Patrocina:

CINE

Steven Spielberg: "Nunca, en toda mi vida, había presenciado tanta división en mi país"

El director revisa y adapta a los tiempos modernos el histórico musical 'West Side Story', relectura de ‘Romeo y Julieta’ ambientada en Nueva York en una guerra entre bandas rivales. La película llega hoy a los cines

Steven Spielberg y Rita Moreno (atrás) en el set de ’West Side Story’.

Steven Spielberg y Rita Moreno (atrás) en el set de ’West Side Story’. / NIKO TAVERNISE | TWENTIETH CENTURY STUDIOS

4
Se lee en minutos
Nando Salvà

Es hasta lógico preguntarse qué pinta una película como West Side Story en la filmografía de un cineasta como Steven Spielberg, que se define principalmente por ficciones -como Tiburón, En busca del arca perdida, E.T. El extraterrestre y Parque Jurásico- en las que hay mucha acción y muchos efectos especiales y ni rastro de escenas en las que los personajes arrancan a cantar y bailar de forma repentina. Lo cierto, sin embargo, es que el director lleva obsesionado por ese musical de Broadway desde que un día, a los 10 años, escuchó su banda sonora en el tocadiscos de su padre por primera vez. “Siempre supe que algún día adaptaría un musical a la gran pantalla, y que ese musical sería West Side Story”, nos explica vía Zoom. “Al fin y al cabo, es el mejor de cuantos se han producido jamás en Estados Unidos”. ¿Y por qué ha tardado medio siglo de carrera en dar el paso? “Porque durante mucho tiempo sentí que no iba a ser capaz, y tardé mucho tiempo en comprender que disponía de todas las herramientas creativas necesarias. Pensándolo bien, mi cine previo está lleno de secuencias que se asemejan a coreografías musicales; el desembarco de Normandía en Salvar al soldado Ryan, por ejemplo”. 

West Side Story, recordemos, es una relectura de Romeo y Julieta ambientada en el centro de una guerra entre bandas rivales, los caucásicos Jets y los portorriqueños Sharks, que se libra en las calles de Nueva York. Fue estrenada en Broadway en 1957 y llevada al cine por primera vez en 1961 a cargo del director Robert Wise -con gran éxito: obtuvo diez Oscars-, pero Spielberg considera que su argumento tiene mucho que decir acerca de 2021. “Vivimos un presente peligrosamente reaccionario e ignorante, y lastrado por un violento enfrentamiento entre dos bandos que no están dispuestos a dialogar. Nunca, en toda mi vida, había presenciado tanta división en mi país; eso hace que el conflicto entre los Jets y los Sharks resulte particularmente relevante”.

Para consonar con el zeitgeist, eso sí, el texto original ha requerido cierta actualización. En su día, después de todo, sus creadores no se preocuparon demasiado por hacer un retrato realista y respetuoso de la comunidad portorriqueña de Nueva York; como él mismo aseguró en una ocasión, el compositor recientemente fallecido Stephen Sondheim no conocía ni a un solo portorriqueño cuando escribió las letras de las canciones. Para empeorar las cosas, además, la película de 1961 empleó a intérpretes caucásicos para encarnar a buena parte de sus personajes latinos, por lo que actores como Natalie Wood y George Chakiris tuvieron que oscurecerse la cara con maquillaje; incluso Rita Moreno fue obligada a hacerlo a pesar de haber nacido en Puerto Rico.

Moreno también aparece en la nueva película, esta vez con su color natural. Ninguno de los miembros de su reparto, de hecho, tuvo que echar mano del betún, porque todos los personajes latinos están encarnados por actores latinos; y muchos de ellos, que en versiones previas del musical eran poco más que estereotipos andantes, han sido dotados de mayor profundidad. Por primera vez en una adaptación de West Side Story, además, la primera canción con letra que aparece en la narración es una cantada en español, La Borinqueña, variación del himno portorriqueño que no aparecía en la obra original; y varios versos de la que sin duda es una de las piezas sonoras más célebres del musical, America, han sido modificados para eliminar de ellos expresiones denigrantes y xenófobas. Pero esas dosis de corrección política, asegura Spielberg, no han sido su único método para dotar la historia de frescura. “He querido dotar la película de gran autenticidad y realismo, tanto en los diálogos como en las localizaciones. Rodamos todos los números de baile en calles reales y no en decorados, porque la intención siempre fue hacer un musical callejero, no uno teatral”.

No ha ido bien en taquilla

Incluso desde antes de su estreno en Estados Unidos hace poco menos de dos semanas, West Side Story se considera firme candidata a triunfar en la próxima gala de los Oscar. Sin embargo, también ha dado de qué hablar por otros motivos algo más ingratos: en primer lugar, la inclusión en su reparto de un personaje transgénero -encarnado por el intérprete no binario Iris Menas- ha provocado la prohibición de su estreno en Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Baréin, Oman y Catar; en segundo lugar, no está funcionando nada bien en la taquilla de su país, y cabe preguntarse por qué: ¿es sobre todo por culpa de la pandemia, o porque el musical sigue siendo un género comercialmente difícil? ¿O quizá el público ha dado la espalda a la película a causa de su protagonista masculino, Ansel Elgort, que tras rodarla ha sido acusado de abusar sexualmente de varias menores? Sea como sea, aún tiene tiempo -y atributos- para seducir a la audiencia.

'West Side Story'

Dirección: Steven Spielberg

Intérpretes: Rachel Zegler, Ansel Elgort, David Alvarez, Ariana DeBose, Rita Moreno, Mike Faist, Josh Andrés Rivera, Corey Stoll

Estreno: 22 de diciembre de 2021


Noticias relacionadas