'Caso Azud'

'Franco 36': la contraseña del 'conseguidor' de la trama Azud

El sumario de la causa relata cómo el despacho del cuñado de la alcaldesa Rita Barberá (1991-2015), abierto en 1999, pasó de estar a punto de cerrar por falta de casos a facturar más de 5 millones de euros entre 2006 y 2015 a las principales empresas contratistas del Ayuntamiento de Valencia

El abogado José María Corbín en la primera comparecencia en el juzgado después de quedar en libertad.

El abogado José María Corbín en la primera comparecencia en el juzgado después de quedar en libertad. / M. A. Montesinos

6
Se lee en minutos
Laura Ballester, Teresa Domínguez

El notario Blas Piñar López fue el primer diputado de extrema derecha de la democracia española recuperada tras casi cuarenta años de dictadura franquista. Piñar López logró un escaño con el partido Unión Nacional en las primeras elecciones constitucionales convocadas el 1 de marzo de 1979. Unión Nacional era una coalición formada por Fuerza Nueva y la Falange Española de las JONS, entre otras formaciones herederas directas y nostálgicas del franquismo.

Por Unión Nacional hizo campaña en Valencia un joven abogado, José María Corbín Navarrete. Una publicidad del partido insertada en 'Levante' (antecesor de Levante-EMV, diario del mismo grupo, Prensa Ibérica, que este periódico) anunciaba un acto de Unión Nacional en el Cine Rodrigo de Massamagrell para el 23 de febrero, junto a otros dos miembros de la coalición de extrema derecha. Este primer mitin de Corbín no fue algo aislado. El 27 de febrero de 1979 se anunciaba su presencia en otro acto en Canals, en "los antiguos locales del movimiento" junto al también abogado Carlos Verdú.

El activismo a favor de un partido de extrema derecha es la primera mención a Corbín Navarrete que existe en la hemeroteca de Levante-EMV. Un activismo que recorre la trayectoria vital de este abogado y "conseguidor" de la trama del supuesto cobro de comisiones a contratistas del Ayuntamiento de Valencia, que gobernó durante 24 años su cuñada, Rita Barberá Nolla. Tras fallecer la alcaldesa, Corbín y su familia se han aproximado a Vox.

El levantamiento del secreto del sumario del caso Azud ha permitido conocer al detalle el elevado nivel de vida de José María Corbín Navarrete, casado desde junio de 1980 con Asunción Barberá Nolla, hija de José Barberá Armelles (entonces director adjunto de 'Levante' y presidente de la Asociación de la Prensa valenciana). Y de las tres hijas del matrimonio. El sumario también revela cómo su despacho profesional, Corbín Abogados SA, pasó de estar abocado al cierre a ingresar más de 5 millones de euros en el periodo 2006-2015.

La macrocausa también descubre cuan nostálgico de épocas pasadas es el abogado José María Corbín. En el registro durante ocho horas de su vivienda por los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, efectuado el 2 de abril de 2019, el acta levantada por el letrado de la administración de justicia del Juzgado de Instrucción 13 de València , recoge la confiscación de discos duros, móviles y tabletas. Y un pequeño detalle muy revelador. La contraseña de 'iCloud' (la nube de los usuarios de Apple) de Corbín Navarrete es "Franco 36". Toda una declaración de intenciones que alude al año del golpe de Estado del dictador, el 18 de julio de 1936, que desembocó en la Guerra Civil (1936-1939).

La peculiar relación con el expulsado juez Guillermo Forteza

Corbín inició su carrera como abogado de los clubes de alterne ubicados en el camino de las Moreras. En 1986, Levante-EMV informaba sobre la decisión del juez de Instrucción 14, Guillermo Forteza, de clausurar doce de estos establecimientos con nombres como 'Florida', 'Miami', 'Cupido' y 'Las Mil y unas noches'. Se les acusaba de un delito de prostitución. El letrado que defendía los intereses de los prostíbulos era José María Corbín.

Aunque en dos años pasó de ser el abogado 'oponente' a Forteza a defenderlo en un caso personal. En julio de 2003 el letrado Corbín también fue el abogado defensor de dos policías juzgados por cohecho y omisión del deber de perseguir delitos en un rocambolesco juicio con jurado que tuvo dos fallos distintos y que finalmente fue anulado por el Tribunal Superior de Justicia (TSJCV). 

