DIVISAS

La falta de confianza en Reino Unido desata un “flash crash” en la libra

La moneda británica sufre una caída que le ha llevado a acercarse a la paridad frente al dólar, en las 1,03 unidades, niveles no vistos desde 1985

Un billete de 20 euros y otro de 20 libras esterlinas.

Un billete de 20 euros y otro de 20 libras esterlinas. / EFE/Andy Rain

3
Se lee en minutos

Durante la madrugada de este lunes, la libra ha experimentado una fuerte caída con caídas, a nivel porcentual, no vistas desde el Brexit en tan sólo 20 minutos. Pero, ¿qué hay detrás de la fuerte penalización sufrida por la divisa británica

La semana ha comenzado fuerte para algunas divisas. La moneda británica, la libra, se ha desplomado con fuerza en un denominado “flash crash” igualable a la penalización que sufrió tras el Brexit. Una caída que le ha llevado a acercarse a la paridad frente al dólar, en las 1,03 unidades, que son niveles que no había visto desde 1985. 

Una caída en la que tiene que ver y mucho la falta de confianza en la viabilidad económica del país, que se habría visto afectada después de que el pasado viernes el nuevo partido conservador de Liz Truss anunciara un plan significativo de recortes de impuestos, el mayor desde el año 1972, valorado en 45.000 millones de libras. Unas medidas que se han “completado” con el anuncio del canciller Kwasi Kwarteng, ministro económico del gobierno de Truss, que aseguraba que los recortes fiscales no habían terminado, todavía había más camino que recorrer y más planes de recortes que añadir. De hecho, Kwarteng aseguró que rebajaría el tramo más elevado del impuesto sobre la renta, del 45% hasta el 40%, y subirá el impuesto de sociedades, entre otras medidas. 

Según varios expertos, los mercados están vendiendo la libra en una apuesta a que el gobierno del Reino Unido no podrá financiar su carga de deuda en un momento en que el Banco de Inglaterra se niega a elevar las tasas de interés en la medida en que lo exija el mercado. De hecho, uno de los principales temores es que las medidas sigan avivando la ya elevada inflación

Los costes inmediatos para los consumidores podrían ser significativos ya que no sólo se ha desplomado la divisa sino que los bonos han caído con fuerza. Una situación que hará elevar los costes de una hipoteca media en cerca de 700 libras al año al tiempo que la caída en la divisa añadiría 5 peniques a al coste medio por libro de la gasolina en el país además de aumentar el precio de las importaciones. 

La reacción del mercado ha sido devastadora y demuestra la falta de confianza de los mercados en la fortaleza financiera de Reino Unido. Todo en un momento en que analistas y economistas piden la intervención del Banco de Inglaterra para calmar a los mercados y restaurar la credibilidad. Algo que, de producirse, sería de emergencia pues la próxima reunión del BoE es en noviembre. Las perspectivas de una mayor inflación en Reino Unido – ahora está en el 9,9% que son máximos de 40 años - hacen que el mercado valore unos tipos de interés al alza hasta el 5%, más del doble del nivel actual después de que la semana pasada el organismo elevara en medio punto porcentual el precio del dinero, hasta el 2,25%. 

Noticias relacionadas

A nivel técnico, desde el nivel de los 1.400 la divisa ha sufrido una fuerte caída derivada del covid, en primer lugar, y de la contracción económica de Reino Unido, en segundo. Franco Macchialvelli, analista de mercados de Activotrade reconoce que “la moneda británica ha experimentado una debacle significativa hasta perforar el pivote de referencia en el 2020 (1.1300), dejándose casi un 20% desde máximos para luego enfatizar con un 6% de caída adicional la pérdida de la referencia del 1.1300”.

Estos niveles sirven como referencia para reflejar la magnitud del problema actual para la economía británica, y cómo su afectación llegará a todas las áreas de su economía y balanza comercial si los políticos no consiguen remitir este creciente problema.