ÉXITO GLOBAL

Sabrina Carpenter, la nueva diva pop y ex 'chica Disney' que se postula como sucesora de Taylor Swift

Sus fans esperan ahora con ansias su próximo disco, 'Short n' Sweet', que verá la luz el 23 de agosto

La cantante estadounidense Sabrina Carpenter

La cantante estadounidense Sabrina Carpenter / NINA PROMMER

Alba Giraldo

Una nueva generación de divas pop se abre paso en el mundo de la música. Protagonizan la escena cantantes como Olivia Rodrigo (que actuó este pasado martes en Barcelona), Tate McRae y la aclamadísima Sabrina Carpenter. Hay quien dice que Carpenter (Pensilvania, 1999) es la clara sucesora de Taylor Swift. Tal vez no les falta razón. La superestrella ha sido su mentora desde que la escogió como una de sus teloneras para el exitoso The Eras Tour en América Latina, Australia y Singapur. Actualmente, la joven de 25 años tiene dos canciones en el Top 50 Global de Spotify, Please please please y su gran hit Espresso, ocupando el primer y segundo lugar de la lista, respectivamente. Sus fans esperan ahora con ansias su próximo disco, Short n' Sweet, que verá la luz el 23 de agosto. Pero su éxito viene de lejos. De hecho, fue una 'chica Disney', como Miley Cyrus y Selena Gomez. Ahora, igual que ellas, ha llegado su momento de romper con esa faceta.

La pasión de Carpenter por Taylor Swift se vio desde los inicios de su carrera, cuando, con tan solo diez años, compartía versiones de temas de la cantante en su canal de Youtube. Su primer vídeo en la plataforma fue una cover del tema Picture To Burn, en 2009. Pero la carrera de Carpenter realmente comenzó en la televisión como actriz. La intérprete debutó en 2011 con un pequeño papel en la serie Law & Order: Special Victims Unit. Poco después fichó por Disney y apareció en proyectos como la película Gulliver Quinn, la serie Austin & Ally y la exitosa Riley y el mundo. También quedó tercera en el concurso de canto The Next Miley Cyrus Project, dirigido por Miley Cyrus.

Esta entrada en el universo Disney le permitió también explotar su carrera como cantante, como lo habían hecho con anterioridad otras 'chicas Disney'. Su primer disco, Eyes Wide Open, llegó en 2015 y alcanzó el puesto 43 en el Billboard 200. A partir de ese momento, la joven fue alternando su carrera como cantante y actriz, llegando a publicar hasta cinco discos y participando en películas como Work It, de Netflix, o Clouds, de Disney+.

Un sueño hecho realidad

El último disco de Carpenter llegó he casi dos años, Emails I Can't Send, con éxitos que consiguieron entrar en el listado de Billboard, Nonsense y Faceather. Fue entonces cuando Taylor Swift decidió ficharla como telonera para una de las giras más importantes del año. La joven acompañó a la intérprete de Shake It Off en sus fechas de América Latina, Australia y Singapur y afirmó que era un "sueño de la infancia hecho realidad". En uno de los conciertos de Sídney, Carpenter llegó a compartir escenario con la estrella internacional en su interpretación del tema White Horse.¡La Sabrina de 9 años que cantaba White Horse jamás se vio venir esto!”, compartió la artista.

Todavía es pronto para afirmar que el éxito de Carpenter pueda llegar a ser mayor que el que ha cosechado Taylor Swift, pero la cantante fue la encargada de desbancar a finales del mes de abril Fortnight, canción de Swift con Post Malone del disco The Tortured Poets Department, en las listas de éxitos. "La mantengo en un escalón muy diferente. Nunca podría comparar mi vida, mi carrera, mi trayectoria con nada parecido a lo que ella ha hecho", afirmó en una entrevista con Rolling Stone recientemente.

Canciones con indirectas

En la cultura pop también se conoce a Sabrina Carpenter por su 'pique' con Olivia Rodrigo. Las dos artistas se han enviado indirectas a través de sus canciones por la relación que ambas mantuvieron en algún momento con el actor y cantante Joshua Bassett. Rodrigo estrenó en 2021 drivers license, una canción en la que hablaba de que su pareja la había dejado por “una chica rubia”, que siempre la había hecho dudar de su relación y que era mayor que ella (Rodrigo nació en 2003 y Carpenter en 1999).

Unas palabras que los seguidores de la cantante relacionaron directamente con Carpenter y la acusaron de "rompe hogares". Un año después, fue la intérprete de Please Please Please la que expresó sus sentimientos en la canción because I liked a boy: "Soy una rompe hogares, una puta, tengo amenazas de muerte llenando camiones. Dime tú, ¿quién soy? Supongo que no tengo elección, todo porque me gustó un chico", decía la letra.

Atrás quedaron esos reproches. La joven estadounidense está feliz en la relación que mantiene actualmente con Barry Keoghan, protagonista de la película Saltburn de Prime Video. La pareja hizo su primer posado oficial en la alfombra de la Gala Met de este año. Ajena a las críticas, Carpenter se consolida a pasos agigantados como la próxima diva pop del panorama musical mundial.