FÚTBOL

Bielsa o Valverde: el Athletic escoge entre su pasado lo mejor para su futuro

  • El club bilbaíno celebra este viernes sus elecciones a la presidencia con tres candidatos: Ricardo Barkala y Jon Uriarte apuestan por el técnico español e Iñaki Arechabaleta lo hace por el argentino

  • Para el banquillo del primer equipo femenino, los tres aspirantes al sillón de Ibaigane se decantan por la continuidad de Iraia Iturregi

Marcelo Bielsa y Ernesto Valverde, los dos aspirantes a entrenar al Athletic.

Marcelo Bielsa y Ernesto Valverde, los dos aspirantes a entrenar al Athletic. / Agencias

6
Se lee en minutos

Es curioso. Los tres aspirantes a convertirse este viernes en el nuevo presidente del Athletic han enfatizado durante la campaña electoral la importancia de mirar al futuro. Lo normal, por otra parte. Lo curioso es que los tres han acabado mirando al pasado para construir ese futuro que imaginan. Al menos, en lo referente a quién ocupará el banquillo de San Mamés en la temporada que empieza en menos de dos meses. Que, no nos engañemos, acaba siendo lo que más importa a la mayoría de los 40.320 socios que están llamados a las urnas colocadas en la 'Catedral' entre las 9.00 y las 21.00 horas de este viernes.

Por un lado está Ernesto Valverde, entrenador rojiblanco en dos etapas, entre 2003 y 2005 y después entre 2013 y 2017, baza compartida por Ricardo Barkala y Jon Uriarte. Por el otro, Marcelo Bielsa, a los mandos del Athletic entre 2011 y 2013, as de la candidatura de Iñaki Arechabaleta. Sendas fuentes de gratos recuerdos para el aficionado rescatadas ahora por los candidatos a suceder a Aitor Elizegi en el sillón principal del Palacio Ibaigane, el palacete de la Alameda Mazarredo que ejerce de sede social del club.

El contexto de estas elecciones es el de una masa social fracturada después de tres años y medio de Elizegi como presidente. El exiguo margen de su victoria en 2018 (85 de votos de un total de 19.060 emitidos) y su torpeza en la forma de tomar y comunicar algunas de sus decisiones más importantes (mediáticas) propiciaron un clima de tensión continua que emponzoñaron la vida diaria del club. Ni la consecución de un título, la Supercopa de 2021, relajó los ánimos.

Varios reveses recibidos en asambleas generales terminaron de convencer a Elizegi para no presentarse a la reelección, dejando el camino despejado para nuevos candidatos que, tras la modificación de parte del articulado de la Ley del Deporte y de los propios estatutos del club, tan solo debían avalar con su patrimonio el 5% del presupuesto (unos siete millones de euros), en lugar del 15% exigido hasta ahora. Un factor decisivo para la presencia de tres candidatos diferentes.

La incertidumbre electoral (la fecha elegida ha sido muy criticada, por tardía) provocó también que Marcelino García Toral optara por echarse a un lado. Elizegi le ofreció incluso la renovación, pero él prefirió esperar a hablar con los candidatos y constató que ni para Barkala ni para Arechabaleta (Uriarte aún no había anunciado su candidatura) era la opción preferente, por lo que decidió dar por finalizada su etapa de año y medio en Bilbao.

Todos ellos coinciden en la vigencia de la filosofía rojiblanca (fichar solo jugadores vascos o formados en País Vasco, País Vasco francés y Navarra) y también en que Iraia Iturregi debe seguir siendo la entrenadora del primer equipo femenino. A partir de ahí, difieren en mayor o menor medida sobre sus proyectos. Dentro de lo que se puede diferir en un club con tantos elementos históricos arraigados en su esencia y los condicionantes que lleva aparejados, como el escaso mercado de fichajes al que puede acceder.

Ricardo Barkala.

