CÁDIZ

Vuelve el Paso del Estrecho con millones de viajeros previstos y precios disparados

Marroquís y argelinos atravesarán España tras dos años de ausencia y en plena crisis diplomática con Argelia

Imagen de archivo de un día punta en la Operación Paso del Estrecho en el puerto de Algeciras.

Imagen de archivo de un día punta en la Operación Paso del Estrecho en el puerto de Algeciras. / EFE/A.Carrasco Ragel

4
Se lee en minutos

El coste del pasaje para dos personas y un turismo de proporciones normales en el ferry de Balearia que une los puertos de Algeciras y Tánger-Med se ha disparado un 23% entre este martes y este miércoles, inicio de la retomada Operación Paso del Estrecho. Lo que solo unas horas antes costaba 195 euros de media, ha subido a los 241. La travesía a Ceuta ha experimentado el mismo fenómeno, pero con un incremento aún más acusado, rozando el 50%: de 107 euros de media, a 148,34. Del pasaje a Argelia no hay comparativas de precios: están agotados todos los billetes de barco entre Valencia y el puerto de Mostaganem, junto a Argel, hasta mediados de agosto.

Son los primeros detalles de la recuperación de la OPE este miércoles a las 00:00 horas. OPE llaman todas las entidades implicadas (Interior, Dirección General de Tráfico, Mossos, Ertzaintza, Cruz Roja, Puertos del Estado...) a la Operación Paso del Estrecho, que vuelve tras su suspensión por causa de la pandemia en mayo de 2020, y, en la primavera de 2021, por decisión unilateral de Marruecos, que abrió solo la mano a barcos que hubieran zarpado de puertos franceses.

Retomada la relación diplomática con el reino alauí, y en vilo la conexión con la república argelina, llega ahora la primera gran prueba para estas nuevas situaciones. Masiva prueba, se diría por sus previsiones. En 2019, último año del que se dispone de datos, fueron 3,4 millones de veraneantes magrebís y 760.000 los coches y furgonetas que cruzaron España desde La Jonquera e Irún hacia Algeciras, Valencia, Tarifa, Motril, Almería o Alicante, con destino a sus lugares de origen y vuelta a los puntos de España, Francia, Bélgica, Alemania y Países Bajos a los que emigraron en su día buscando trabajo y que hoy son sus lugares de residencia.

Treinta lucrativas horas

Las 15 horas de trayecto por la península en la ida -y otras tantas en la vuelta- exigieron la movilización de 21.000 trabajadores públicos, entre mossos, ertzainas, guardias civiles, voluntarios de la Cruz Roja y agentes de Protección Civil, y supusieron ingresos de 100 millones de euros en los negocios de comida y bebida situados en gasolineras y áreas de servicio. Este año, todo ese cálculo... sin contar el combustible: son una media de dos depósitos en la ida y otros dos en la vuelta, más una parada a llenar el depósito antes de entrar en territorio francés. los precios disparados de la gasolina y el gasoil hacen manejar a distintas fuentes implicadas en la OPE una previsión de más de 500 millones de euros de facturación en las gasolineras.

El coste del combustible influye también en el del pasaje marítimo. Balearia, línea adjudicataria de la conexión pública por mar de Ceuta y Melilla con la península, no tiene autorizado en su contrata ajustar los precios al 120% de aumento que ha sufrido el combustible, pero sí puede elevar al tope máximo la repercusión en el billete prevista en la adjudicación. "A ave que pasa, estacazo", ironiza un sindicalista de la marina mercante. Quiere señalar así la oportunidad de subir precios -no solo la naviera española, todas las que operan en la OPE- cuando crece de forma espectacular la demanda.

No hay detalles especiales del despliegue policial para la OPE de 2022, indican fuentes del Ministerio del Interior, convencidas de que no será diferente de la del verano de 2019. O sea, dividida en fase de ida (15 de junio al 15 de agosto) y de vuelta (15 de julio al 15 de septiembre) y con experiencia acumulada para evitar el caos en el puerto de Algeciras, principal destino de esta gran caravana.

Para los primeros 350 kilómetros no hay tampoco indicaciones especiales a los mossos de Trànsit, indican en ese cuerpo, más allá de un refuerzo de los radares móviles de velocidad y sus correspondientes sanciones. Pero fuentes policiales catalanas indican que esa medida está relacionada con la siniestralidad, y no con la Operación Paso del Estrecho. De hecho, critican la medida porque "los conductores no nos ven sancionando, ni ven incrementada la presencia de patrullas en carretera, con lo que se pierde efecto disuasorio".

La alta velocidad no es la infracción más frecuente en este colectivo, o no tanto al menos como la sobrecarga de sus vehículos o la modificación no autorizada de su perímetro o altura, indican fuentes de la Guardia Civil de Tráfico.

Temor a las colas

La mayor parte del tráfico marítimo se dirige a Tánger o a Nador, y no tanto a Ceuta y Melilla. Pero en ambas ciudades españolas del norte de África se vive con preocupación una previsión de grandes colas en la frontera. Marruecos, que no permite la introducción de mercancías extranjeras por Ceuta o Melilla, está revisando los coches a fondo.

Fuentes de Interior le quitan importancia a esa previsión: "Todos los años se dice al comienzo de la OPE que habrá grandes colas, y luego siempre fluye bien". Pero el temor esta vez parece fundado en la actitud que se encuentran los habitantes de ambas ciudades en los guardas fronterizos marroquís. "No te dejan meter ni una tableta de chocolate que te estés comiendo", exagera un comerciante melillense disgustado con la situación. Lo cierto es que ropa o cosméticos, por ejemplo, comprados en tiendas de Melilla o Ceuta no pasan a Marruecos si llevan colocadas sus etiquetas.

Como respuesta, España ha puesto limitaciones a la cantidad y la calidad de los productos alimentarios que vengan de Marruecos por las fronteras de El Tarajal o Beni Enzar. Ya ha dejado de entrar el cotidiano camión nocturno del pescado que traía a Melilla las capturas frescas de la Mar Chica. "Ahora traerte un mero de Marruecos te sale más difícil que irte a Málaga a por él", se lamenta la misma fuente.

Noticias relacionadas