CANARIAS

Gran Canaria sigue en alerta y Lanzarote y Fuerteventura pasan a prealerta

'Hermine' ha provocado más de 200 incidencias durante la noche en Canarias como consecuencia de las intensas lluvias

Gran Canaria sigue en alerta y Lanzarote y Fuerteventura pasan a prealerta
2
Se lee en minutos
María Plasencia

Canarias deja atrás la alerta máxima por la tormenta 'Hermine', pero sigue en diferentes niveles de alerta, según las islas. Así Gran Canaria, Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro permanecen en alerta, mientras que Fuerteventura, Lanzarote y La Graciosa están en prealerta. Es el anuncio realizado por el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, tras la reunión de coordinación técnica celebrada en la mañana de este lunes.

Esto no significa que el riesgo por precipitaciones se aleje, solo que no serán tan intensas como las del fin de semana. Por ello, el martes se reanudan las clases.

La previsión por tanto es que la situación vaya mejorando a medida que avanzan las horas, una cuestión en la coincide el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Canarias, David Suárez, quien indica de que también se reducen los niveles de aviso: "Todas las islas pasan a amarillo y en algunas de ellas se desactivará mañana", aclara.

En cuanto a la situación de las últimas horas, Torres indica que aún hay en torno a 400 abonados al suministro eléctrico que permanecen sin luz o con cortes intermitentes y añade que los aeropuertos siguen siendo el sector más afectado por la tormenta tropical 'Hermine', con unos 70 vuelos cancelados durante la mañana del lunes.

Sobre el transporte, dijo Torres que confía en que la situación se vaya mejorando a lo largo de la tarde y quiso hacer hincapié en la "responsabilidad de la ciudadanía" en esta tormenta, lo que a su juicio ha permitido que no haya que lamentar daños personales.

Sí que ha habido materiales, aunque el presidente del Gobierno alude a que serán las instituciones locales e insulares las que tengan que hacer ahora una valoración de daños.

En cualquier caso, desde el Gobierno de Canarias se está vigilando el estado de los centros educativos, con el objetivo de garantizar un regreso seguro mañana de los estudiantes y los docentes. "Estamos atendiendo especialmente a los colegios de Güímar y La Aldea", apuntó Torres, argumentando que son los municipios con mayor lluvia recogida.

Desalojo

En cuanto a las incidencias, la subdirectora de la Dirección General de Seguridad y Emergencias, Marta Moreno, destacó que la más importante se produjo en San Bartolomé de Tirajana, cuando la intensidad de las precipitaciones obligaron al desalojo de unos 60 vecinos que pasaron varias horas atendidos por Cruz Roja y que han regresado a sus hogares. 

Noticias relacionadas