CRISIS MIGRATORIA

Mueren seis migrantes y dos policías marroquíes en un intento de salto masivo en Melilla

Más de un centenar de personas entran en España en el primer salto que se produce después de la nueva etapa en las relaciones diplomáticas con el país

Más de un centenar de personas entran en España en el primer salto que se produce después de la nueva etapa en las relaciones diplomáticas con el país

Varias decenas de migrantes tras entrar en Melilla, este viernes.

Varias decenas de migrantes tras entrar en Melilla, este viernes. / PAQUI SÁNCHEZ / EFE

3
Se lee en minutos
Marc Ferrà

Cinco personas migrantes han muerto este viernes en un intento de salto masivo en la valla de Melilla, según el Ministerio de Interior de Marruecos, además han perdido la vida dos policías marroquíes, según la Asociación Marroquí de Derechos Humanos del país, citando fuentes hospitalarias. Según las últimas cifras, 133 migrantes y 189 policías (140 marroquíes y 49 españoles) también han resultado heridos tras violentos enfrentamientos. 

[Pero más tarde, el balance de muertos ha ascendido a 18 personas fallecidas, según han informado fuentes de las autoridades locales de la provincia marroquí de Nador, contigua a la ciudad española ubicada en el norte de África. Así pues, las mismas fuentes han negado "categóricamente que haya ningún muerto entre las fuerzas de seguridad" marroquíes.]

Ha sido una de las jornadas más tensas y dramáticas que se recuerdan en la frontera de Melilla. También se han vivido muchos momentos de confusión, por ahora nadie se atreve a dar por definitiva la cifra de fallecidos y heridos. Durante toda la tarde, las ambulancias han evacuado a personas a varios hospitales de la región. Las muertes se produjeron a consecuencia de una estampida y que algunos de ellos cayeron desde lo alto de la vaya, según han explicado las autoridades magrebíes. En el comunicado de Interior, también explican que entre los heridos hay 13 migrantes y 5 policías se encuentran en estado grave. 

Salto masivo

A primera hora de la mañana, cerca de 2.000 personas intentaron llegar a Melilla. Según la Delegación de Gobierno de la ciudad, forzaron la puerta de acceso del puesto de control fronterizo del Barrio Chino y 133 lograron entrar. Antes de poder llegar a la valla, también se produjo un importante enfrentamiento entre las personas que intentaban alcanzar la ciudad y la policía marroquí, además, se produjeron un millar de detenciones.

En diferentes videos difundidos por organizaciones humanitarias, se ven a decenas de personas que ocupan toda la calle y avanzan dirección a la valla, muchos de ellos portan palos u otros objetos que han servido para atacar a las autoridades, de fondo también se escucha el lanzamiento de gases lacrimógenos por parte de la policía y las sirenas de los furgones. En un segundo vídeo difundido por la Asociación Marroquí de los Derechos Humanos, se ve una cincuentena de personas migrantes en el suelo, muchos de ellos inmóviles, a pocos metros de la frontera y retenidos por las autoridades. “Una guerra real en la valla de Melilla que causó por primera vez un catastrófico número de muertos”, ha manifestado esta organización.

Desde hace varios días, las autoridades marroquíes han intensificado su presencia y detenciones en las localidades próximas a Melilla. Muchas de las personas migrantes llevaban días resguardándose en los bosques y montes próximos a la ciudad autónoma a la espera de intentar cruzar. El último salto de la valla se produjo a principios de marzo, cuando unas 350 personas lograron acceder a suelo español. 

Relaciones diplomáticas cordiales

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha calificado esta entrada de “violenta y organizada", también ha agradecido la cooperación con la policía marroquí y ha trasladado su solidaridad con los agentes heridos de ambos lados de la frontera. Es el primer salto masivo desde que Marruecos y España han reanudado las relaciones diplomáticas tras el apoyo español al plan marroquí de autonomía para el Sáhara Occidental. Después de esta nueva etapa diplomática, los dos países se comprometieron a reforzar la operación en ámbito migratorio

La policía marroquí ha intensificado estas últimas semanas las redadas y detenciones de personas migrantes en diferentes puntos del país, según confirman diferentes fuentes humanitarias. Estas mismas personas relatan que esta presión está provocando que las personas que intentan llegar a Europa cada vez tengas menos posibilidades y muchos se encuentren al límite

Noticias relacionadas