Patrocina:

RESEÑA LITERARIA

La rebeldía de Espronceda

Alba publica 'El estudiante de Salamanca y otros grandes éxitos' del poeta que revolucionó la literatura española

Retrato de José de Espronceda (1808 - 1842).

Retrato de José de Espronceda (1808 - 1842). / ALBA EDITORIAL

3
Se lee en minutos
Joan-Carles Martí

Todos los fans de la exitosa serie La casa del papel deberían leer con pasión a Espronceda, a ser posible después de cada temporada. Se reconocerán en la Canción del pirata, encontrarán ejemplos de amor romántico en Canto a Teresa ("¿Por qué volvéis a la memoria mía, / tristes recuerdos del placer perdido..."); también la cruel venganza en El verdugo ("En mí vive la historia del mundo / que el destino con sangre escribió..."), o el trágico viaje a la muerte de El estudiante de Salamanca.

José de Espronceda (Almendralejo, 1808-Madrid, 1842) fue un poeta descreído con una vida que supera ficciones audiovisuales actuales, y que ahora se recogen en el libro esencial El estudiante de Salamanca y otros grandes éxitos (Alba-poesía), en una selecta antología de Rebeca Martín.

De aquella vida corta e intensa salieron los versos que revolucionaron la literatura española. Un escritor a la altura de Byron, Goethe o Victor Hugo, y que tanto influyó en grandes escritores como Jaime Gil de Biedma o José Manuel Caballero Bonald. Las leyendas esproncedianas convirtieron al poeta en "el libertino más misógino, transgresor e inmisericorde de la tradición donjuanesca", en descripción de Martín.

Porque a través de la antología seleccionada se otea la vida de un aventurero liberal que con solo cuatro versos pasó a la bibliografía mental de varias generaciones. Más allá del conocido inicio de Canción del pirata ("Con diez cañones por banda / viento en popa a toda vela / no corta el mar sino vuela / un velero bergantín"), el largo poema narrativo El estudiante de Salamanca sostiene una atención creativa de inmejorable calidad. Muchos estudiosos comparan la poesía de Espronceda con la de Byron, pese a no tener nada que envidiar a la autoridad literaria inglesa. Ni tampoco al gran representante del romanticismo francés, Victor Hugo.

Espronceda figura en el podio de la mejor literatura universal y cualquier nueva reivindicación, como la de este libro, resulta adecuada y pedagógicamente reconfortante, tanto que los esmerados profesores de literatura deberían enseñar en sus clases que el poeta Espronceda supera la atracción de ese astuto profesor de La casa de papel.

JOYA LITERARIA

El protagonista de El estudiante de Salamanca es Félix de Montemar, un "alma fiera e insolente, / irreligioso y valiente, / altanero y reñidor"; pero también cínico e irreverente ("Corazón gastado, mofa / de la mujer que corteja, / y hoy, despreciándola, deja / la que ayer se le rindió"). Un personaje que combina maldad con magnanimidad -"mestizaje de superseñorito y de titán", lo llamó Gil de Biedma, recuerda Martín-, pero como también subraya la antologadora, sus versos constituyen "un elogio de la rebeldía y el descreimiento".

El deslumbrante cuento poético de El estudiante de Salamanca constituye el eje central de la antología, precedido de algunos de sus poemas esenciales y con El Diablo Mundo en la última parte. Un poema alegórico sobre la existencia humana. Tras una introducción claramente inspirada en la poesía de Lord Byron, se relata cómo Adán, encarnación del género humano, debe elegir entre morir o bien vivir eternamente. "Nunca llegó a completar la que habría sido una obra colosal", resalta Martín, ya que quedó inconclusa tras la muerte de Espronceda en mayo de 1842 por difteria.

"¡Oh, cómo cansa el orden! No hay locura / igual a la del lógico severo; / y aquí renegar quiero / de la literatura / y de aquellos que buscan proporciones / en la humana figura / y mide a compás sus perfecciones". Son sus últimos versos.

Las oportunas acotaciones de Rebeca Martín en cada una de las tres partes del El estudiante de Salamanca contextualizan unos poemas únicos. Hay que releer a Espronceda para gozar del carrusel de recursos literarios de un escritor exclusivo.

'El estudiante de Salamanca y otros grandes éxitos'

Autor: José de Espronceda

Editorial: Alba-poesía. Antología de Rebeca Martín

219 páginas. 18,50 euros


Noticias relacionadas