'CASO SUPERCOPA'

Anticorrupción investiga a Rubiales y Piqué por corrupción en los negocios y administración desleal

La Fiscalía analiza si ha podido cometer delitos en relación con el contrato para la Supercopa en Arabia Saudí, en el que participó Gerard Piqué como comisionista, y el pago del alquiler de su vivienda

Anticorrupción investiga a Rubiales y Piqué por corrupción en los negocios y administración desleal
6
Se lee en minutos

Corrupción en los negocios y administración desleal son los delitos por los que la Fiscalía Anticorrupción investiga ya al presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, a la propia Federación y a la empresa Kosmos GLobal Holding S.L, propiedad del futbolista del F.C. Barcelona Gerard Piqué, en relación con el contrato para la celebración de la Supercopa de España en Arabia Saudí y el pago del alquiler de una vivienda en Madrid, apuntan a EL PERIÓDICO DE ESPAÑA fuentes fiscales.

La investigación se abre a partir de la denuncia presentada el presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores de Fútbol (CENAFE), Miguel Ángel Galán, en la que se recogía el pago de la comisión a Gerard Piqué por la mediación para llevar la Supercopa al reino saudí, tal y como reveló El Confidencial, según las conversaciones de Whatsapp mantenidas entre ambos.

Las diligencias de la Fiscalía constituyen investigación pre-procesal, es decir, se estudiará si hay indicios de delito en la actuación de Rubiales y Piqué que relata la denuncia que permitan llevar el asunto ante un juez. Las mismas fuentes señalan que por el momento se investigan hechos, es decir, que las pesquisas no se dirigen aún formalmente contra ninguna persona en concreto. 

24 millones

Kosmos, la empresa de Piqué, recibió un pago de 24 millones de euros por mediar entre la RFEF y Arabia Saudí para que la Supercopa de España se celebrara en el reino saudí durante seis temporadas. La comisión, pagada por la dictadura, suponía un 10% del montante total de la operación, 240 millones de euros por seis ediciones del torneo.

Rubiales defendió en todo momento la legalidad de la operación, así como de la comisión que pudiera cobrar Piqué, dado que no fue la RFEF quien abonó esas cantidades a la empresa del futbolista. Acerca del piso de lujo en la Plaza de España de Madrid que presuntamente pagó la Federación sin que Rubiales tuviera derecho a ello, el presidente federativo se limitó a señalar que se trataba de una información falsa.

Tras conocerse que Anticorrupción le investiga, y tras recibir además una carta del Gobierno pidiéndole explicaciones, la Federación ha publicado un comunicado en el que asegura que "en aras de la transparencia y con el fin de colaborar con la justicia, la RFEF se ha personado ante la Fiscalía Anticorrupción, poniéndose a su disposición para facilitar la documentación que precise o aclarar cualquier aspecto que se le solicite".

En los últimos días, El Confidencial ha publicado conversaciones presuntamente grabadas por el propio Rubiales con la ex secretaria de Estado Irene Lozano y el ex ministro José Guirao. La RFEF achaca estas grabaciones a terceras personas o a hackeos del teléfono móvil de Rubiales.

La denuncia y una ampliación posterior, a las que ha tenido acceso este diario, apunta además también los delitos de de corrupción entre particulares, prevaricación administrativa y un supuesto delito de cohecho que habrían cometido Rubiales y Piqué perjudicando al patrimonio de la Federación, a la que el denunciante está afiliado, "además del interés general y la cual depende del Consejo Superior de Deportes", que es un organismo público. 

En este punto, el denunciante destaca que "Rubiales pactó con Gerard Piqué el cobro de una comisión multimillonaria por el traslado de la Supercopa de España a Arabia Saudí", y que documentos y audios a los que tuvo acceso el diario digital revelan "presionó a las autoridades de Riad para que abonaran al jugador del FC Barcelona hasta 24 millones de euros por disputar el torneo en ese país y trató luego de ocultar la participación del futbolista en el contrato. 

