ENTREVISTA

Amanda Gutiérrez: "Ya no vale el discursito de que darle dinero al fútbol femenino es tirarlo, porque no es cierto"

Futpro es el primer sindicato de España formado solo por jugadoras y ganó las elecciones sindicales antes de Navidad. Su presidenta explica en esta entrevista los retos a los que se enfrentan

La presidenta de Futpro, Amanda Gutiérrez (derecha), junto a la futbolista Andrea Pereira.

La presidenta de Futpro, Amanda Gutiérrez (derecha), junto a la futbolista Andrea Pereira. / Epe

8
Se lee en minutos

Las elecciones sindicales del fútbol femenino español se resolvieron justo antes de Navidad con una sorpresa mayúscula. AFE, el sindicato hegemónico hasta ahora tanto en hombres como en mujeres, perdió su mayoría en favor del desconocido Futpro. Bajo ese acrónimo se esconde la primera central que está formada exclusivamente por mujeres y que fue creada a comienzos de noviembre. Al frente de ella está Amanda Gutiérrez, abogada laboralista que se ha puesto al frente de esta organización después de que varias futbolistas para las que ha trabajado de manera privada en los últimos años se lo solicitaran. En esta entrevista con EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, Gutiérrez analiza los retos a los que se enfrenta el fútbol femenino español en los próximos meses.

Pregunta. ¿Cómo surge Futpro?

Respuesta. Algunas jugadoras ya intentaron hace unos años lanzar un sindicato solo de mujeres, pero la idea cayó un poquito en saco roto, en buena medida porque el fútbol femenino aún no estaba en el momento actual. A mí, hace más de un año que me proponían retomar la idea, fue algo progresivo. El momento actual era muy bueno para lanzarlo, porque los clubes están en transición, constituyendo la nueva liga profesional. Y querían que como presidenta estuviera una persona que pudiera dedicarse a tiempo completo al sindicato, que una futbolista en activo no puede hacer.

P. ¿Cómo se explica que un sindicato nacido a comienzos de noviembre gane unas elecciones sindicales apenas unas semanas después?

R. Fue increíble. El BOE publica el 4 de noviembre la constitución del sindicato. Nosotras no queríamos anunciarlo aún, pero eso en cierta manera nos obliga a realizar una presentación formal y oficial, que hacemos el 1 de diciembre. El 2, yo me doy cuenta, a través de la prensa, de que el 29 se habían convocado las elecciones sindicales. Futpro ni sabe nada, ni se le invita, ni se le pide opinión... Teníamos dos semanas para hacer campaña, no nos daba tiempo a presentarnos en todos los vestuarios de España. El panorama era muy negativo.

P. Deduzco que contaban con lograr una representación mínima.

R. Totalmente. Yo les dije a las jugadoras “que sepáis que esto nos ha venido así, no tenemos recursos ni información sobre el proceso, esto está perdido”. Y fueron ellas las que me dijeron que no fuera tan negativa, que quizá diéramos la sorpresa. Y por suerte me callaron la boca. Al final son ellas las que están en el día a día y sabían que había muchas jugadoras que iban a apoyar un sindicato como este.

P. ¿Cómo puede alimentarse el fútbol femenino español de éxitos como el Balón de Oro de Alexia Putellas?

R. Por parte de las jugadoras, ya lo han sabido aprovechar muy bien y la creación del sindicato es un reflejo. ¿Por qué? Porque como dijo Alexia en su discurso, ya no hay excusas. Ya se ha demostrado que si inviertes y confías en mí y me tratas como una profesional, te voy a dar resultados. Esto lo ha demostrado tanto Alexia como el resto de sus compañeras del Barça. Ahora Futpro tranquilamente puede imitar el discurso de Alexia para defender que no hay excusas, que no se nos puede decir que no generamos ni interesamos, porque tenemos en España a la mejor del mundo. Ya no me vale el discursito de que no te puedo darte dinero porque es tirarlo. Porque no es cierto.

Se ha demostrado que si se confía e invierte en una jugadora va a dar resultados

P. ¿Qué saben del estado de las negociaciones para los estatutos de la liga profesional?

R. Nuestro objetivo prioritario es el nuevo convenio colectivo, pero para negociarlo se necesita una nueva patronal, que no existirá hasta que definitivamente se constituya la liga profesional. Es un círculo vicioso. Yo quiero ser positiva y pensar que más pronto de lo que esperamos habrá una solución y se podrá constituir la liga, porque los clubes ya han llegado a muchos acercamientos.

P. Pero ese discurso de los acercamientos se lleva escuchando desde hace varios meses y todavía no hay fumata blanca.

R. Es cierto. El día de nuestra presentación ya dije que la intención inmediata era hablar con el CSD y con los dos bloques de clubes para saber qué estaba pasando. El problema es que se han encadenado las elecciones con el parón navideño y no se ha podido avanzar demasiado. Las últimas noticias que nos llegan es que el acuerdo está muy próximo.

P. ¿Comparten la postura del CSD de buscar la unanimidad frente al acuerdo mayoritario que tienen desde hace meses 12 de los 16 clubes?

