FÚTBOL

Madrid y el Real Madrid se preparan para la celebración del título de Liga en Cibeles

El equipo de Carlo Ancelotti será matemáticamente campeón si logra al menos un punto en su partido de este sábado (16.15 horas) contra el Espanyol en el Bernabéu

La plaza Cibeles de Madrid, vallada para la celebración del 35º título de LaLiga del Real Madrid.

La plaza Cibeles de Madrid, vallada para la celebración del 35º título de LaLiga del Real Madrid. / Alba Vigaray

4
Se lee en minutos

Con la mente puesta en el trascendental partido de vuelta frente al Manchester City del próximo miércoles, donde se juega estar en la final de la Champions, el Real Madrid tratará este sábado de asegurarse ante su afición su 35º título de campeón de Liga en un partido frente al Espanyol (16.15 horas) donde a los blancos les vale con empatar para ser matemáticamente campeones de LaLiga 2021/22.

Incluso con la derrota frente al conjunto catalán tendrían opciones de coronarse los futbolistas de Carlo Ancelotti. Para ello, deberían esperar al final del Barcelona-Mallorca del domingo por la noche. Solo una victoria culé, sumada a la derrota blanca, dejaría el alirón en suspenso, dado que con esa combinación la distancia entre ambos sería de 12 puntos (los que quedarían por jugarse) y la diferencia de goles favorece al cuadro azulgrana.

La cercanía del decisivo duelo de Champions no aplacará, en ningún caso, las celebraciones del vestuario blanco. "No hemos pensado en las celebraciones, pero si ganamos LaLiga este sábado vamos a celebrar como todo el mundo. Pero primero vamos a ganar", señalaba Ancelotti, siempre prudente, en la previa.

Rival tranquilo

Si los madridistas, en efecto, cantan este sábado el alirón certificará lo que es algo más que una sospecha desde hace ya varias jornadas, porque los de Ancelotti no han visto peligrar su liderato prácticamente en ningún momento: "El equipo lo ha hecho muy bien hasta ahora. Hemos jugado y ganado en casi todos los campos importantes".

Aparentemente, el Espanyol, 13º en la clasificación y nueve puntos por encima de los puestos de descenso, no se juega nada más allá de la satisfacción de ganar en el Bernabéu y poner aún más tierra de por medio respecto a los equipos que le persiguen, consolidando así su ya casi garantizada permanencia en Primera.

Aunque, conviene recordarlo, en la primera vuelta venció al Real Madrid, en una de sus tres únicas derrotas en lo que va de campeonato: las otras dos fueron frente a Getafe y Barcelona.

El propio delantero blanquiazul Raúl de Tomás, exjugador de la cantera blanca al que hizo debutar precisamente Ancelotti con el primer equipo en 2014 en un partido de Copa sustituyendo a Benzema, aseguraba este jueves en rueda de prensa que "un empate sería bueno para el Madrid y Espanyol".

Rotaciones

Pensando en su duelo particular con Pep Guardiola , ‘Carletto’ realizará, previsiblemente, varias rotaciones en el once titular de su equipo. David Alaba, que volvió a sentir molestias musculares en su reaparición en el Etihad Stadium ante el Manchester City, por lo que será baja y está por ver si puede participar el miércoles en la vuelta de Champions.

Se espera que el técnico italiano reserve varios titulares (se especula incluso con la suplencia de Courtois) y tendrá que improvisar en la zaga, dada la lesión de Alaba y las ausencias de Nacho y Militao por sanción.

Entrenamiento del Real Madrid previo a su partido contra el Espanyol.

/ Efe

"Tenemos problemas en defensa. Tengo que poner a Vallejo, que ha jugado poco, y hay que elegir otro central, que puede ser Casemiro. En el centro del campo tengo más opciones, con jugadores frescos como como Camavinga y Ceballos. Arriba, Asensio está fresco y veremos si Benzema también lo está o no. Tengo que evitar que algún jugador cansado se pueda lesionar", avanzaba este viernes Ancelotti sobre sus planteamientos, dejando entrever que tanto el atacante francés como Vinicius arrancarán el duelo en el banquillo.

Dispositivo especial

Más allá de quiénes salten al césped del Bernabéu, lo que se da por seguro si el Madrid logra este sábado proclamarse campeón es que la afición blanca lo celebrará por todo lo alto y acudirá en masa a la Cibeles.

En previsión de que eso suceda el Ayuntamiento de Madrid ha previsto un dispositivo para esa posible celebración del título, que contempla un refuerzo de 200 policías y el vallado de la fuente, que ya se puso en marcha durante los dos últimos días.

Si se confirma la obtención del campeonato por los blancos, se desplegará este refuerzo de agentes municipales, que incluye agentes de las Unidades Centrales de Seguridad, de Tráfico, así como Unidades Integrales de Distrito.

Ellos serán los encargados de escoltar a los jugadores madridistas por el Paseo de la Castellana, desde el estadio Santiago Bernabéu hasta la fuente, para garantizar el normal desarrollo de la celebración. De igual manera, se regulará la movilidad y el tráfico en todo el ámbito y en los principales entornos de Cibeles.

En torno a la icónica plaza madrileña se establecerá un anillo de seguridad y se prevén cortes de tráfico y control de personas en zonas aledañas: Puerta de Alcalá, Paseo del Prado, Gran Vía, Calle Alcalá... El entorno de la fuente se podría cortar si la plaza estuviera muy llena o cuando se acerque la comitiva, según ha advertido la concejalía madrileña de Seguridad.

Además, unidades de Samur-Protección Civil se desplegarán en preventivo en la zona por si resultase necesaria su intervención, con un total de 30 efectivos, cinco Unidades de Soporte Vital Básico, y otras tres Unidades de Soporte Vital Avanzado más un puesto sanitario avanzado.

Noticias relacionadas