TRIBUNALES

La fiscal de odio denuncia a Cristina Seguí por la difusión de vídeo de las niñas violadas

El decreto considera que la cofundadora de Vox podría haber cometido un delito de odio y otro contra la intimidad

La fiscal de odio denuncia a Cristina Seguí por la difusión de vídeo de las niñas violadas
2
Se lee en minutos

La Fiscalía Provincial de València, a través de la delegada de los delitos de odio, Susana Gisbert, ha denunciado judicialmente a la cofundadora de Vox Cristina Seguí por la difusión, a través de una cadena de mensajes en Twitter, de un vídeo en el que aparecían dos de las tres niñas de 12 y 13 años víctimas de una violación grupal en Burjassot cometida el 16 de mayo de este año.

El Ministerio Público abrió diligencias de oficio el 31 de mayo, después de que Seguí, presidenta además de la asociación de extrema derecha Gobierna-te, publicara una sucesión de tuits, incluyendo el vídeo, en los que vertía comentarios falsos sobre la edad de las niñas y sobre otros detalles y aseguraba que las violaciones eran mentira, lo que además propició presuntamente la sucesión de mensajes de odio en respuesta a los suyos.

La investigación penal de la Fiscalía se sumó a la denuncia de la asociación de consumidores Facua ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) por la difusión del vídeo tanto en su cuenta de Twitter como en la de Telegram, en los que se permitía identificar a las menores.

La AEPD emitió una resolución en la que estimaba que existían "indicios racionales de vulneración" del reglamento general de protección de datos en la difusión del vídeo de las menores y requería a Seguí para que borrase esos contenidos.

Segunda denuncia de Facua

Lejos de hacerlo, la ultraderechista publicó un nuevo hilo en Twitter incluyendo el escrito de la AEPD y anunciando que ya había borrado los tuits, pero en el que volvía a incluir el vídeo y se jactaba del amplio eco conseguido, lo que llevó a Facua a denunciar por segunda vez.

En el vídeo aparecen las dos menores y otra niña amiga de ambas, tambien menor, en un directo en Instagram que fue grabado por el entorno de los presuntos violadores y difundido, a partir de lo cual Seguí se encargó de hacer de altavoz. En esa grabación, las menores se limitan a comentar que su caso ha salido en televisión, que probablemente habrá un juicio y que una de ellas seguramente sería citada como testigo.

Sobre esa 'base', la ahora denunciada argumentó, en esa retahíla de tuits, que era la prueba de lo que llamó en varias ocasiones "la no violación de Burjassot", con comentarios despectivos como que «mantuvieron sexo consentido con un grupo de menores en Burjassot, Valencia» y que «fueron instadas por parte de la izquierda para denunciar falsamente y salir en TV», afirmaciones inciertas de las que ahora deberá responder ante el juzgado de Instrucción de València que reciba el decreto de la Fiscalía, que avanza que «los hechos podrían ser constitutivos de un delito contra la intimidad y/o un delito de odio".

Identificada por el vídeo

Noticias relacionadas

La niña que sufrió la violación grupal a manos de cinco menores de Burjassot sufrió un proceso depresivo que la llevó a encerrarse en su casa y a negarse a regresar al instituto en el que estudiaba, después de que comenzara a ser señalada, insultada y vejada al trascender su identidad precisamente a raíz de la publicación de los mensajes de Seguí, con más de 200.000 seguidores en Twitter, y su réplica por parte de otros usuarios. Además, tanto la niña como su madre tuvieron que cambiarse de municipio, huyendo precisamente del escarnio al que la menor estaba siendo sometida.

Tal como publicó Levante-EMV, del grupo Prensa Ibérica, lamenor adelgazó 15 kilos en dos meses y sufrió graves secuelas de las que aún no ha podido recuperarse porque desde el juzgado no le permiten que comience el necesario tratamiento psicológico para poder recuperarse.