CÁNCER

El cáncer de vejiga, la enfermedad que ha terminado con la vida de Jesús Mariñas

Se trata de un tipo de cáncer que puede llegar a resultar de alto riesgo si no se detecta a tiempo, especialmente en hombres mayores de 50 años

El cáncer de vejiga, la enfermedad que ha terminado con la vida de Jesús Mariñas
2
Se lee en minutos

El periodista del corazón Jesús Mariñas ha fallecido este martes a los 79 años causa de un cáncer de vejiga, un tumor que puede llegar a ser de alto riesgo si no se trata de forma precoz. Esta dolencia representa el 9% de los casos de cáncer en hombres y el 4% en mujeres, y se da mayoritariamente a partir de los 50 años. Como en todos los casos de cáncer, un diagnóstico rápido es la mejor herramienta para evitar la enfermedad grave y la muerte.

La vejiga es el órgano encargado de almacenar y expulsar la orina. Está ubicado en la parte inferior de la pelvis y cuentan con unas paredes musculosas flexibles que le permiten contraerse para dar salida a este líquido de deshecho del cuerpo. El cáncer vesical o de vejiga se origina cuando las células que componen la mucosa de este órgano comienzan a crecer de manera descontrolada hasta formar un tumor.

El pronóstico de esta enfermedad, más prevalente en hombres mayores de 50, no suele ser grave si se detecta de forma temprana. En los casos de tumores superficiales, la tasa de supervivencia ronda el 70-80% en 5 años. En cambio, cuando no se logra diagnosticar y abordar a tiempo, el cáncer de vejiga puede resultar de alto riesgo, reduciendo el porcentaje de supervivencia al 40-60% en el mismo periodo de tiempo.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de vejiga?

La presencia de sangre en la orina, conocida como hematuria, es el principal síntoma de cáncer de vejiga. Se da en el 85% de los casos, casi siempre de manera indolora y con coágulos. Asimismo, el cáncer vesical puede provocar otras alteraciones en la orina, como pueden ser:

  • Necesidad de orinar con más frecuencia de lo normal

  • Dolor o escozor al orinar

  • Sensación urgente de tener que orinar, aunque la vejiga no esté llena

  • Debilitamiento del flujo urinario

  • Tener que levantarse reiteradas veces durante la noche para ir al baño

Cabe señalar que la aparición de estos síntomas no siempre representa un cáncer de vejiga, ya que son también muy comunes a otras dolencias como las infecciones del tacto urinario, la vejiga hiperactiva o los trastornos de la próstata (muy frecuentes en hombres en edad madura). Eso sí, resulta de vital importancia acudir a un médico cuando aparecen para identificar el problema exacto y evitar complicaciones.

¿Qué causa el cáncer vesical?

Las causas exactas del cáncer de vejiga se desconocen en la mayoría de casos. No obstante, existen una serie de factores de riesgo identificados, tanto específicos de este tipo de tumor como generales en el resto de tipologías de cáncer.

Dentro del primer grupo, se ha asociado en algunos pacientes el cáncer de vesical con la exposición a aminas aromáticas, unos compuestos químicos empleados en industrias como la de los colorantes, y con el tratamiento con ciclofosfamida sistémica, un tipo de fármaco inmunodepresor.

En el segundo segmento, encontramos cuestiones como la predisposición genética, la incidencia por sexo (mayor en hombres, 9%, que en mujeres, 4%), los malos hábitos o determinados trastornos de la vejiga como la infección o la irritación crónicas, que pueden derivar en un cáncer. Y, por supuesto, el factor de riesgo más habitual en el cáncer: el tabaquismo. El hábito tabáquico, tan estrechamente relacionado con el cáncer, duplica las posibilidades de padecer cáncer de vejiga.

Noticias relacionadas