FÚTBOL

La Feria de Abril cambia la fecha de la próxima final de la Copa del Rey

El encuentro se celebrará el 6 de mayo de 2023 en La Cartuja, una semana después de lo previsto ante su coincidencia con la fiesta sevillana

La Feria de Abril cambia la fecha de la próxima final de la Copa del Rey
2
Se lee en minutos

La final de la Copa del Rey de la próxima temporada se jugará finalmente el 6 de mayo de 2023, una semana más tarde de lo inicialmente previsto y acordado. El motivo del retraso del encuentro es la coincidencia con el último sábado de la Feria de Abril de Sevilla, uno de los días más importantes del año en la capital andaluza.

La Real Federación Española de Fútbol ha anunciado que va a proponer el cambio a su Comisión Delegada, responsable de las cuestiones relativas al calendario, y ha destacado que la modificación cuenta con el visto bueno de LaLiga, una cuestión que no es menor dado el habitual enfrentamiento de ambas instituciones.

Como viene ocurriendo desde la final del año 2020 (jugada en 2021 por la pandemia) y al menos hasta 2024, el sevillano estadio de La Cartuja es la sede designada para el encuentro que corona al campeón de España de fútbol. Allí se han coronado ya la Real Sociedad, el FC Barcelona y, hace apenas mes y medio, el Real Betis, vigente campeón.

En los últimos años, el mes de abril ha sido el elegido para disputar la final y para esta temporada, muy condicionada por la disputa del Mundial de Qatar en noviembre y diciembre, se había colocado la final el sábado 29 de abril, en el calendario acordado entre los diferentes agentes futbolísticos.

El problema de la fecha era la coincidencia con el último sábado de la Feria de Abril, lo que generaba dos problemas. El primero era el relativo a la disponibilidad de plazas hoteleras y al encarecimiento de las mismas dada la gran demanda de la ciudad ante dos eventos de esta envergadura.

Policía

La otra dificultad tenía que ver con la seguridad. Según detalla Efe, en la pasada Feria se formó un dispositivo de 1.500 agentes de la Policía Nacional y otros 500 de la Local, mientras que el operativo de seguridad de la final de Copa del 23 de abril, disputada por Betis y Valencia, requirió de unos 2.000 policías repartidos casi al 50% entre los dos cuerpos. Movilidad y limpieza eran otras dos preocupaciones de las autoridades locales.

Una de las propuestas del Ayuntamiento de Sevilla era adelantar la final al 15 de abril, antes del comienzo de la Feria, pero se trata de una semana con Champions y Europa League, lo que lo hacía inviable. La otra fecha propuesta era la finalmente aceptada: el 6 de mayo.

Ese día tenía el problema de que estaba reservado para la disputa de la 33ª jornada de LaLiga. Una dificultad que se resolverá en próximas fechas, pero que no debería tener excesivas complicaciones, debiendo solo buscar una fecha para los encuentros ligueros que disputen los dos finalistas.

Noticias relacionadas