Patrocina:

ENTREVISTA

Lali Espósito, de ídolo infantil a azote de la prostitución: "Hay muchas mujeres de mi país que llegan a Europa engañadas"

La actriz argentina revolucionó España con su papel de Wendy en 'Sky rojo', la serie de Netflix que regresará próximamente para su final

Tampoco deja de lado su carrera musical: a finales de septiembre, presentará su nuevo álbum en Madrid, Málaga y Barcelona

Lali Espósito visitará Madrid, Málaga y Barcelona los próximos 22, 24 y 25 de septiembre.

Lali Espósito visitará Madrid, Málaga y Barcelona los próximos 22, 24 y 25 de septiembre. / ARCHIVO

4
Se lee en minutos
Marta Alberca

Aún se desconoce la fecha en la que Netflix estrenará la tercera temporada de Sky Rojo. A pesar de la ficción de Álex Pina y Esther Martínez Lobo ha logrado colarse entre las más vistas de la plataforma, siempre ha estado acompañada de críticas por tratar un tema complejo: la trata y la prostitución.

Una de las encargadas de dar vida a estas mujeres es Lali Expósito. Habitual de las telenovelas latinoamericanas, ha forjado una sólida carrera en la pequeña pantalla: Rincón de luz, Floricienta, Casi Ángeles o Chiquitas sin fin son algunos de los títulos que la han elevado al olimpo pop. Incluido el español, donde lleva años como una de las caras más reconocidas de las series infantiles. A la par ha ido desarrollando una carrera musical que, si bien comenzó con el grupo adolescente Teen Angels, no eclosionó hasta su primera incursión en solitario. Debutó en 2013 con A bailar y, desde entonces, ha ido sumando éxitos. El último de ellos se llama Libra, el álbum que tiene previsto presentar en Madrid, Málaga y Barcelona los próximos 22, 24 y 25 de septiembre.

P. No es la primera vez que visita España.

R. Efectivamente. Tengo una relación muy especial con el país. Estuve viviendo en Madrid durante el tiempo que duró el rodaje de Sky Rojo y volver aquí después de tanto tiempo y hacerlo de esta manera es muy bonito. Además, regreso a La Riviera y lo hago con un nuevo show.

P. Después actuará en Argentina, donde ha conseguido dos sold out en menos de 24 horas.

R. Ha sido una locura. Nunca pensé que llenaría el Movistar Arena de Buenos Aires, donde caben cerca de 20.000 personas. Y menos hacerlo durante dos días seguidos... Sigo en shock.

P. ¿Cómo es volver a los escenarios después de tantos meses alejada de ellos por la pandemia?

R. He crecido en muchos aspectos porque ha girado hacia otros sonidos. Y eso se nota en el resultado de las coreografías y la escenografía. En definitiva, la expresión es diferente. Además, ahora la gente va a los conciertos y los viven como si fueran los últimos, algo que sentimos también los propios artistas.

P. El single, N5, es un homenaje a la noche madrileña. ¿De dónde surgió la idea?

R. Es muy especial porque cuenta historias de gente que conocí y de muchos amigos que hice allí.

P. Hay quien dice que single está dedicado a Lola Índigo.R. En cierta manera es verdad porque yo me inspiré en ella para hacerlo a modo de colaboración, pero finalmente no pudo ser por motivos de agenda. Por lo que decidí sacar el tema yo sola. Pero sí, la canción tiene la energía de baile que las dos tenemos.

P. ¿Esto significa que habrá una colaboración en el futuro?

R. Yo siempre estoy dispuesta a colaborar con ella. Además, me encanta hacer canciones con otros artistas.

P. ¿Cuál es la situación de las mujeres artistas dentro del género de la música urbana?

R. Yo nunca he sentido una desventaja dentro de la industria musical por el hecho de ser mujer. Creo que, en este momento, tenemos mujeres liderando la escena urbana, como es el caso de Rosalía, Carol G, Becky G, Tiny, Nicki Nicole... Hay un talento enorme y el público lo está valorando.

P. En España, muchos te conocen por tu papel de Wendy en Sky Rojo. ¿Qué ha supuesto para ti esta serie?

R. Muchísimas cosas. Me ha aportado mucho y muy bueno. Me permitió salir de mi burbuja argentina y dar el salto a España. A nivel personal me dio muchos amigos como Miguel Ángel Silvestre, Verónica Sánchez o Yanis Prado. Y también me ha permitido expresarme. Me siento muy orgullosa de formar parte de este proyecto, como mujer y como latina, porque hay muchas mujeres de mi continente y de mi país que son llevadas a Europa engañadas para prostituirse.

P. ¿Qué ha significado el papel de Wendy?

R. Lo recibí con mucha alegría y me parece muy valiente apostar por una denuncia social de este tipo en una plataforma de streaming como Netflix. Hay críticas que decían que cómo se puede hacer una serie de ficción de un tema tan serio y yo le pregunto a esa gente que si les incomoda porque consiguen empatizar con las mujeres que sufren esto día tras día.

P. ¿Cómo es abordar un tema como la trata y la prostitución en la ficción?

R. El objetivo de Álex Pina y Esther Martínez Lobo no era aleccionar a nadie, lo que querían era entretener y que a través de la ficción despertáramos una conciencia común. Es decir, poner este debate encima de la mesa. Que la gente disfrutara viendo la serie, pero que cuando acabara el capítulo pensaran en el problema que hay.

P. ¿Cómo lleva las críticas?

R. Algunas son constructivas, pero hay otras que no y que se hacen desde el miedo absoluto. Hay gente que tira esta problemática debajo de la alfombra, pero lo que es una realidad es que España es el primer país de Europa en consumir prostitución y el tercero en el mundo, y es un dato muy triste, y entiendo que eso incomode a mucha gente. Así que si la serie incomoda, misión cumplida.

P. Todavía no hay fecha para la tercera temporada.

R. Es la más loca y vertiginosa. Pasan cosas muy concretas que rompen a los personajes, nos exigen mucha más fuerza. En cuanto a que sea el final de la serie, creo que es una decisión audaz porque hay series que se estiran demasiado y dejan de tener sentido. Hay que saber cuándo acabar y hacerlo bien. 

Noticias relacionadas