Patrocina:

MÚSICA

Alexandra Dovgan, la niña pianista prodigio que vive en Málaga: "Mi día a día es el de una chica normal de 14 años"

El talento de la joven rusa, que ahora reside en Mijas por la guerra en Ucrania, se reconoció a sus cuatro años en el Conservatorio Estatal de Moscú cuando superó las difíciles pruebas de admisión

Alexandra Dovgan, la jovencísima prodigio del piano.

Alexandra Dovgan, la jovencísima prodigio del piano. / OSCAR TURSUNOV

4
Se lee en minutos
Alba Tenza

En las paredes hay guitarras de todo tipo. Entre los muebles de madera, instrumentos de viento, cuerda y percusión están repartidos por todo el establecimiento. Justo en la zona de los pianos está ella, con sus 14 años y una mirada tímida ante los presentes. Junto a su padre Sherguey se encuentra Alexandra Dovgan. Según ella misma, "una niña normal y corriente".

El resto del mundo no piensa lo mismo. Incluso el gran Grigori Sokolov, considerado uno de los mejores pianistas de la música en vivo y una leyenda, ha querido explicar a los medios que "esta pianista difícilmente puede ser llamada una niña prodigio, ya que, si bien es un prodigio, no se trata de un juego de niños porque lo que uno escucha es una actuación de un adulto". 

La joven rusa Alexandra Dovgan es conocida internacionalmente por su increíble forma de tocar el piano. Un instrumento que, para ella, es la propia extensión de sus dedos, "como si cada uno de ellos fueran un instrumento", reconoce en más de una ocasión. Ahora mismo reside en Málaga, concretamente en Mijas, con su padre. El motivo principal: la guerra de Rusia y Ucrania y, por ende, la imposibilidad de establecer una buena comunicación entre ambos países. ¿Cómo iba a llevar a cabo la joven pianista de esa forma su gira internacional? 

Su madre y su hermano continúan en Moscú. Alexandra Dovgan les echa de menos, a ellos, a su ciudad y a su país. A pesar de ello, tiene claro que está muy bien aquí: "Me encanta Málaga, estuve en varias ocasiones antes y siempre he estado perfecta en esta ciudad". Además, como una niña "normal", como ella reitera durante la entrevista, hace cosas "normales" como deporte cada mañana, deberes del colegio, leer un buen libro o salir con sus amigos. 

Recibe la formación de la ESO al mismo tiempo que del piano desde la Escuela Central de Música del Conservatorio Estatal de Moscú de manera online este último periodo. Las horas al piano ocupan, por supuesto, gran parte de su día a día. "Cuando es día de concierto sí me paso todo el día tocando, desde que me levanto", aclara la joven pianista por si cabe duda. 

Con solo cuatro años empezó a tocar el piano. 10 años después es algo que se nota con solo observar sus manos en movimiento sobre las teclas. "Alrededor mía siempre ha habido mucha música clásica, es mi ámbito normal desde pequeña porque mis padres son pianistas, ellos fueron mis primeros maestros". ¿Influyó esto en que Alexandra Dovgan eligiese el piano y no otro instrumento?

Alexandra Dovgan.

/ OSCAR TURSUNOV

Su formación comenzó con cuatro años y medio, edad con la que entró en el Conservatorio Estatal de Moscú, donde dio su primer concierto de cara al público. Y donde su talento comenzó a ver la luz. A pesar de la escasa edad, la joven pianista recuerda qué sintió al salir de aquel examen de admisión, una prueba muy difícil de superar: "Yo salí del examen pensando que me gustaba mucho y que quería estudiar ahí, lo tenía claro".

En su joven trayectoria, Alexandra Dovgan ha recibido un amplio reconocimiento en Europa. Ha conquistado importantes escenarios como el Concertgebouw de Ámsterdam, el Konzerthaus de Viena y la Philharmonie de Berlín, entre muchos otros.

Entre sus compositores favoritos, una larga lista de nombres. Aunque uno de ellos sale disparado el primero de su voz tímida: "Chopin es uno de mis favoritos sin duda". El corazón de Alexandra Dovgan tiene un espacio dedicado al gran compositor y pianista polaco romántico. Entre sus retos, apunta con conseguir tocar algún día el concierto número 3 de Rajmáninov, una obra que "es considerada para todo pianista del mundo un reto por ser una de las obras más difíciles".

Con su larga trayectoria con tan solo 14 años, Alexandra Dovgan ha colaborado con numerosos músicos muy importantes. Sin embargo, el primer músico que recuerda con especial cariño cuando se le pregunta por ello, es Trevor Pinnock, un director de orquesta inglés, con quien hizo un concierto muy especial por "el proceso de hacer música, tanto en los ensayos como en el concierto".

¿Dónde se ve Alexandra Dovgan dentro de cinco años? La joven pianista sonríe un poco nerviosa al imaginarse, pero sabe que ella no tiene metas imposibles y tiene claro lo que quiere: "Quiero crecer, tocar el piano y trabajar muchísimo, además de sacar mi disco". Algo que no está tan lejos, ya que el próximo 3 de julio (a las 19:30 horas), el Palacio de Ferias y Congreso de Málaga contará con la presencia de la joven pianista rusa con motivo de la inauguración del Festival Arte y Sol.

 "Es más difícil cuando sabes que es un concierto tan importante y ves que tienes un micrófono al lado", se sincera. Sin embargo, está muy ilusionada con ese día, donde dedicará la segunda parte a Chopin, quien una vez más estará presente entre su público desde que comience a hacer música con sus dedos y el piano. El resto del repertorio estará formado por obras de Beethoven y Schumman. Un concierto muy especial porque será grabado convirtiéndose en su primer trabajo discográfico.

Noticias relacionadas