Patrocina:

CONCIERTOS

Los 10 tesoros ocultos del Mad Cool

Alina Pash, Yves Tumor, The Comet Is Coming, Phoebe Bridgers, Nora Erez, Adriana Proenza, Amor Líquido, Peggy Gou y Haim tocarán en el Mad Cool 2022.

Alina Pash, Yves Tumor, The Comet Is Coming, Phoebe Bridgers, Nora Erez, Adriana Proenza, Amor Líquido, Peggy Gou y Haim tocarán en el Mad Cool 2022. / EPE

Aunque haya comprado su entrada para ver a The Killers, Metallica, Imagine Dragons y Nathy Peluso, en el cartel del festival de referencia en Madrid hay auténticas joyas escritas en letra más pequeña: una joven que bebe de Billie Eilish, una banda granadina que recuerda a Vulpes o una versión evolucionada de Oasis

5
Se lee en minutos
Jacobo de Arce | Pedro del Corral

PHOEBE BRIDGERS

Cada año, EEUU produce más cantautoras de la tipología chica-con-guitarra-y-mucho-que-decir que botes de ketchup Heinz, y un buen puñado de ellas suelen ser excelentes. Sin embargo, lo de Phoebe Bridgers es otra liga. Sus canciones son de las que dan tantas ganas de abrazar como de bailar, aunque unas veces mande lo uno y otras, lo otro, con melodías perfectas insertadas en producciones exquisitas, algunas gotas de psicodelia y una voz que, aunque por momentos pueda parecer vulnerable, manda mucho. No publica álbum propio desde el excelente Punisher de 2020, pero llega con muchas colaboraciones recientes y después de hacer los coros en medio disco de Lorde.

ADRIANA PROENZA

Todoterreno. Así se presenta Adriana Proenza, artista asturiana a la que descubrimos en 2018 con Songs I Wrote With Corey. Este elepé resultó ser un sobresaliente ejercicio de R&B contemporáneo que caló bien hondo entre los amantes del género. ¿Su mayor baza? La capacidad que, desde bien pequeña, ha desarrollado para utilizar el pop o los ritmos latinos a su antojo. En su música no hay complejos, sino una clara intención por reformular, reescribir, reinterpretar todo lo que ha girado siempre a su alrededor.

THE COMET IS COMING

Hace ya bastante tiempo que algo gordo pasa con la escena jazz de Londres, convertida en la capital y melting pot de todos esos sonidos que convergen en una amplia y bien entendida acepción contemporánea de un género musical ya centenario. The Comet Is Coming, enésimo proyecto de uno de los líderes de esa comunidad, el saxofonista Shabaka Hutchings, es pura intensidad cocinada a base de funk futurista, free jazz, afrobeat y electrónica. Si una descarga como la que desprende sobre el escenario este trío formado por saxo, teclados y batería la conectásemos a la red, produciría energía para iluminar varias ciudades. Conviene verlo para creerlo.

AMOR LÍQUIDO

Sara, Peral, Eva y Gaby lo tienen claro: quieren hablar de su generación sin ningún tapujo. Y para conseguirlo se han servido de un punk desenfadado de naturaleza inconformista . Se lanzaron a la aventura en 2020 cuando autoeditaron Por supuesto, que les permitió hacer sus primeros conciertos en la capital. Ahora presentan Las últimas de Ali, un sencillo con dos canciones que toman referencias de Sex Pistols y Vulpes. Por lo que lo orgánico, la crudeza y la frescura están más que aseguradas en su propuesta.

HAIM

Estas tres hermanas californianas, criadas musicalmente en las ferias populares donde tocaban con sus padres en una de esas bandas familiares tan americanas que lo mismo despiertan admiración que grima, ya eran estrellas interestelares, herederas musicales de Fleetwood Mac y amigas y colaboradoras de Taylor Swift, antes de que Alana, la más joven de las tres, se convirtiera además en icono hollywoodiano gracias a Licorice Pizza, la película de Paul Thomas Anderson. Su directo, repleto de coreografías y tamborradas, siempre más bailable que sus discos, es una de las citas imprescindibles del festival.

ALINA PASH

Alina Pash iba a ser la representante de Ucrania en Eurovisión 2022. De hecho, ganó la preselección que el país organiza anualmente. Sin embargo, algo se truncó: fue acusada de prorrusa a través de las redes sociales por haber cruzado a Crimea, en 2015, desde territorio ruso. Ante la presión, se vio obligada a renunciar y dejar camino a Kalush Orchestra. Su música fusiona el folk local con sonidos electrónicos y urbanos. Una apuesta que se complemente con una estética única que, a la par que su música, combina tradición con vanguardia.

LA ELECTRÓNICA DE FOUR TET, FLOATING POINTS Y PEGGY GOU

Los tres vienen de estar muy ocupados. Floating Points paseando su último disco, uno de los mejores de 2021, fusión de su electrónica detallista con el saxo free jazz del venerable Pharoah Sanders. Kieran Hebden (Four Tet) ganando la batalla legal a su ex discográfica sin dejar de repartir sesiones magistrales por medio mundo. Y Peggy Gou alternando sus fiestones de tono spring breaker con asuntos familiares que la reclaman en Corea. Si la alineación de estos tres productores/deejays no produce la mejor verbena del año, habrá faltado poco.

NOGA EREZ

Gorillaz, Billie Eilish, MIA o Fiona Apple son algunas de las referencias que habitualmente suelen emplearse para definir el estilo de Noga Erez. No obstante, el talismán que esconde esta cantante israelí va más allá de su sonido: su particular energía es capaz de generar un huracán en cuestión de segundos. Tan sólo hay que echar una escucha a Views, You So Done o No News On TV: pura revolución a voz casi susurrada. Pues ella canta a la par que relata aquellas vivencias que la han curtido como persona. Siempre divertida. Siempre inteligente.

YVES TUMOR

Desde sus comienzos en la electrónica más experimental, el norteamericano Yves Tumor (bautizado en su momento como Sean Bowie, y con el que usamos un pronombre masculino que él alterna con el neutro), ahora residente en Italia, ha ido suavizando sus creaciones. Si antes la marca de la casa eran las secuencias puramente instrumentales y rugosas, envueltas en unas atmósferas tan sombrías que llegaban a dar miedo, con el tiempo ha ido añadiendo un poco de luz a su sonido, animándose a cantar y acercándose al pop y al soul, pero sin dejar de asumir riesgos que le alejan del mainstream. La fluidez de género (en todos los sentidos) convertida en música exquisita.

ONLY THE POETS

La banda de Reading (Reino Unido) es puro indie pop. Desde su formación en 2017, no ha parado de perfeccionar una fórmula que poco a poco ha ido ganando adeptos. Se reconocen en Blur, Oasis o The Stones Roses. Muy 90. Y muy británicos. Sin duda. Quizá, por ello, su acogida esté siendo tan agradecida: los clásicos nunca fallan. Y si encima vienen acompañados de la mano de un grupo de jóvenes rebeldes, enamoradizos y tremendamente ambiciosos, la jugada no falla. Su primer álbum se llama Demos, aunque de amateur tiene poco.

Noticias relacionadas
Temas

Festivales