FÚTBOL | PENÚLTIMA JORNADA DE LIGA

El Alavés desciende, Abdón hace que el Mallorca dependa de sí mismo y el Sevilla cierra la Champions

  • El Levante arrastra al conjunto vasco a Segunda con una remontada (3-1) y un tanto del ariete deja fuera del descenso a los bermellones antes de la última jornada

  • Negredo falla un penalti ante el Real Madrid (1-1) que obliga al Cádiz a mirar al Mallorca y al Granada, incapaz de sacar algo positivo de su visita al Betis (2-0)

  • El Barça asegura el subcampeonato y la Supercopa a la vez que el Getafe se salva (1-1), mientras el Sevilla y la Real aseguran la Champions y la Europa League

Luis Suárez, en su adiós al Atlético de Madrid.

Luis Suárez, en su adiós al Atlético de Madrid. / EFE

7
Se lee en minutos

Las jornadas unificadas son uno de los bastiones contra el fútbol moderno. Aunque esto ya no va de transistores y su loco seguimiento se hace por aplicaciones. No sirven para la venta de los derechos televisivos en bloques de los que tanto dependen los equipos. 

Escapan de la planificación audiovisual para Asia y obligan a centrarse solo en los goles, los gritos, los sudores…[Así va LaLiga] 

Una auténtica ruleta rusa como la que se vivió en la penúltima jornada, en la que hubo cambios constantes. Al final, el Alavés se disparó en el pie para descender a Segunda, algo que intentarán evitar el Granada, el Mallorca y el Cádiz, aunque en desigualdad de condiciones. Los bermellones, como los nazaríes, dependerán de sí mismos, después de un triunfo agónico contra el Rayo. 

El descenso y Conference

Negredo falló un penalti para el club gaditano ante el Real Madrid que le condena a estar en manos de terceros. En la lucha por Europa, el Sevilla certificó la Champions tras empatar contra el Atlético y la Real Sociedad hizo lo mismo venciendo al Villarreal y convirtiéndose matemáticamente en equipo de Europa League. El Submarino tendrá que defender la plaza de Conference en la última jornada ante la amenaza del Athletic. 

Cada encuentro empezó a jugarse desde recibimientos numerosos. Si tu equipo está en la planificación del multipartido, aunque no se juegue casi nada, acabas arrastrado por la emoción que supone la Bolsa de LaLiga, donde los valores cambian en cuestión de segundos. Solo el Valencia 1  - 1 Espanyol se quedó fuera del carrusel.

En 90 minutos, los conjuntos se juegan parte de su presupuesto. Desde aquellos como el Barça que perseguían el subcampeonato, los candidatos de la Europa League o hasta los que ven en la Conference League una oportunidad para viajar por el no tan Viejo Continente. Pero esta y la siguiente son jornadas, sobre todo, para los que durante todo el curso han copado titulares negativos, los clubs inmersos en la lucha por la permanencia, que genera héroes insospechados y mares de lágrimas. Ninguna de las partes se merece lo que les pase, pero así es la jornada unificada. Un juicio contra el que no cabe recurso.

Agitación del Madrid

Los entrenadores buscan partidos largos. Quieren jugar con el cronómetro y desatar la tensión en el rival del otro campo. Todo cambia cuando en las ecuaciones está un Real Madrid que llegará a la final de París en vuelo directo hacia la decimocuarta. Fue el primero en marcar este domingo. 

Mariano, habitual cierre de lista electoral, anotó frente al Cádiz y revolucionó por completo la zona baja. El Nuevo Mirandilla, que había recibido de modo apoteósico a los suyos, se sumía en una depresión temprana que corrigió sin dilación. Los gaditanos empujaron hasta el empate de Sobrino, al borde del intermedio, que dinamitaba lo sucedido hasta el momento.

Antes de las tablas amarillas, olió sangre el Pirata del Mallorca, Vedat Muriqi, que al poco ponía la cabeza y el corazón en un remate que ponía en ventaja al Mallorca frente a un Rayo que no se jugaba nada. Aunque el deseo de ser protagonista en eventos a los que no se está invitado es sumamente peligroso a estas alturas. En ese momento, el Alavés estaba descendido. 

No era capaz siquiera de intentar un disparo sobre la puerta defendida por el juvenil del Levante Álex Primo. Los dos porteros del primer equipo (Aitor y Cárdenas) fueron baja y el tercero, Pablo Cuñat, se jugó por la mañana el descenso con el filial granota (con idéntico y desgraciado resultado). Cerca del descanso apareció el de siempre, Joselu, quien marcó su 14º gol (casi la mitad de los que lleva su equipo) para poner a los de Julio Velázquez a dos de la permanencia. 