En el documento cita alguna de estas conversaciones: "Geri, enhorabuena. Y no me refiero ni al partidazo de ayer ni a tu gol. Me refiero a que ya son más de las 12 y por lo tanto ya es firme el acuerdo con Arabia Saudí. Un abrazo, gracias por todo y aquí estoy para lo que necesites", según habría asegurado Rubiales a Piqué el 15 de septiembre de 2019. 

La cuestión central, según el denunciante, es que Rubiales "ocultó a los órganos internos de control de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) su pacto con Gerard Piqué para conseguir un aumento salarial y que este último se llevara una “comisión de éxito” de hasta 24 millones de euros por trasladar la Supercopa a Arabia Saudí.

COMO AL HERMANO DE AYUSO

"Si la fiscalía no abre como mínimo una investigación, aunque no se dirija inicialmente contra personas físicas o jurídicas, como ha hecho con el caso del hermano de la presidenta Ayuso -señala, en relación con las diligencias por un contrato millonario de compra de mascarillas en pandemia-, sería mandar un mensaje a la sociedad, de “barra libre” para todos los presidentes de federaciones deportivas de España".

Relata que el central del FC Barcelona, que simultanea su faceta de futbolista profesional con la presidencia de una empresa que organiza eventos deportivos llamada Kosmos Holding, propuso convertir el torneo en una 'final-four' de tres partidos (dos semifinales y una final) en la que participarían los dos primeros clasificados de la Liga y los dos finalistas de la Copa del Rey, para aumentar así el valor de sus derechos televisivos". 

"A lo mejor, en vez de alquilar por medio kilo cada partido, lo puede alquilar por más y sacar dos kilos o dos kilos y medio. Entonces yo creo que ahí también tiene un margen de negocio el Barça", señaló, según los archivos incautados.

SALARIO VARIABLE DE RUBIALES

Tras varias visicitudes, el 11 de septiembre de 2019, la Federación firmó el contrato para celebrar la Supercopa en Arabia Saudí durante los siguientes seis años. El organismo se garantizó 40 millones de euros libres de impuestos por ejercicio, "una cifra que disparó el salario variable de Rubiales", apunta la denuncia. Por su parte, la empresa de Piqué cobraría a Sela, la compañía pública saudí, otros cuatro millones por cada uno de los seis ejercicios del acuerdo, 24 millones en total, en concepto de 'comisión de éxito'. El denunciante centra sus dudas en el contrato con Arabia Saudí, ya que la Federación introdujo dos cláusulas para obligar a Arabia Saudí a pagar anualmente a Kosmos los cuatro millones de 'comisión de éxito'. 

"Si Riad no abonaba ese dinero a la empresa de Piqué, la Supercopa dejaría de celebrarse en el país -añade-. Aunque supuestamente no había relación entre Rubiales y el futbolista, el documento estipulaba que, "en el caso de que se deje de pagar la totalidad de la cantidad fijada como comisión de éxito a la tercera parte, la RFEF tendrá el derecho de dar por concluido este acuerdo sin castigo y manteniendo las cantidades ya cobradas". 

PISO DE RUBIALES

En una ampliación posterior, el denunciante se refiere al contrato del alquiler. Afirma que La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) estuvo pagando durante meses de forma presuntamente irregular el alquiler de la vivienda de su presidente, en la Plaza de España de la capital. En este asunto apunta al secretario general de la Federación, Andreu Camps, mano derecha de Rubiales, citando igualmente a El Confidencial, porque habría admitido en un correo interno el pago de esta casa con fondos del organismo podía suponer un “problema”.

El arrendamiento se firmó el 20 de enero de 2020 y al acto también asistió el máximo responsable de la Federación, que según el contrato era quien iba "a residir habitualmente en la vivienda". Se trataba de un piso de tres habitaciones, con una extensión de 125,68 metros cuadrados construidos, cuya renta ascendía a 3.100 euros mensuales, "pero el dinero no salió de su bolsillo", según incide la denuncia.

Noticias relacionadas