Investigación

El médico Marcos Maynar, otra vez implicado en un caso de dopaje

La Guardia Civil registra el laboratorio del médico en la Universidad de Extremadura

El médico Marcos Maynar, otra vez implicado en un caso de dopaje
2
Se lee en minutos
Redacción

El médico extremeño Marcos Maynar se ha visto implicado de nuevo en un caso relacionado con el dopaje. Según informa ABC, la Guardia Civil ha desarrollado una operación contra él, ya que miembros de la UCO han registrado su laboratorio de fisiología en la Universidad de Extremadura, en Cáceres, donde lleva trabajando dos décadas. "Los registros efectuados por los agentes del orden tienen que ver con el tráfico de medicamentos, sin que se descarten otras ramificaciones relacionadas con el deporte", señala el diario. El Periódico Extremadura ha intentado por ahora sin éxito que Maynar ofrezca su versión de los hechos. La última vez que fue entrevistado por este diario, hace apenas un año, defendía las virtudes del deporte para combatir el covid-19.

Doctor en medicina deportiva con la tesis 'Fisiología metabólica del ciclismo profesional', su trayectoria como asesor vinculado al deporte se ha visto salpicada por una amplia lista de polémicas relacionadas con el dopaje, aunque él siempre ha negado haber cometido ilegalidades. Se hizo conocido a nivel nacional por elaborar un informe exculpatorio sobre el positivo de Carlos Gurpegui por nandrolona, alegando que su cuerpo producía esa sustancia de forma natural en una tasa elevada. Pese a ello, el futbolista del Athletic fue sancionado con dos años.

La información de ABC recuerda otros momentos en los que estuvo en el ojo del huracán. Ya fue detenido una vez el 16 de junio de 2004 dentro de la Operación Gamma contra el tráfico de sustancias dopantes. En su casa se incautaron esteroides y anabolizantes, pero él alegó que los utilizaba para sus investigaciones y no hubo cargos contra él.

En mayo de 2008 falleció el ciclista Bruno Neves, del LA-MSS, equipo portugués con el que Maynar colaboraba. Los agentes del orden investigaron al médico y se hallaron fichas de ciclistas con planes de entrenamiento y administración de anabolizantes y EPO.

En 2008 la televisión alemana ADR emitió un reportaje en el que decía que Maynar había enviado correos a diez equipos ciclistas en los que ofrecía sus servicios para realizar controles periódicos con el fin de evaluar sus parámetros fisiológicos con técnicas idénticas a las utilizadas por la UCI en su pasaporte biológico.

En 2015 tuvo que declarar en un juicio en Bilbao como presunto cabecilla de una red de dopaje del equipo de traineras de Urdaibai. Además de las traineras ha trabajado en clubes de fútbol, como el Cacereño, o de baloncesto, como el Cáceres.

Noticias relacionadas