INVESTIGACIÓN

El Gobierno investiga si la Federación de Tenis costeó un viaje a Japón de cuatro directivos y sus acompañantes

El Consejo Superior de Deportes (CSD) abre unas pesquisas tras la denuncia de un cargo federativo que alertó de que el presidente de la federación y otros tres dirigentes autonómicos disfrutaron de un viaje de más de una semana para presenciar una eliminatoria del equipo español de la Copa Federación

El presidente de la Real Federación Española de Tenis, Miguel Díaz Román (i)

El presidente de la Real Federación Española de Tenis, Miguel Díaz Román (i) / Mariscal

5
Se lee en minutos

El Consejo Superior de Deportes (CSD) investiga si la Real Federación Española de Tenis (RFET) costeó íntegramente el viaje de cuatro dirigentes del tenis nacional y sus respectivos acompañantes para presenciar una eliminatoria de la Copa Federación, la Davis femenina, que se celebró en Japón. 

Los hechos se remontan al 9 de febrero de 2019, cuando las jugadoras españolas se enfrentaban a las niponas en el cruce del torneo. De acuerdo a la denuncia remitida en septiembre de 2021 al CSD por parte del vicepresidente de la Federación de Tenis de Valencia, Mario Molina, el presidente de la Federación Española, Miguel Díaz, "diseñó, organizó y costeó enteramente" con dinero de la Federación el viaje a un total de ocho personas.

Entre ellas estaba el vicepresidente de la Federación, Felip Ródenas, y su hijo; el presidente de la Federación de Tenis de Madrid y vocal de la RFET, José Luis Rascón, y su esposa; y el presidente de la Federación catalana de tenis y asesor de la RFET, Jordi Tamayo, que viajó acompañado de su hijo. Por su parte, Miguel Díaz acudió junto a su esposa.

Dos miembros de la Junta

Se da la circunstancia de que en una Junta directiva de la legislatura anterior de la RFET -mucho antes del viaje- se había acordado que la representación internacional de la Federación se reduciría a "dos miembros de la Junta con sus respectivos acompañantes", por lo que de acuerdo al denunciante, se habría saltado esa norma.

Pero lo "grave" es que "aprovechando que el viaje era largo, fueron más tiempo del necesario, resultando un viaje mixto entre trabajo y turismo", prosigue el rescrito remitido al CSD y que obra en poder de este periódico. 

De hecho, de acuerdo a Molina, se habrían ido allí una semana antes de la eliminatoria. "Miguel Díaz dio la orden de proceder con los vuelos, las reservas de hotel y demás actividades, desde su comienzo, la semana anterior a la de la celebración de la eliminatoria", prosigue el escrito.

Rectificación

Tras el viaje, el CSD solicitó a la RFET la relación de personas que componían la expedición a Japón, lo que provocó la alarma en el presidente, que "rectificó", según la denuncia, "y se dirigió a los que le acompañaron para que retribuyesen alguna cantidad por motivo del viaje".

Según relata el denunciante a este diario, ante este requerimiento, Rascón pagó 3.000 euros a la RFET poco después del viaje, mientras Tamayo abonó 4.800, pero no lo hizo hasta octubre de 2021, después de que Molina le advirtiera de la falta de claridad en las cuentas en una reunión de la comisión delegada de la Federación.

Por su parte, el vicepresidente de la Federación, Felip Ródenas, sí le envió al denunciante el justificante de dos transferencias que realizó a la RFET por un total de 483 euros "como reembolso de su parte del viaje". "Es una cantidad a todas luces insuficiente para el pago" de la estancia de "dos personas en Japón", aprecia el vicepresidente valenciano.

No obtuvo respuesta

Molina ha tratado en reiteradas ocasiones de obtener una explicación por parte de la RFET sobre los gastos iniciales de aquel viaje, pero nunca obtuvo respuesta. De hecho, solicitó la revisión de la contabilidad, además de los balances de aquel ejercicio de 2019, desplazándose incluso a Barcelona, pero se le negó el acceso a esta información. 

"No se me permitió revisar nada más allá del ejercicio 2020, alegando que el ejercicio 2019 (y anteriores) ya había sido aprobado por Asamblea, y, por tanto, no se podía revisar", señala. 

Tanto en reuniones en la RFET como de forma escrita, el segundo responsable del tenis valenciano pidió explicaciones, pero les fueron negadas y, según denuncia, trataron de "desacreditar" su petición.

Por todo ello, Molina considera "imprescindible" que se le faciliten los datos de la fecha de salida y retorno a España de los directivos de la RFET, el desglose completo de los gastos incurridos y el importe devuelto por cada uno de los viajeros, si es que se hizo.

Así, pide al CSD que le permita acceder a las cuentas del ejercicio de 2019 con independencia de que por parte del propio Consejo se abra diligencias para esclarecer la situación, algo que ya están haciendo. 

Un portavoz del CSD ha confirmado a este periódico que, tras recibir la denuncia, están tratando de saber si efectivamente se hizo un uso irregular de los fondos de la Federación. "Se han iniciado las actuaciones pertinentes para esclarecer los hechos, que a día de hoy no han concluido", precisa un portavoz del Consejo.

Polémicas en las federaciones

Un portavoz del CSD confirma que se recibió "una queja" en relación con el viaje a Japón realizado por la delegación de la Federación Española de Tenis, al mismo tiempo que asegura que "se han iniciado las actuaciones pertinentes para el esclarecimiento de los hechos, que a día de hoy no han concluido".Entretanto, desde la Federación Española han evitado responder a las preguntas de este diario sobre el polémico viaje.

La investigación se conoce en plena polémica por la imputación de uno de los cargos que fue al viaje, el presidente de la Federación Madrileña, José Luis Rascón, por la decisión de autocontratarse con un sueldo mensual de 10.530 euros. 

Esta resolución habría provocado una supuesta desviación de fondos de 568.520 euros, según especifica la denuncia que presentó la fiscal de Madrid María Valencia Fernández, a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE ESPAÑA. Rascón deberá declarar el 5 de julio junto al gerente de la FTM, Juan Bautista Avendaño, también imputado por los mismos hechos

Proyecto de Piqué

Entretanto, el presidente de la RFET también se encuentra en el ojo del huracán después de que este medio publicara cómo maniobró para garantizar que la Federación votaba a favor del proyecto de la empresa Kosmos de Gerard Piqué para cambiar el formato de la Copa Davis. 

Pocos días antes de la votación clave de la Federación Internacional, el organismo presidido por Miguel Díaz cambió de criterio, decidiendo apoyar el proyecto. El propio presidente apartó al delegado internacional enviado a Orlando para la votación y lo sustituyó por el vicepresidente, Tomás Carbonell, después de que se lo pidiera el propio futbolista del F.C. Barcelona, tal y como atestiguan varios mensajes de WhatsApp de Díaz a los que tuvo acceso este diario. De hecho, Piqué trasladó a Carbonell de Barcelona a Florida en su avión privado.

Noticias relacionadas
Temas

Tenis