Europa en La Cerámica

Antes, el Granada se había deslizado por las paredes del pozo del que parecía haber salido. Fue víctima del hambre de un Betis que apuró sus opciones de Champions. La sed era grande, porque la plaza que buscaban asaltar era la del Sevilla. El gol de Juanmi dejaba al descanso a los de Pellegrini a dos puntos de la máxima competición continental porque los hispalenses caían en el Metropolitano a causa de un testarazo de Giménez. 

Por debajo, la Europa League cambiaba de dueño. El Villarreal, aún vigente campeón de la competición daba el sorpasso a la Real Sociedad gracias a una diana de Coquelin y dejaba al Athletic sin ningún tipo de opción en Conference, a pesar de ganar por el gol de Berenguer.

El subcampeonato y la Supercopa del Barça se mantenían en un partido de paz en Getafe, donde la igualada servía también a los de Quique Sánchez Flores para certificar la continuidad en Primera. De lo poco que estaba en relativa calma, como el Celta - Elche, que cambió de horario hasta tres veces, y donde los locales se adelantaron primero gracias a Denís Suárez. Y así terminó. Quedaba todo un mundo que empezaba a las 20:37, tal y como informaba el Comité Técnico de Árbitros.

Derrumbe del Alavés

En la segunda mitad, el Sevilla se rehizo para empatar al Atlético -en la despedida de Luis Suárez- y dejar sin opciones de Champions al Betis, con el que tenía ganado el golaveraje tras los triunfos en los derbis. El Barcelona y el Getafe se dieron un abrazo para certificar el subcampeonato y la permanencia, respectivamente.

Mientras que la Real Sociedad se confirmó como equipo de Europa League tras darle la vuelta al partido frente al Villarreal gracias al acierto de Isak y Zubimendi. Un resultado que deja al Athletic a un punto de los castellonenses tras amarrar el triunfo con un segundo gol de Villalibre. La Conference estará en juego en la última tirada del campeonato.

Llegará sin nada en juego el Alavés, que firmó su epitafio. El desahuciado Levante arrastró al equipo babazorro a Segunda con una remontada firmada por Duarte, Roger Martí y Morales. Algún aficionado levantinista que en la grada llevaba pancartas contra la gestión deportiva de la entidad pensó que ojalá los de Lisci hubieran marcado en semanas anteriores para convertir este partido en una final que solo fue para los blanquiazules. 

Abdón, héroe cotidiano

El Mallorca se esfumó en la segunda mitad y acabó concediendo el empate. Pathé Ciss aprovechó un error en la salida de Reina, que antes había salvado a sus compañeros.  Es muy difícil saber quiénes son los héroes y los villanos de esta historia alocada. Los goles de Negredo permitieron al Cádiz llegar con vida hasta el final, pero el veterano delantero falló cuando menos podía hacerlo.

Lunin atajó una pena que fue más máxima que nunca. Parecía el Mallorca una pastilla efervescente y entonces apareció uno de los grandes héroes de su historia. Abdón Prats, que en 2019 anotó el gol que devolvió al equipo bermellón a Primera, pescó un balón en el área y lo envió al fondo de la red para sumir en el éxtasis a Son Moix. Los de Javier Aguirre buscarán certificar contra Osasuna la salvación el próximo domingo. 

¿Terminaba ahí la partida? El Nuevo Mirandilla aún tenía una bala reservada… Una acción en el área del Cádiz en la que cayó Fali. Mano a la oreja de Mateu Lahoz… Cartel de VAR en revisión… Y finalmente, nada. Los de Sergio González no dependerán de sí mismos en el último baile, para el que tendrán como pareja al Alavés. 

Con un escenario favorable en otros campos, el Granada buscó salvarse por sí mismo. Tuvo una triple ocasión embarullada, la mejor táctica para pasar del caos a la gloria, pero fue el Betis el que acabó sentenciando el encuentro para dejar la permanencia final en cosa de tres. Los de Karanka afrontan el desenlace desde la postura más ventajosa: en casa, frente al Espanyol, y con un punto más que Mallorca y Cádiz. La muerte ya afila una guadaña que nadie quiere oír. Que tiemblen los sistemas sanitarios de las ciudades implicadas.

Resultados jornada 37 LaLiga

Espanyol 1 - 1 ValenciaCelta 1 - 0  ElcheGetafe 0 - 0 BarcelonaVillarreal 1 - 2 Real SociedadAthletic 2 - 0 OsasunaBetis 2 - 0 GranadaMallorca 2 - 1 Rayo VallecanoCádiz 1 - 1 Real MadridLevante 3 - 1 AlavésAtlético 1 - 1 Sevilla

Noticias relacionadas