/ Efe

RICARDO BARKALA

El primero que saltó a la palestra, hace ya varios meses, fue Ricardo Barkala, al frente del Puerto de Bilbao desde 2018. Es el candidato oficioso del Partido Nacionalista Vasco (PNV), un agente siempre activo en los procesos electorales del Athletic. Y casi siempre decisivo, aunque en los comicios anteriores no lo hubiese sido: brindó su apoyo tácito a Alberto Uribe-Echevarría, derrotado por Elizegi.

Barkala, de 67 años, es capitán de la Marina Mercante de profesión, pero desde los años 90 está dedicado a la política, bien como cargo público (siempre como candidato del PNV), bien como ejecutivo de empresas públicas. Entre otras responsabilidad, ha ejercido de primer teniente de alcalde de Bilbao, de viceconsejero del Gobierno vasco, de presidente del Consorcio de Aguas de Bizkaia y, ahora, de presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao.

El más veterano de los candidatos ha incorporado a su equipo a directivos de los tres últimos presidentes: García Macua, Urrutia y Elizegi. Para la dirección deportiva, se ha decantado la ex portera Ainhoa Tirapu para el femenino y para el masculino por Ramón Planes, ex secretario técnico del Barça y persona cercana a Valverde, con el que trabajó tanto en el conjunto azulgrana como en el Espanyol. 'Txingurri' ha sido finalmente el entrenador elegido en la candidatura de Barkala, que también mantuvo contactos con Mauricio Pochettino e incluso flirteo con la idea de recuperar la opción de Marcelino. Este jueves cerró su campaña anunciando que, si es elegido, el lunes pagará la cláusula de 22 millones de euros del osasunista Jon Moncayola.

Iñaki Arechabaleta.

/ Efe

IÑAKI ARECHABALETA

El segundo candidato que levantó la mano para mostrar su intención de presentarse a los comicios fue Iñaki Arechabaleta. En la actualidad trabaja como asesor del consejero delegado del Grupo Vocento, editor de varios diarios regionales, entre ellos 'El Correo', el de mayor tirada de Bizkaia, y donde ha trabajado las tres últimas décadas. Un cargo, en todo caso, que ha asegurado que abandonará si asume la presidencia del Athletic.

Apoyado en la vicepresidencia por el ex rector de la Universidad del País Vasco Iñaki Goirizelaia, Arechabaleta, de 63 años, ha decidido prescindir de la figura de director deportivo para poner todos los huevos en la cesta de Marcelo Bielsa. El 'Loco' es sin duda el factor diferencial de su candidatura: puede aglutinar el voto de todos los 'bielsistas', mientras que el de los 'valverdistas' se dividirá entre Barkala y Uriarte. Si esa dialéctica centra el voto del socio, tiene muchos boletos para ganar.

Con la baza del entrenador argentino y el ejército de fieles que conserva en Bilbao una década después, Arechabaleta confía en darle la vuelta a su 'derrota' en la primera vuelta. Fue el aspirante que menos avales presentó para formalizar su candidatura... aunque en las anteriores elecciones esa batalla la ganó Uribe-Echevarría y el presidente acabó siendo Elizegi.

Jon Uriarte.

/ Efe

JON URIARTE

Fue el último en anunciar que saltaba al ruedo electoral, la misma noche en que finalizó LaLiga y con solo una semana de margen para recoger avales. Pese a ello, fue quien más presentó con diferencia. Su edad (42 años) y su experiencia laboral (cofundador de la plataforma de venta de entradas Ticketbis) conceden a Jon Uriarte un perfil que le diferencia claramente de sus dos rivales, dos décadas mayores que él y con una trayectoria profesional más tradicional.

Abrazado también a Valverde, ha querido dotar a su candidatura de un perfil muy tecnológico, priorizando las redes sociales como vía de comunicación con el socio y destacando la apuesta por la innovación dentro del Athletic.

Su gran borrón es la apuesta fallida por Carlos Aviña como director deportivo. Lo presentó el miércoles por la mañana y esa misma noche prescindió de él, después de que se viralizaran tuits homófobos, machistas y racistas que había publicado hace una década. El proyecto deportivo queda descabezado, pero la ascendencia de 'Txingurri' en la afición bilbaína le sirve para disimular esa carencia.

Noticias relacionadas