FÚTBOL

La 'Quinta de los Nicos' asalta el Athletic: "Su mentalidad marca la diferencia"

  • Williams, Serrano, Sancet, Vencedor, Zarraga, Vivian y Agirrezabala forman la mejor camada que ha producido Lezama en años, impulsada en el último año por Marcelino

  • Joseba Etxeberria, entrenador de todos ellos en Lezama: "Había mucho potencial en esa generación, teníamos que darles continuidad pero también exigirles al máximo"

Nico Williams.

Nico Williams. / Athletic Club

10
Se lee en minutos

"Cuando decidimos venir al Athletic, sabíamos que teníamos que cambiar nuestro chip. Teníamos que dar paso a los jóvenes para que fueran el futuro, porque estamos en un club cuyas características obligan a que la cantera sea el foco de renovación y aumento del nivel competitivo". Marcelino García Toral hablaba así hace escasas semanas de cómo afrontaron él y sus ayudantes el reto de entrenar al Athletic hace poco más de un año.

Su reputación, justa o no, nunca fue la de un entrenador que apostara en exceso por la cantera, sino más bien la de un efectivo conseguidor de resultados. Pero el Athletic, ya se sabe, es diferente en muchos aspectos y sobre todo lo es en su apuesta por dar paso a los talentos que se forjan en Lezama.

Apenas 12 meses después de su llegada, el conjunto bilbaíno disfruta del ascenso y consolidación de una de la mejor camada de los últimos tiempos. Bien podría llamarse la 'Quinta de los Nicos', en referencia a Williams (19 años) y Serrano (18), lo más jóvenes de los siete chicos que ya gozan de protagonismo en los planes de Marcelino. Junto a ellos, Oihan Sancet (21), Julen Agirrezabala (21), Dani Vivian (22), Unai Vencedor (21) y Oier Zarraga (23) encarnan la renovación del Athletic.

"Lo que caracteriza a todos ellos es su mentalidad ganadora, que es básica para dar el salto a Primera. Cuando regresamos a Lezama, nos dimos cuenta enseguida de que había mucho potencial en esa generación, teníamos que darles continuidad pero también exigirles al máximo. Les he entrenado a todos y sé que son competidores en el día a día, en cada entrenamiento", analiza Joseba Etxeberria para EL PERIÓDICO DE ESPAÑA.

El mítico ex jugador, el tercero que más partidos ha jugado con el Athletic (tras Iribar y Rojo), fue entrenador del Bilbao Athletic, el filial rojiblanco, las temporadas 2019/20 y 2020/21, lo que le permite analizar con pleno conocimiento de causa a cada uno de los siete jugadores que han dado al salto al primer equipo en este último año.

Oihan Sancet.

/ Efe

OIHAN SANCET

"Es el mejor de esta generación y el mejor jugador al que yo he entrenado", sentencia Etxeberria. Interior durante su formación, Marcelino le ha ubicado como delantero en su inamovible 4-4-2. Su adaptación no fue sencilla los primeros meses, pero pasado ese tiempo se ha destacado como un futbolista diferencial, alcanzando su cima hasta el momento en el triplete que logró frente a Osasuna en el primer partido de 2022.

Es una estrella, el mejor jugador al que yo he entrenado, aún no ha mostrado ni el 50%

Su progresión estuvo marcado por una lesión en el cruzado que sufrió cuando tenía 18 años y Eduardo Berizzo ya contaba con él para que sumara minutos en la élite. "Paralizó su proyección y provocó que le costara un poco más de lo previsto llegar, pero es que es una estrella, lo iba a hacer tarde o temprano", cuenta su ex técnico.

Esta temporada suma ya alrededor de mil minutos y cuatro goles, exhibiendo un gran repertorio técnico: "Y todavía no ha mostrado ni el 50% de lo que es. Con 1,88 metros, tiene una coordinación con las dos piernas, una facilidad para girarse, para orientarse… Juega con mucha fluidez en zona de tres cuartos, que no es nada fácil, pero encuentra soluciones en situaciones muy difíciles porque técnicamente es muy bueno".

Unai Vencedor.

