VIVIENDA

Jeques que alquilan plantas de hotel para sus hijos y habitaciones a 800 euros: "locura" en Segovia por la IE Business School

El precio de alquiler se ha disparado un 93% desde 2015 debido al turismo y la llegada de universitarios al centro privado donde un curso cuesta unos 25.000 euros

"Son precios propios de Madrid, hay muchos pisos que no salen al mercado", explican en una inmobiliaria

Vecinos y turistas pasean por las inmediaciones del acueducto de Segovia.

Vecinos y turistas pasean por las inmediaciones del acueducto de Segovia. / ALBA VIGARAY

7
Se lee en minutos
Gabriel Santamarina

Segovia está viviendo Matrix. Dos realidades paralelas conviven y a veces (rara vez) se entremezclan en esta ciudad Patrimonio de la Humanidad que se ha convertido en epítome de la inflación inmobiliaria. Por un lado, están los 2.300 estudiantes de la universidad pública del campus segoviano María Zambrano de la Universidad de Valladolid (UVA). Por otro, los 2.400 estudiantes de la privada IE Business School, una de las mejores universidades del mundo, cuyos grados cuestan unos 25.000 euros al año. Mucho dinero.

Son dos universos paralelos que comparten el ecosistema de una ciudad pequeña —51.011 vecinos censados— que se ha acostumbrado a ir a dos velocidades. “La gente del IE no se suele mezclar con la gente local ni con los de la pública; a mí, sin embargo, sí me gustaría que hubiera más mezcla”, admite Leoni, universitaria francesa, en las puertas del Convento de Santa Cruz La Real, en las afueras de Segovia, un precioso edificio del siglo XIII que es sede de la IE desde 2008.

Discotecas para ellos

Los estudiantes de la Business School, que proceden principalmente (al 95%) de Latinoamérica, África y países árabes, no se mezclan con los de la pública ni siquiera en la ajetreada vida nocturna de la ciudad. “Nosotros salimos los martes y jueves”, cuenta la estudiante francesa. Los fines de semana, salen los jóvenes segovianos y los de la pública. Tienen garitos casi en exclusiva para ellos.“Vamos mucho al Casanova y al Theatre”, es un comentario que se repite entre los alumnos de IE, que los fines de semana o montan fiestas en pisos o se van a Madrid [compartiendo los gastos del taxi, que vale 120 euros].

Un cartel de 'Se alquila' en un edificio histórico del centro de Segovia. /

ALBA VIGARAY

“Al Casanova nosotros no vamos”, admiten los universitarios españoles. Tampoco viven en la misma zona de la ciudad. Los de la pública viven, entre otras, en la zona de José Zorrilla o San Lorenzo, en las afueras. Los de la privada en el centro, entre el acueducto y la Plaza Mayor, frente a la catedral, que es el equivalente a la calle Serrano de Madrid, y donde se está viviendo una burbuja inmobiliaria que nada envidia a escala a la de la capital. 

“En los últimos siete años, el precio del alquiler se ha duplicado; es exagerado, el precio medio por habitación es de 800 euros al mes”, cuenta Javier Rojas, de Ideal House, una inmobiliaria que gestiona varios cuartos de pisos del centro que solo se dedican a alquilar a los del campus internacional. “Por un piso de tres habitaciones se pueden sacar 2.400 euros. Es precio de Madrid. Los pisos no salen siquiera al mercado, porque además te pagan los meses de verano porque no quieren perder la plaza. Son gente de Oriente Medio, México o Venezuela... Es curioso, además, porque lo primero que se alquila es lo más caro”.

Extranjeros en el centro

“La verdad es que es una locura de precios. Yo tengo compañeros que pagan 650 euros por habitación en el centro. El centro está lleno de extranjeros”, cuenta Alejandro, madrileño que estudia Arquitectura en la IE “gracias a una beca, porque si no... son 24.000 euros”. Él vive en el barrio de San Esteban, más humilde, y paga “350 al mes”, cuenta a la entrada en obras del campus, donde había pocos alumnos este martes, ya que ha empezado la época de exámenes. “El primer año que llegas es difícil encontrar y además te tratan de engañar, yo tengo amigos que han llegado a pagar mil euros por habitación”, explica Leoni.

Varios estudiantes pasean en los alrededores del Convento de Santa Cruz La Real, donde está la sede en Segovia de la IE Business School. /

ALBA VIGARAY

Según datos de la plataforma de 'big data' inmobiliario de Brains Real Estate, el precio del alquiler se ha disparado casi un 93% desde 2015. Este aumento ha sido especialmente alto en los últimos tres años: desde mediados de 2021, los precios han aumentado un 41%. Alquilar una casa de un dormitorio cuesta de media 744 euros al mes, frente a los 454 euros que se pagaban en 2015. Esta tendencia de mercado contrasta con la dinámica de los pisos a la venta. En el mismo periodo, únicamente han subido un 25%, situándose un 30% por debajo de los precios máximos alcanzados en 2011 (máximo de la burbuja).

