CANARIAS

El volcán de La Palma cambia la orografía: adiós a los barrancos y peligro si hay lluvias fuertes

  • La lava ha formado "una muralla" que encauza la lluvia por nuevas vías

  • Los expertos estudian las obras hidráulicas necesarias para evitar riesgos ante fuertes precipitaciones

Dos personas observan el volcán de La Palma, mientras sigue expulsando lava

Dos personas observan el volcán de La Palma, mientras sigue expulsando lava / REUTERS/Borja Suarez

4
Se lee en minutos
Isabel Durán

La lava que ha brotado del interior de la Cumbre Vieja ha desdibujado la orografía del Valle de Aridane. A su paso por la ladera este de La Palma, las coladas de roca fundida han borrado recuerdos personales, hogares, medios de vida e infraestructuras. Pero también han eliminado los barrancos por los que discurría el agua en épocas de lluvia.

Esos cauces naturales ya no existen y, si se registran precipitaciones fuertes o muy fuertes (5 milímetros a la hora o 60 al día), el nuevo trazado de las vías de drenaje convierten a La Laguna en una zona vulnerable. La lava ha creado "una muralla" que obliga al agua a discurrir hacia la costa de forma paralela a esa pared, inexistente hace dos meses. Siguiendo ese camino, el cauce desembocaría en la cuenca ubicada en la zona norte de la montaña de La Laguna.

Para mitigar este problema derivado de la emergencia volcánica, el Instituto Geológico y Minero (IGME), el Instituto Español de Oceanografía (IEO), el Colegio de Ingenieros de Caminos y el Cabildo de La Palma estudian las obras hidrológicas que serán necesarias para reducir el riesgo de inundación o riada.

La superficie afectada por el paso de las coladas asciende hasta las 1.092,57 hectáreas. Durante la última jornada, la lava arrasó 3,77 hectáreas en la zona sur de la emergencia

El director técnico del Plan Especial de Protección ante Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, alertó sobre los graves daños que podría ocasionar la lluvia sumada a la ceniza y detalló que lo importante es canalizar las aguas y corregir los cauces para minimizar la vulnerabilidad de La Laguna, pero también de barrios como Las Manchas, Jedey o La Bombilla, donde también se ha incrementado el riesgo, ya que la lava ha modificado la orografía de todo el Valle.

Este estudio servirá para tomar precauciones ante las lluvias de estos días, pero también para realizar actuaciones a largo plazo que eviten el peligro una vez concluya la erupción volcánica. Morcuende recordó que para evitar daños personales es necesario que la población evite las zonas de vaguadas y de evacuación de pluvial cuando se produzcan lluvias y también las áreas de taludes que puedan ser inestables y provocar desprendimientos.

La nueva fajana mide 5,05 hectáreas y la que crece sobre la playa de Los Guirres suma ya 48,03 hectáreas. En total, la lava ha ganado al mar 53,08 hectáreas

Los destrozos del volcán

La apertura de un nuevo centro de emisión en el flanco oriental del cono alimentó la colada diez –la ubicada más al sur– y su avance terminó por arrasar el cementerio de Las Manchas, que estaba sitiado desde la primera semana de erupción, el campo de placas solares y numerosas viviendas unifamiliares. Además, el magma sigue alimentando las coladas que transitan entre las montañas de Todoque y La Laguna, pero sin destruir nuevo terreno en la zona.

La superficie afectada por el paso de la lava se eleva hasta las 1.092 hectáreas. La fajana sur, la que crece sobre la playa de Los Guirres, ya tiene 48,03 hectáreas, mientras que la norte suma 5,05 hectáreas. Según los últimos datos del Catastro hay 1.506 edificaciones destruidas por el magma en La Palma. De ellas, 1.212 son de uso residencial, 161 agrícola, 67 industrial, 36 de ocio y hostelería, 13 de uso público y 16 de otros usos.

Los satélites de vigilancia terrestre del programa europeo Copernicus estiman que en total hay 2.789 construcciones destruidas. Cabe recordar que Copernicus no hace distinciones entre infraestructuras en uso o pequeñas construcciones inacabadas o abandonadas.

Según los últimos datos del Catastro, las coladas han arrasado 1.506 edificaciones, de las que 1.212 son viviendas, 161 de uso agrícola, 67 de uso industrial y 36 de ocio

La sismicidad profunda e intermedia siguen en valores bajos respecto a semanas anteriores y el tremor también esta bajo, aunque presenta ligero con repuntes. Los dos terremotos más importantes que se registraron este viernes fueron de 3,5 y se produjeron a las 2.50 y 17.51 horas, a 13 y 27 kilómetros de profundidad, ambos con epicentro en Fuencaliente.

El número de personas realojadas se ha elevado hasta las 513, de las cuales 412 están en un hotel de Fuencaliente, 31 en Breña Baja y 70 en Los Llanos de Aridane. A estas se suma 43 personas dependientes que están siendo atendidas en diferentes centros sociosanitarios de la isla.

Una semana sin aviones

Hoy se cumple una semana desde el aterrizaje y despegue de los últimos aviones en el aeropuerto de La Palma. La acumulación de ceniza del volcán de Cumbre Vieja obligó a Aena a cerrar las pistas del aeródromo como medida de seguridad y las aerolíneas cancelaron todos las conexiones con la isla. Los operarios del aeropuerto se han ocupado de mantener las pistas limpias, pero la incidencia de la nube de gases y cenizas del penacho volcánico y el régimen de vientos han impedido retomar la actividad. El Plan Especial de Protección ante Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca) prevé un cambio de vientos que será favorable para recuperar la operatividad del aeropuerto después de que la isla haya pasado una semana incomunicada por aire.

Noticias relacionadas