TENIS

El final de la pandemia desata el furor por el tenis: "Las pistas se agotan en minutos"

  • Las licencias federativas en España han crecido en el último año hasta niveles de 2016, tras más de una década en caída libre

  • La venta de material deportivo para niveles principiantes e intermedios duplica las cifras de 2019, según datos de Decathlon

Entrenamiento de tenis en un club.

Entrenamiento de tenis en un club. / FTCV/SUP

6
Se lee en minutos

Reservar una pista de tenis es ahora mismo tan fácil como entrar en la web del club en cuestión, rellenar un par de cuestionarios y avanzar a golpe de clic.

Bueno, en realidad, no es tan fácil, pues aunque el proceso sí que lo es, en la práctica se está convirtiendo en un quebradero de cabeza. El auge del tenis durante los últimos meses en toda España está siendo tal que muchos clubes no dan abasto para atender las demandas de todos aquellos que quieren hacer uso de sus instalaciones.

"Ya estamos pensando en fórmulas para no morir de éxito, porque la dificultad para reservar pistas está llevando a muchos usuarios a la frustración. Y a la larga, parte de esa gente se acabarán marchando", explican desde un importante y tradicional club español.

Hay dificultad para reservar pistas; ya estamos pensando en fórmulas para no morir de éxito

Esa es quizá la parte negativa de un fenómeno que, con mayor o menor intensidad, se está viviendo por toda la península: el auge del tenis tras la pandemia. Frente al retroceso de otros muchos deportes, principalmente de equipo e indoor, el tenis ha crecido en todos los parámetros medibles: licencias federativas, cantidad de clubes y pistas, usuarios, ocupación de las escuelas, venta de material para su práctica...

Licencias

Los datos son claros. Según los registros de la Real Federación Española de Tenis (RFET), el número de licencias se venía reduciendo de manera anual y constante desde el año 2010. Entonces se emitieron 110.050 en toda España, cifra que fue cayendo hasta el suelo de 2020, fijado en 70.151. Quizá el año no parezca representativo por el estallido de la pandemia, pero el dato era casi idéntico al de 2019: 71.091.

Los motivos de este retroceso en el número de licencias tienen que ver sobre todo con el crecimiento experimentado por el pádel, un deporte que ha ganado en popularidad en los últimos años y que surge como una alternativa, menos exigente en el técnico y lo físico, al tenis.

Esa transferencia de usuarios del tenis al pádel parecía imparable. Pues bien, al cierre del curso 2020-21, en el mes de septiembre, el número de licencias de la RFET se disparó hasta las 80.318, experimentando un crecimiento del 14,5% con respecto al año anterior y alcanzando niveles desconocidos para el tenis español desde hace un lustro.

El número de licencias ha crecido un 14,5% el último año, hasta situarse en niveles de 2016

"En la última década se había experimentado un declive, sobre todo vinculado a la competición y en especial en mujeres, quizá porque se fue perdiendo el 'efecto Nadal', pero ahora ha vuelto a resurgir", opina Chema Iñigo, director deportivo del Club de Tenis Chamartín de Madrid.

Los clubes

El registro de clubes de la RFET también ofrece señales para el optimismo. Los 1.252 clubes que había en toda España en 2013 fueron cayendo hasta los 1.128 de 2020. En el último año ha habido 16 nuevas altas en el registro y el número de pistas se ha incrementado hasta las 5.498, 68 más que el año anterior y 150 más que en 2019. Una tendencia que, según las fuentes consultadas para este reportaje, también ha permitido incrementar en toda España los puestos de trabajo vinculados al tenis.

"El covid ha tenido mucho que ver en este fenómeno, claro. Hubo muchos deportes colectivos con instalaciones cerradas y el tenis ofrecía mayor facilidad para su práctica", opina Javier Soler, director deportivo de la RFET, quien destaca el entorno seguro que ofrece el tenis frente a otros deportes en las circunstancias sanitarias del último año: "Es un deporte seguro, al aire libre, sin contacto entre jugadores… Eso ha generado una gran confianza, sobre todo en los padres que querían que sus hijos hicieran deporte de forma segura".

Es un deporte seguro, al aire libre, sin contacto entre jugadores… Genera una gran confianza

Las diferentes políticas aplicadas por las comunidades autónomas también han beneficiado al tenis: en algunas se prohibió el deporte escolar en espacios cerrados durante meses, en otras solo se permitió con mascarilla...

"Antes de la pandemia nos movíamos en unos 220 alumnos y ahora tenemos alrededor de 260, cerca de un 20% más. Y tenemos la escuela completamente a tope, especialmente en adultos, no cabe ni un alfiler. Hay incluso lista de espera, que es algo que nunca nos había pasado", señala Juan Ramón Ruano, director de la escuela de tenis de la Real Sociedad La Magdalena, en Santander.

Material deportivo

El aumento de practicantes se refleja también en un incremento significativo de las ventas de material deportivo vinculado al tenis: pelotas, raquetas, zapatillas, textil... "Si nos centramos en el material enfocado a debutantes, la cifra de venta duplica la de 2019 en todos los apartados. En el caso de las pelotas, el crecimiento es superior al de las ventas de 2019", explican fuentes de la distribuidora Decathlon, donde han observado que la demanda de material avanzado se ha mantenido estable, creciendo muchísimo la de niveles de iniciación e intermedios.

La cifra de venta de material para debutantes duplica la de 2019

"Nosotros tenemos una pequeña tienda privada en el club, solo para nuestros socios. Yo soy el encargado de hacer los pedidos, con uno al año es más que suficiente. Pues bien, este año ya he tenido que hacer dos, sobre todo por el aumento de demanda en rangos principiante y medio. Hemos doblado ya el número de raquetas vendidas otros años", explica Ruano, del club cántabro.

En Forum Sport, distribuidora con mucha presencia en el norte de España, en cambio, no han notado un 'boom' tan intenso y apelan a un "pequeño crecimiento", sobre todo en comparación con el pádel, que lleva ya años disparado y que lo ha hecho todavía con mayor intensidad durante estos meses.

Todo esto lleva de nuevo al punto de partida, a la dificultad que hay en muchos clubes para poder reservar una pista. "Nosotros abrimos las reservas para un día a las nueve de la mañana de la víspera. En horas punta, a partir de las cinco de la tarde y durante los fines de semana por la mañana, se llenan en minutos", señala Iñigo.

15 minutos

"En nuestro caso, lo habilitamos a las ocho de la tarde. Como lo intentes a las ocho y cuarto, seguramente estarán todas agotadas", coincide Ruano.

"Hemos experimentado un crecimiento explosivo, multiplicando el número de competidores en nuestros torneos internos. Tenemos todo lleno casi todo el año", añaden desde el madrileño Club Somontes, incidiendo en un fenómeno que se repite en más clubes: han crecido muchos los practicantes que se apuntan a torneos internos.

El reto ahora para clubes, escuelas y federaciones es conseguir que quienes se han acercado al tenis atraídos por las circunstancias sanitarias permanezcan cuando la normalidad regrese al fin a nuestras vidas.

"Estoy seguro de que un grandísimo porcentaje de quienes han llegado al tenis se quedarán, sobre todo los niños. No me imagino una desbandada de 10.000 licencias cuando regrese la normalidad", predice el director deportivo de la RFET.

Noticias relacionadas
Temas

Tenis Pandemia