Entre los estudiantes de la IE corre lo que, a priori, parece ser una leyenda, que un “emir o jeque” alquiló una planta de un hotel de lujo de la ciudad para que su hijo estudiara uno de los grados durante cuatro años. Fuentes del sector inmobiliario confirman que así fue, para que en esa planta estuviera también conviviendo con el joven sus guardias de seguridad, pero no facilitan detalles de la operación.

Desde el sector se asegura que están llegando incluso fondos de inversión desde Madrid atraídos por esta efervescencia inmobiliaria. “Si es que todo es una locura”, cuentan María, Macarena y Valeria, segovianas de unos 30 años mientras toman el aperitivo en una terraza cerca del acueducto mientras un helicóptero negro privado sobrevuela varias veces la ciudad.

Vista de una calle del centro de Segovia. /

ALBA VIGARAY

"Cuchitriles por 1.500 euros"

“Conozco pisos que son cuchitriles en el centro, con dos habitaciones, que se están alquilando por 1.500 euros. Nosotros no tenemos salarios para ese alquiler”, explica una de ellas sobre el fenómeno que sufren los habitantes locales, que se ven obligados a irse a las afueras de la ciudad o a los pueblos del alfoz. “Mi familia tiene un piso con terraza en San Lorenzo, y lo está alquilando por 250 euros la habitación a estudiantes, con wifi y todo. Yo creo que estamos perdiendo dinero”, cuenta otra. La tercera explica que tiene un vecino que “solo alquila a los de la IE”.

La auténtica milla de oro de Segovia está en el distrito censal de la Plaza Mayor y alrededores, donde desde principios de 2021, los precios de alquiler han subido cerca de un 50%, por encima de la media de la ciudad. En esta zona, un piso de una sola habitación cuesta al mes casi 900 euros, un precio similar al que se paga en muchos barrios madrileños. El coste de un arrendamiento de un inmueble de estas características se ha casi duplicado desde 2017.

En el centro de Segovia, hay solamente 47 casas disponibles para alquilar, según las estadísticas del portal inmobiliario Idealista. Esta cifra se reduce a solo seis, si se filtra únicamente por estudios o vivienda de un solo dormitorio. Además, en esta clase de inmuebles, el precio por metro cuadrado asciende hasta los 16,25 euros, sin que ninguno baje de los 580 euros al mes. Esto ha provocado un auge en el alquiler de habitaciones: hay 14 ofertadas desde 200 euros al mes, aunque algunas alcanzan los 700 euros. Algunos de estos anuncios precisan, en concreto, que solo aceptan estudiantes universitarios, mientras otros, incluso, solo aceptan solteros, no parejas. “Es que salen muy pocos anuncios, no salen al mercado pisos”, detallan en Ideal House.

La entrada a la sede del IE Business School en Segovia. /

ALBA VIGARAY

En el bonito edificio principal del campus María Zambrano, varios estudiantes, principalmente de Castilla y León, País Vasco y Navarra, asumen que los de la IE “son de otro rollo, de otro nivel, por eso viven en la Plaza Mayor”, y explican que ellos viven por otras zonas más humildes pagando entre 250 y 300 euros al mes.  

De galería de arte a albergar pisos turísticos

La situación tiene en armas a muchos vecinos. “Si es que se están cargando la propia cultura de la ciudad; los políticos, además, solo miran porque les entre el dinero a las arcas”, dice cabreada una mujer de unos 55 años que evita dar su nombre: “Pon una anónima”.

Noticias relacionadas

“Un ejemplo de lo que está pasando es que un palacete de la Plaza Medina del Campo que se llama 'La casa del siglo XV' [de Juan Bravo], que se había dedicado hasta ahora a ser galería de arte, ha pasado a ser piso turístico”, añade una profesora universitaria de la UVA, que añade que “el problema con la inflación de precios se está extendiendo a toda la provincia”.

Turistas y segovianos toman algo en una terraza frente al acueducto de Segovia. /

ALBA VIGARAY

Según asegura, son varios los factores que influyen en el fenómeno, no solo la Business School, sino “el turismo”, la querencia de mucha gente por vivir en “viviendas unifamiliares, con jardín” de ciudades pequeñas después de la pandemia, y la cercanía de Madrid. “Yo tengo amigos que viven en pueblos de Segovia y trabajan en Madrid, y bajan a diario o teletrabajan muchos días. Con esta inflación se está expulsando a la gente a vivir en las afueras, en la provincia”, detalla la profesora, que añade que el centro histórico siempre ha sido “más caro aunque es muy difícil hacer obra y no está bien acondicionado”.