FITUR

Baleària celebra su aniversario en Fitur: 25 años de éxito en el transporte marítimo

Sostenibilidad, innovación y capital de confianza son tres de los pilares que sitúan a la naviera a la vanguardia de un sector vital

4
Se lee en minutos
EPE

Baleària nació tras la desaparición de la naviera Flebasa en 1998. Un cuarto de siglo después, es líder en el transporte marítimo español, vital para la vertebración y la cohesión del territorio, con una flota de más de 30 barcos y presencia en hasta seis países. Considerada, además, un referente en sostenibilidad e innovación, la compañía acumula 25 años de hitos, llegando a transportar a 55 millones de pasajeros, 13 millones de vehículos y 80 millones de metros lineales de carga. Para celebrar su éxito, Baleària organizó un evento en Fitur 2023 en el que estuvieron presentes tanto su fundador y presidente, Adolfo Utor, como el president de la Generalitat, Ximo Puig, y la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant.

Los inicios de Baleària estuvieron marcados por el objetivo de “salvar la actividad, los puestos de trabajo y los intereses sociales y comerciales”, explicó Adolfo Utor, quien lideró su creación junto con otros ex trabajadores de Flebasa. Empezaban desde cero y tuvieron que luchar contra todo tipo de adversidades, apostando por "unir territorios y facilitar la libre circulación de personas, de bienes y de cultura". “Esto nos llevó a querer ser casi como los navegantes clásicos que hicieron posible la civilización Mediterránea", destacó durante el acto que reunió a 400 personas de sus públicos de interés.

Claves del éxito

Su origen da lugar, precisamente, a una de las claves principales de su éxito. “Las adversidades de los inicios propulsaron una cultura de empresa donde arraigaron la austeridad, el compromiso y el trabajo en equipo”, compartió Utor. Unos valores que, bajo la insignia del “Gen Baleària”, han estado presentes a lo largo de toda su historia, permitiéndoles salir adelante en sus comienzos, pero también mantenerse fuertes en momentos de crisis como la irrupción de la pandemia de Covid en 2020.

No diversificar su actividad es otro de los principales pilares que sitúa a la naviera a la vanguardia. En el transporte marítimo, con la construcción de nuevos buques, nuevas líneas marítimas y la mejora de servicios para contribuir al desarrollo y progreso de los territorios, reside su personalidad y es ahí donde encuentra su excelencia. “Hemos reinvertido más del 90 % de nuestros resultados para facilitar nuestro crecimiento”, añadió el presidente.

Pero, sin duda, por encima de todo Utor puso en valor la confianza como motor de su crecimiento. “Cuando empezamos solo teníamos el capital de confianza de nuestros grupos de interés. Una confianza que hemos trabajado día a día, que alimenta nuestra imagen y reputación, y que hoy en día es nuestro principal activo”, detalló. Baleària cuenta actualmente con una plantilla de 1.800 empleados, plenamente convencidos del proyecto, y unos clientes muy satisfechos.

El futuro de Baleària

Utor también tuvo palabras durante su intervención para el futuro de la compañía. “No basta con ser la naviera líder en España”, advirtió. Por ello, su aspiración es llegar a convertirse en “una naviera global, con un modelo de negocio que piensa en local”. “Queremos ser un referente mundial en sostenibilidad y en servicio al cliente, siendo una compañía marítima capaz de contribuir con su trabajo a la consecución de los ODS”, subrayó.

En este sentido, uno de los eventos más importantes en este 2023 es la puesta en servicio de “una nueva unidad entre Ibiza y Formentera, el Cap de Barbaria, primer ferry eléctrico del Mediterráneo que posibilitará hacer la travesía con emisiones cero en los acercamientos, maniobras y estancias en ambos puertos”, señaló Utor. A ello se suma un acto central de conmemoración del aniversario en su sede central en Dénia programado para el próximo julio.

Sus planes, además, incluyen la expansión hacia nuevos territorios. En la actualidad, trabajan en la construcción de dos nuevos barcos y operan en España, Marruecos, Argelia, Francia, Estados Unidos y Bahamas. Ahora, el horizonte fijado está, por una parte, en el norte de África (incrementando tráficos con Túnez y Libia) y, por otra parte, en lugares como Estados Unidos, Cuba o República Dominicana.

 “Miramos hacia adelante”

“Cuando miramos hacia atrás vemos que hemos hecho muchas cosas y nos damos cuenta de lo que somos capaces de hacer, porque por delante tenemos mucho más de lo que hemos dejado atrás. Miramos hacia adelante. Tenemos proyectos, equipo, somos más fuertes, tenemos más capital de confianza y un futuro apasionante e ilusionante para seguir haciendo lo que nos gusta: construir barcos nuevos, más modernos, más sostenibles, que respondan mejor a las necesidades de nuestros territorios y también abrir nuevas líneas marítimas”, compartió Utor.

Noticias relacionadas

 Asimismo, el fundador de Baleària hizo hincapié en la necesidad de modernizar la red de transportes por agua del territorio nacional, así como de la importancia del talento joven para lograr el objetivo de ser una compañía global.

Por su parte, Ximo Puig quiso remarcar que Baleària es “una de las empresas más importantes de la Comunitat Valenciana y que se continúe erradicando en nuestro territorio, en Dénia, es un hecho histórico”. De igual modo, Diana Morant valoró la mirada hacia el futuro de la naviera, con el deseo de que el turismo “sea una economía que repercuta en positivo en toda la sociedad, como lo hace Baleària”.