/ Efe

UNAI VENCEDOR

El mediocentro vizcaíno es el que más experiencia tiene de todos (44 partidos), pues ya con Gaizka Garitano comenzó a hacerse con un hueco importante. La marcha de los Beñat, Iturraspe, San José y Mikel Rico, jugadores que coparon el centro del campo del Athletic durante casi una década, le abrió una oportunidad que ha sabido aprovechar.

Tiene la capacidad de hacer jugar al resto, con una precisión en los pases cortos y largos muy alta

"Siempre ha ofrecido la sensación de tener más poso y experiencia de la que dice su edad, ya desde que llegó a Lezama procedente del Santutxu como juvenil", comenta Etxeberria sobre el jugador que más galones de titular indiscutible tiene (por ahora) de esta generación, casi siempre acompañado por un Dani García con el que se complementa a la perfección.

Sus características son las del mediocentro posicional clásico: "Tiene agresividad pese a no ser corpulento y se ha adaptado muy bien a las velocidades de Primera. Tiene la capacidad de hacer jugar al resto, con una precisión en los pases cortos y largos muy alta y eso es una garantía para un demarcación tan específica como la suya".

Dani Vivian.

/ Athletic Club

DANI VIVIAN

La baja de Yeray al comienzo de la temporada y la menguante confianza de Marcelino en Núñez le concedieron la oportunidad de ser titular en el Athletic tras un año de mili en el Mirandés. Solo una lesión le sacó de las alineaciones y ahora ha regresado a ellas. Su participación es garantía de éxito para su equipo: no ha perdido ninguno de los 12 partidos que ha jugado, algo que no pasaba en el Athletic con un jugador desde hace 90 años, según la cuenta Adurizpedia.

Un central muy fuerte y muy rápido, juega muy concentrado y siempre elige bien

"Un ejemplo para todos. Tenía claro desde niño que quería ser futbolista. Siendo de Vitoria, iba todos los días a Bilbao a entrenar con el Santutxu y eso te dice mucho de él", comenta su ex entrenador en Lezama (también le dirigió en el Basconia, segundo filial rojiblanco, en la temporada 16/17), sobre un chico que el año pasado, en su cesión en Miranda, recibió galones de capitán con apenas 20 años.

"Es un chico muy fuerte, muy rápido, con mucha concentración para lo joven que era y sigue siendo. Siempre elige bien y tiene un gran poderío a campo abierto. Sabemos que los centrales modernos necesitan algo más, pero tiene lo principal. Y es además un jugador que disfruta mucho defendiendo, que es algo vital para un central", prosigue Etxeberria.

Nico e Iñaki Williams.

/ Efe

NICO WILLIAMS

Hablaba Etxeberria al comienzo de este reportaje sobre la mentalidad y en el caso del menor de los Williams se detiene a contar un punto clave en su formación: "Venía de marcar solo seis goles en el juvenil y trabajamos con él que cambiara su mentalidad, no se podía conformar con desbordar y dar asistencias, que eso lo hace porque tiene calidad y velocidad. Tenía que hacer goles, porque además tiene buen golpeo con ambas piernas. A pesar de ser su primer año en el filial, le dimos la responsabilidad de tirar los penaltis para eso. Tenía que ser más contundente en la mentalidad goleadora, porque era lo que la iban a pedir en la élite".

Trabajamos con él su mentalidad goleadora, no se podía conformar con desbordar y dar asistencias

Dicho y hecho, Nico ha ido progresando en esa faceta y en este mes de enero ha marcado sus tres primeros goles con la camiseta del Athletic, uno de ellos el que le dio el pase a la final de la Supercopa al conjunto bilbaíno. Actuaciones que le han hecho avanzar de claro revulsivo a luchar con Álex Berenguer por la titularidad en el flanco derecho del ataque.

Goza además de la ventaja de tener la referencia y la experiencia de su hermano Iñaki, "que le ayudará pero también será quien más le exigirá", según 'Etxebe', quien predice que el menor de los Williams "está llamado a marcar una página muy importante en el club".

Julen Agirrezabala

/ Athletic Club

JULEN AGIRREZABALA

Marcelino tuvo que arrancar la temporada con la ausencia de Unai Simón, de vacaciones tras encadenar Eurocopa y Juegos Olímpicos, y en lugar de apostar por el segundo portero, Jokin Ezkieta, decidió dar la alternativa a Agirrezabala, pese a los 20 años que tenía entonces, ya 21. Sus actuaciones convencieron y le afianzaron como alternativa de garantías.