R. El CSD declara profesional el fútbol femenino, le da un voto de confianza, y además quiere ayudar a la constitución de esta liga inyectando 31 millones de euros. Después los clubes proponen dos modelos de estatutos diferentes y se le pide al CSD que se posicione por uno de ellos, pero no se le puede pedir al Gobierno que se posicione en una disputa entre entidades privadas. Entendemos también que debe llegar un solo modelo de estatutos al CSD y los clubes, pese a ese voto de confianza que se les da, no están siendo capaces de redactar un solo modelo. Estamos perdiendo el tiempo.

Estamos perdiendo el tiempo porque los clubes no son capaces de consensuar unos estatutos

P. ¿Se fijan algún plazo para dar un paso al frente si siguen sin fructificar las negociaciones entre clubes?

R. Plazo ahora mismo no, tenemos que estudiar la situación después de Reyes, reunirnos con las jugadoras, con los clubes y por último con el CSD. Queremos escuchar a todas las partes y nos ofreceremos a ayudar en lo que sea necesario para que haya consenso. Si vemos que no hay manera, las jugadoras tendremos que hacer algo, claro.

P. ¿La huelga está sobre la mesa?

R. El problema es que AFE hace una amenaza de huelga contra el CSD, al que culpa de todo, aunque días después se desdice en una rueda de prensa y asegura que no culpa a nadie. Las jugadoras no entienden el motivo de la amenaza de huelga, a quién se quiere presionar. La huelga es un instrumento de presión muy potente, pero si se usa mal o se abusa de ella pierde todo el sentido, y desde luego Futpro no secundaría una huelga contra el CSD.

P. Uno de los grandes problemas a corto plazo es que la Primera Iberdrola, a la espera de esos Estatutos, se está invisibilizando, sin televisión es muchos partidos.

R. Estamos perdiendo una oportunidad de oro en un momento en que tenemos a la mejor jugadora del mundo, al Barça ganando la Champions, al Real Madrid y a otros clubes importantes a nivel mundial... Pero no solo eso, también estamos devaluando el producto. Sin televisión, llegará un momento en que la gente pierda el interés y eso provocará que los derechos de televisión valgan menos cuando quieras y puedas venderlos. Y son una fuente de ingresos muy importantes para los clubes, cuya caída acabarán pagando las jugadoras, porque los clubes lo usarán de excusa cuando se negocie el convenio colectivo para no subir los salarios.

Sin televisión, se acabará perdiendo el interés y devaluando el fútbol femenino

P. ¿Es posible desligar al fútbol femenino de las guerras de poder del masculino?

R. Ojalá. Me encantaría ver un panorama en el fútbol femenino en el que solo se hable de fútbol femenino, sin tener en cuenta las peleas que pueda haber en el masculino. Entiendo que existan esas disputas, pero no se pueden traer aquí, que es lo que lleva pasando demasiado tiempo. Las jugadoras están ya muy cansadas y ese es otro de los motivos del nacimiento de Futpro, porque vamos a tratar los asuntos femeninos sin que nos afecten los masculinos.

P. ¿Cómo definen el actual convenio colectivo?

R. Es un convenio histórico, porque es el primero que se firma en España, pero es un convenio muy de mínimos. Se permiten cosas que no se deberían haber contemplado siquiera, como el tema de la parcialidad. Las jornadas parciales, que son totalmente ficticias e inventadas, se conciben para que una jugadora cobre por debajo del Salario Mínimo Interprofesional. No puede ser que siga habiendo futbolistas que no pueden dedicarse solo a su deporte porque su convenio permite que cobren por debajo del SMI, la parcialidad es algo que debe eliminarse. Y el salario de jornada completa, que son 16.000 euros brutos anuales, debe subir, porque la vida deportiva de una futbolista es muy corta y cobrando eso te retiras sin salidas.

P. ¿En qué otros aspectos urgen avances y mejoras?

R. La lista de compensación. Sigue habiendo jugadoras sub’23 que están condenadas a renovar con su club aunque no quieran o a irse al extranjero como única alternativa. Nos vamos a reunir con las afectadas para saber qué quieren, si la quieren modificar o eliminar. Y otro aspecto importante es la maternidad, que es una palabra que solo aparece una vez en un convenio exclusivo de mujeres y es para hacer referencia al último año de contrato y la posibilidad de renovar o no en caso de embarazo. Hay muchísimas situaciones que se tendrían que regular: si me puedo llevar al bebé a las concentraciones, si puede acompañarme mi pareja para que esté atendido mientras entreno…

P. ¿Cómo está la situación de las jugadoras del Rayo?

R. Es una situación lamentable, aunque no creo que sea una cuestión de género, porque varios de sus equipos masculinos están igual de mal. Es un tema que está llevando AFE, que es el sindicato que las asesora y está siguiendo este asunto, por lo que FutPro no va a pisar por ahí. Respetamos que están confiando su representación en AFE y esperamos que al final el club cumpla con el convenio colectivo, que no lo está haciendo, y trate a las futbolistas como debe hacerlo. Es una situación que no gusta a ninguna jugadora de ningún equipo.

Noticias relacionadas