ENTREVISTA | MARÍA ÁNGELES BENEDITO, DIRECTORA DE OFICINA DE SINGULAR BANK EN MADRID-GOYA

“Apostamos por megatendencias como motor de crecimiento futuro"

María Ángeles Benedito.

María Ángeles Benedito.

4
Se lee en minutos
EPE

¿Cómo construir carteras sólidas en el entorno actual de incertidumbre y alta volatilidad?

En Singular Bank creemos que es complicado intentar construir carteras para un entorno concreto. Nadie tiene la bola de cristal, y tratar de encontrar la “cartera perfecta” para cada momento de mercado es un reto complejo y no exento de riesgos. Entre otros motivos, porque el mercado es impredecible y se cometen muchos errores intentando anticipar qué podría pasar. Esto no quiere decir que haya que gestionar dando la espalda a lo que está ocurriendo en el mercado. En este sentido, conjugamos una doble dimensión. Por un lado, tenemos una visión estratégica, con una perspectiva de largo plazo centrada en la detección de aquellas megatendencias que podrían ser los motores de crecimiento futuro. Estas tendencias quedan, en cierto modo, desvinculadas parcialmente de los acontecimientos puntuales del mercado: cambios demográficos, geopolítica, nuevos patrones de consumo, disrupción tecnológica, cambio climático. Esto no excluye el riesgo de caídas si hay un escenario económico adverso, pero es una estrategia que puede mantenerse, porque a largo plazo su sentido, sus fundamentales, su justificación, siguen intactos. Pero además, está claro que en función de las circunstancias de mercado es importante hacer ajustes en las carteras. ¿Qué ajustes están recomendando nuestros expertos del Área de Inversiones en el contexto actual? Equilibrar los sesgos entre growth y value, reducir la beta de cartera (y, por tanto, la sensibilidad ante movimientos del mercado), o incluir activos que puedan protegernos frente a la inflación. En renta fija, mantenemos una estrategia cauta con duraciones bajas, para reducir el impacto de las futuras subidas de tipos, y hemos reducido el riesgo de crédito.

¿Cuál es la labor del asesor financiero?

Entender. Guiar. Acompañar. Asesorar. Palabras que suenan muy bien, pero que no sirven de nada si se quedan solo en eso, en palabras: Hay que trabajar a diario para cumplir con las promesas que les hacemos a nuestros clientes. En Singular Bank, hacemos todo lo posible para adecuarnos a sus preferencias, y para ello, es esencial entender antes cuáles son sus objetivos y expectativas. Pensamos que cada cliente es singular y, por tanto, las soluciones financieras y patrimoniales no pueden ser las mismas para todos. El asesor tiene que adaptarse al cliente, a sus necesidades y a sus circunstancias, con el fin de ayudarle a conseguir sus objetivos vitales guiándole en la gestión de sus finanzas. Y hay que acompañarlos, porque las circunstancias de las personas y del mercado cambian, y es importante andar el camino al lado del cliente, para poder seguir adaptándonos a sus necesidades de cada momento. Para que la relación entre asesor y cliente funcione, es básico que haya un alto grado de confianza, una confianza que se gana con tiempo y, sobre todo, con mucha transparencia. Y esa confianza vendrá en muchos casos determinada por la experiencia que haya tenido con nosotros en situaciones similares: cómo hayamos respondido a sus incertidumbres, qué medidas hayamos tomado para proteger su patrimonio, con qué implicación hayamos estado a su lado, etc. Solo si tenemos esa confianza el cliente seguirá nuestras recomendaciones, porque sabe que las hacemos, en cada momento, pensando en lo más le conviene.

El entorno geopolítico no acompaña a los mercados, ¿qué estrategia recomendáis a vuestros clientes?

Lo esencial en estos casos es que la cartera del cliente esté perfectamente adaptada a su perfil. Si en un entorno de volatilidad el cliente no está cómodo, habría que pensar si está adecuadamente perfilado. Y si lo está, el siguiente paso es haberle sabido transmitir con transparencia qué es lo que puede esperar de su cartera en cada momento. Nunca podemos decirle al cliente que su cartera va a ganar siempre, todos los meses, de un modo lineal. Los mercados son cíclicos, de antemano sabemos que habrá subidas y bajadas. Nuestros expertos construyen las carteras partiendo de un horizonte temporal para el cliente, de un nivel de riesgo y de las oportunidades que identifican en un escenario de medio-largo plazo. En este sentido, si el cliente está en el nivel de riesgo que le corresponde y si el horizonte temporal que nos marcado para su inversión sigue vigente, lo que le recomendamos es que siga confiando en nosotros, ya que en todo momento haremos un seguimiento proactivo de su cartera y de las circunstancias del mercado para conseguir los objetivos que se perseguían cuando se planteó la inversión.

Esta situación, ¿pone en valor la figura del asesor financiero?

Pensamos que sí. Se han ido encadenando en los últimos tiempos distintos acontecimientos que han generado muchas incertidumbres para los inversores: la pandemia, el fin de la era de tipos 0, el conflicto geopolítico actual entre Ucrania y Rusia… No siempre es fácil interpretar estos factores, ni saber qué impacto podrían tener en los mercados. Y si ya de por sí puede resultar difícil para un experto, más aún lo es para muchos inversores. A veces los clientes no tienen el conocimiento necesario, y otras veces sí, pero no tienen el tiempo para dedicarse a sus inversiones. Y en este punto, un experto puede ser un gran apoyo. Ante tantas incertidumbres, el cliente necesita saber cuáles son los posibles escenarios con los que se puede encontrar, las implicaciones de cada uno de ellos, el impacto que podría suponer en su patrimonio, y las alternativas de inversión que podrían ser más adecuados en el momento. Y es esencial estar al lado del cliente para darle esas respuestas. Hay que estar siempre, pero más aún en los momentos complicados.

Noticias relacionadas
Temas

Bancos