BALONCESTO

La complicada situación de los seis jugadores españoles en la NBA

Ibaka y Willy son los que gozan de mayor presencia, Ricky está lesionado de larga duración, Aldama y Garuba juegan poco en su año de rookies y Juancho sopesa su regreso a Europa en verano

Ricky Rubio durante un partido con Cleveland Cavaliers.

Ricky Rubio durante un partido con Cleveland Cavaliers. / Efe

4
Se lee en minutos

La temporada regular de la NBA se retomó el jueves tras el tradicional y breve parón para la disputa del All Star Weekend con todavía muchas cosas que resolverse antes de los 'playoffs'. Para la mayoría de jugadores españoles presentes en la liga, sin embargo, el resto de la temporada presenta escasos alicientes.

Son seis los jugadores españoles en la mejor liga del mundo y solo dos de ellos gozan de cierta presencia regular, Serge Ibaka y Willy Hernángomez. El que gozaba de mayor jerarquía de todos ellos era Ricky Rubio, pero una inoportuna lesión le dejó pronto en la cuneta.

Juancho Hernangómez, por su parte, vive su peor campaña al otro lado del Atlántico y apunta a un regreso a España en verano. Cierran la lista los rookies Santi Aldama y Usman Garuba, con una presencia residual en sus equipos y participaciones en la Liga de Desarrollo.

Ricky Rubio

El base de los Cleveland Cavaliers se encontraba en uno de los mejores momentos de toda su carrera cuando las lesiones se cruzaron, una vez más, en su camino. En este caso, la tortura era una vieja conocida: rotura de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda.

Ocurrió el pasado 29 de diciembre en un encuentro contra New Orleans Pelicans, duelo en el que estaba sumando 27 puntos, 13 rebotes y nueve asistencias en 37 minutos de juego, liderando de nuevo a uno de los equipos revelación de la NBA.

Ahora, el base catalán está inmerso en un proceso de recuperación que durará al menos 10 meses. En ese tránsito, fue traspasado a Indiana Pacers, equipo en el que no llegará a debutar, dado que su actual contrato expira este verano.

Con 31 años, aspiraba a firmar el que quizá fuera el mejor contrato de su vida, algo que su estado físico pone en duda, dado que difícilmente llegará al comienzo de la próxima temporada regular y una lesión de este tipo siempre genera dudas en las franquicias.


/ Efe

Serge Ibaka

El pívot nacido en el Congo es el más veterano de la lista, con 12 temporadas ya de experiencia en la mejor liga del mundo. Su impacto, sin embargo, está ya lejos del que gozó en sus mejores años en Toronto, donde consiguió el anillo en la temporada 2018/19.

Ibaka arrancó la temporada en Los Ángeles Clippers, con un rol menor de rotación, apenas 15 minutos de media por partido en cancha y unos números muy discretos. Su reciente traspaso a Milwaukee Bucks, el equipo de Giannis Antetokounmpo, puede aumentar su presencia y sobre todo sus opciones de perseguir un segundo título.

Como Ricky Rubio, será agente libre al finalizar la temporada y podrá elegir su futuro. Sus problemas físicos son también un asterisco y arrancará la temporada que viene cumplidos ya los 33 años.


/

Willy Hernángomez

En su quinta temporada en la NBA, el pívot español está promediando los mejores números de su carrera, nueve puntos y casi siete rebotes por partido, aunque participa algo menos que en su curso anterior, también en New Orleans Pelicans.

El mayor de los Hernángomez cuenta además con la garantía de tener dos años más de contrato por delante, aunque en una franquicia que no termina de armar un proyecto que le permita meter la cabeza en los 'playoffs'.


/ Efe

Juancho Hernángomez

El menor de los hermanos Hernangómez lleva una temporada para olvidar en la NBA, con dos traspasos de por medio, de largo la más decepcionante de las cinco que ya lleva en la mejor liga del mundo, apenas seis minutos por partido jugado.

Comenzó el curso en Boston Celtics, fue después traspasado a San Antonio Spurs y tras apenas cinco partidos su contrato acabó en manos de Utah Jazz. Solo este curso ha jugado en más equipos que en el resto de su carrera en la NBA.

Con una presencia cada vez más menguante y sin contrato garantizado para la temporada que viene, la opción más plausible es que regrese a la Liga ACB la próxima temporada. Real Madrid y Barcelona, por si acaso, ya están al acecho.


/

Usman Garuba

Pese a ser elegido en primera ronda del pasado draft, el joven ex jugador del Real Madrid no ha conseguido por ahora encontrar un hueco estable en los Houston Rockets. Con 19 años, lleva toda la temporada compatibilizando la Liga de Desarrollo con la NBA.

Ha gozado solo de 105 minutos de juego, repartidos en 15 partidos, en la mejor liga del mundo, con un impacto muy reducido, apenas 1,3 puntos y 2,3 rebotes en cada noche de juego.

A su escasa presencia en las canchas se unió el pasado mes una lesión de muñeca que le va a dejar fuera de juego durante algunas semanas más. Es probable que no juegue más esta temporada, dado que los Rockets no alcanzarán los 'playoffs'.


/ Agencias

Santi Aldama

El otro rookie español de esta temporada está gozando de algo más de presencia que Garuba, aunque tampoco está disfrutando del debut soñado con los Memphis Grizzlies, que le adquirieron tras ser drafteado por Utah Jazz.

Ha participado en 27 partidos, a una media de 10 minutos en cada uno de ellos, anotando 3,3 puntos y capturando 2,4 rebotes. Se dio el gustazo, eso sí, de sumar 18+10 en su mejor actuación de la temporada, en noviembre frente a Oklahoma.

Al igual que Garuba, también ha tenido presencia en la Liga de Desarrollo, aunque solo un par de partidos. En el último de ellos firmó 29 puntos y ocho rebotes, reivindicándose como un jugador con futuro.


/ Efe

Noticias relacionadas