¡FRESQUÍSIMAS!

¿Te aburres del gazpacho? Prueba estas dos recetas de cremas frías

  • Hay vida más allá de nuestra sopa de tomate más conocida: aprende a preparar un ajoblanco delicioso y un gazpachuelo de autor

Ajoblanco y gazpachuelo, dos recetas para luchar contra el calor.

Ajoblanco y gazpachuelo, dos recetas para luchar contra el calor.

2
Se lee en minutos

Con la ola de calor que nos está pasando por encima este verano, las sopas y cremas frías se han convertida en obligatorias. Una manera de bajar la temperatura por la vía de la cuchara. Entre todas ellas, la más popular es, sin duda, el gazpacho que, además, se beneficia de que los tomates estén en plena temporada. Sin embargo, es posible que tras varias semanas tomándolo día sí, día también, nos vaya apeteciendo otra cosa... Aquí van dos propuestas de cremas frías sin tomate: un ajoblanco clásico según la receta del equipo de cocina del restaurante Sagrario Tradición (Madrid) y un gazpachuelo con puerros de autor que nos brinda Juan Monteagudo, cocinero de Ababol (Albacete).

El ajoblanco con trucha del restaurante Sagrario Tradición (Madrid).

/

Ajoblanco con trucha ahumada

Ingredientes (para 4 personas)

  • 200 g de miga de pan de pueblo del día anterior

  • Medio litro de agua fría 

  • 125 ml de aceite de oliva virgen extra (preferentemente de la variedad arbequina, por el toque frutal que tiene)

  • 125 g de almendra marcona 

  • 20 ml de vinagre de vino

  • Dos dientes de ajo

  • Un poco más de aceite de oliva para confitar el ajo

  • Una pizca de sal

  • Trucha ahumada

  • Verduritas salteadas

Elaboración

  • Poner la miga de pan en remojo. Reservar.

  • Confitar los dientes de ajos durante media hora en un cazo con aceite de oliva sin que llegue a hervir. Reservar.

  • Poner la miga escurrida, los dientes de ajo confitados, el agua, la almendra, el vinagre y la pizca de sal en un vaso de batidora. Triturar todo bien e ir añadiendo el aceite de oliva virgen extra de la variedad arbequina poco a poco para que emulsione. Meter a enfriar.

  • En el momento de servir, añadir trucha ahumada en trozos y verduritas variadas cortadas en trozos y salteadas en la sartén hasta que queden con una textura crujiente.

El gazpachuelo del restaurante Ababol (Albacete).

/

Gazpachuelo con puerros braseados

Ingredientes (para 4 personas)

  • 50 g de bacalao en migas

  • 50 g de piel del propio bacalao

  • 240 ml de aceite de oliva virgen extra aromatizado con ajo y laurel

  • 130 g de mayonesa

  • 8 puerritos pequeños

  • Aceite de oliva para confitar

  • Hojas de albahaca

Elaboración

  • Pelar los puerritos para quitarles las partes más duras y escaldar en agua hasta que estén tiernos. Reservar.

  • Confitar las migas de bacalao y la piel en aceite de oliva en una sartén durante una media hora a 65 grados para extraer el colágeno.

  • Colar y mezclar en la batidora junto con los 240 mililitros de aceite aromatizado, añadiéndolo poco a poco para hacer un pilpil.

  • Poner en la batidora el pilpil y añadir lentamente la mayonesa para que emulsione hasta que ya esté listo el gazpachuelo. Reservar.

  • Pasar por la plancha los puerros previamente cocidos para darles un toque de brasa.

  • Emplatar poniendo el gazpachuelo, dos puerritos por comensal y unas hojas de albahaca para decorar.

Noticias relacionadas