El abogado José María Corbín hizo campaña por Blas Piñar en las primeras elecciones democràticas y después se ha aproximado a Vox

Apenas cuatro años antes, el 08 de enero de 1999, creó la mercantil Corbín Abogados SA, con el abogado como administrador único (hasta 2011 cuando entraron sus tres hijas) y ubicado a 400 metros del Ayuntamiento de València (en 2014 se trasladó a la calle Grabador Esteve). El despacho estuvo "a punto de cerrar porque no tenía trabajo" aunque "sin motivo comenzó a tener un volumen elevado de trabajo", según relató un ex asesor de Alfonso Grau, testigo en la causa, a los agentes de la UCO. "Alfonso Grau podría haber recibido indicaciones de Rita Barberá para que hablara con alguna empresa adjudicataria de algún concurso, para que contratara al despacho Corbín Abogados SL", según el testimonio recogido por los agentes en octubre de 2017, al inicio de la investigación que desembocaría en la Operación Azud.

Corbín también fue desde 2016 el ariete contra el caso Taula, en el que defendía a la exsecretaria del grupo municipal del PP, Mari Carmen García-Fuster. Una causa que intentó tumbar, coordinando la actuación de un pequeño núcleo de defensas bautizado como el "comando Corbín" y que llegó a auspiciar la contratación como perito para analizar las grabaciones de la UCO de Enrique Hellín Moro, un ultraderechista, militante de Fuerza Nueva y miembro del Batallón vasco español condenado en 1980 por el asesinato de una joven militante del Partido Socialista de los Trabajadores. También hizo unas polémicas declaraciones sobre el pitufeo en las que llegó a asegurar: "Si yo me entero que mi mujer ha dado mil euros la corro a bofetadas".

El presidente de Cleop, ante correos de Corbín para cobrar: "Envíale copia que es un pesado"


L. Ballester/T.Domínguez. Valencia

El abogado José María Corbín hizo caja desde 2005 hasta 2015 de las principales empresas contratistas del Ayuntamiento de València. Las mercantiles Secopsa, Cleop, Cyes Infraestructuras, Acciona, Construcciones Valencia Constitución (CVC), Ocide Construcción, Onofre de Miguel, entre otras, pasaron por "caja" como supuesto "peaje" para acceder a contratos municipales. En el caso del empresario propietario de CVC Jaime María Febrer, como contó Levante-EMV, la "tarifa plana" era de 3.000 euros al mes por proyecto en el que "asesoraba". Entre la documentación incorporada a la causa permanecían inéditos hasta ahora los correos intercambiados entre Corbín y el presidente de la compañía Cleop, Carlos Turró Homedes, en los que el abogado recuerda insistentemente al empresario (investigado en Azud y en Taula), cada mes, el pago de la cantidad presuntamente pactada entre ambos (407.408,80€ en seis años).

Desde enero de 2011, Corbín torpedea a Turró con mensajes. "Este es el recordatorio mensual. Un abrazo. José María" (31-01-2011). "Querido Carlos: Fiel a mi cita mensual, cumplo tus instrucciones con este recordatorio (10-03-2011)". Éste último es rebotado por Turró a un trabajador de su empresa con el mensaje. "Si le pagásteis el viernes pasado, envíale fotocopia que es un pesado. Carlos Turró".

En los meses siguientes, Corbín sigue inasequible al desaliento reclamando su cantidad mensual. "Estimado Carlos: Cómo pasa el tiempo, otra vez estamos a día 5. Un abrazo José María". Durante el mes de mayo de 2011, Turró recibe correos de Corbín hasta en seis ocasiones reclamando su cantidad mensual. Una insistencia que provoca que Turró indique a otro subordinado que deberían leer el contrato firmado y resolverlo "no sea que quiera seguir cobrando".

Además de valorar "visitar" a José María Corbín "para que ayude a Alejandro'', ya que "los pagos están relacionados con esa obra". En esas fechas, Cleop ejecutaba las obras del polideportivo de las naves de la Cross y el retén de bomberos de la calle Alta, además de gestionar la grúa municipal.

Noticias relacionadas