Para muchísimo, tiene unos reflejos muy buenos y transmite mucha seguridad a su defensa

Durante la temporada, Agirrezabala juega con el filial, pero disputa como titular la Copa y entra en las convocatorias de partidos entre semana, cuando no compite el Bilbao Athletic. Todo ello para que pueda seguir acumulando minutos de experiencia, con una fórmula imaginativa que le ha permitido completar ya seis partidos con el primer equipo, encajando siete goles y sin errores reseñables, siguiendo la estela de los Kepa, Remiro y Simón.

Su perfil como portero lo traza Etxeberria: "Para muchísimo, tiene unos reflejos muy buenos, responde muy bien bajo palos. En entrenamientos, en juegos cortos, demuestra una velocidad de reacción que es de otro nivel, lo vimos desde el primer día que llegó a Lezama. Además, por su forma de ser, transmite mucha tranquilidad a sus defensas, que es algo que te hace mejor portero".

Oier Zarraga.

/ Athletic Club

OIER ZARRAGA

Es el más veterano de esta quinta (23 años), con una cocción a fuego más lento que la de Williams o Serrano, y también el que más tiempo lleva en la estructura de Lezama, desde los 10 años, en categoría alevín. Una lesión de Vencedor le ha concedido mayor protagonismo en el último mes de competición, asentándose como una buena alternativa, con capacidad para jugar como mediocentro y también de acostarse a una banda.

Es el tapado: su rapidez y sus conducciones le permiten superar líneas con facilidad

"Es el tapado de esta generación, siempre lo ha sido, escalando en las diferentes categorías de Lezama sin hacer mucho ruido", comenta quien fue su entrenador en el filial. Una lesión le dejó sin protagonismo en la segunda mitad de la pasada temporada, pero ahora Marcelino cuenta con él, después de dar salida a Unai López en verano.

"A pesar de ser un interior, es muy rápido y eso, sumado a las conducciones que hace, le permite superar líneas muy fácilmente. Aunque es introvertido, muy calladito y educado, tiene mucho carácter y cuando está entrenando y jugando va con todo", le define Etxeberria.

Nico Serrano

/ Efe

NICO SERRANO

El último en tirar abajo la puerta del primer equipo es también el más joven de todos, apenas 18 años. Su primera titularidad liguera la resolvió el sábado con el gol de la victoria del Athletic en Vallecas, un magnífico disparo cruzado en el interior del área. Señalado desde niño, el Villarreal le incorporó desde el Pamplona a los 12 años y a los 15 el Athletic pagó 300.000 euros por sus servicios.

Su mejor virtud es que todo lo que hace es para hacer daño, tiene mucho instinto goleador

Este mes, Marcelino dio el visto bueno a la salida de Jon Morcillo al Valladolid, confiando en él como relevo de Iker Muniain en la banda izquierda del ataque. "Su mejor virtud es que todo lo que hace es para hacer daño. Incluso un pase hacia atrás, porque sabe que el siguiente va a ser para delante. Tiene mucho instinto goleador y un gran golpeo", asegura Etxeberria sobre él.

Señala también el ex internacional que todavía tiene que desarrollarse físicamente y que, por tanto, los aficionados deberán tener paciencia con él. Mentalmente, en cambio, le define como un chico "con las ideas muy claras y la cabeza bien amueblada".

¿Y EL SIGUIENTE?

La acumulación de futbolistas jóvenes en el primer equipo del Athletic está provocando que el rendimiento de su filial no sea el de temporadas pasadas. Actualmente, está en zona de descenso en Primera RFEF y tiene pinta de que lo va a tener complicado para salvar la categoría.

Sin embargo, hay futbolistas con capacidad para dar el salto y Etxeberria señala específicamente a tres: "Los dos laterales de la generación del 2000, Álvaro Núñez (derecho) e Imanol García de Albéniz (izquierdo, actualmente cedido en el Mirandés), son laterales modernos, muy ofensivos y técnicamente muy buenos. En situaciones en las que otro se siente presionado, buscan soluciones muy fáciles". El tercero es Beñat Prados, un año menor que ellos, "un mediocentro con una conducción de balón espectacular".

Noticias relacionadas