), el australiano es la gran baza del siempre poderoso Bahrain-Victorious para este Tour. Ya lo iba a ser en la pasada edición, pero una caída le obligó a abandonar, desilusión que compensó meses después en La Vuelta, que finalizó en tercera posición. Fue la primera vez, ya con 28 años, en que confirmó de verdad las expectativas que había sobre él. Su primavera ha sido correcta, sin alardes, con buenas actuaciones en Andalucía (sexto), París-Niza (sexto) y Dauphiné (quinto). Puede faltarle apoyo en la montaña, en un equipo con buenos corredores (Luis León Sánchez, Dylan Teuns, Matej Mohoric...) pero sin mucho empaque para esa faceta.

Jack Haig, a la derecha.

/ Archivo

Nairo Quintana

Ya no es ni mucho menos aquel escalador de época que tuteó a Chris Froome y alcanzó tres veces el podio del Tour, además de ganar un Giro y una Vuelta. Sin embargo, a los 32 años, Quintana todavía aspirar a ser protagonista en su gran cita del año e incluso ha confesado que aspira a un podio que no pisa desde 2016, seis años ya. Vive, de hecho, su mejor temporada desde el inicio de la pandemia, con apreciables resultados en París-Niza (quinto) y Cataluña (cuarto), además de ganar el Tour de los Alpes Marítimos y el de La Provenza. Esté mejor o peor, Nairo garantiza pelea, sea por un buen puesto en la general o por victorias de etapa.

Nairo Quintana.

/ Efe

Noticias relacionadas