MERCADO INMOBILIARIO

Cancelada una feria de inversión inmobiliaria ante la incertidumbre económica

  • El Salón del Inversor debía haberse celebrado entre el 3 y el 4 de noviembre en Madrid

  • La organización ha decidido reprogramarlo para que coincida con el tradicional Salón Inmobiliario de Madrid

Cancelada una feria de inversión inmobiliaria ante la incertidumbre económica

SIMA

3
Se lee en minutos

El Salón del Inversor debía haberse celebrado la pasada semana, entre el 3 y 4 de noviembre. Esta feria inmobiliaria nacía con la intención de acercar la inversión en este sector a particulares, bien a través de la compra de una vivienda para alquilarla u otras fórmulas más modernas como el crowdfunding. “El Salón del Inversor Inmobiliario está especialmente dirigido a ahorradores y pequeños inversores, un colectivo cada vez más atraído por los activos residenciales y no residenciales por su rentabilidad sostenida en el tiempo”, anunciaba la organización en la presentación del evento.

Finalmente, no ha sucedido así. La organización ha decidido de reprogramarlo y que se celebre en el mes de mayo. “La decisión se ha tomado para atender las peticiones realizadas por numerosos expositores y otras empresas interesadas en participar en su primera edición, ya que consideran que de esta manera se reforzaría notablemente su atractivo entre los pequeños y medianos inversores, público principal al que se dirige el Salón del Inversor Inmobiliario”, han confirmado a este periódico.

De esta forma, la empresa al cargo del evento lo hará coincidir con el Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA), una feria histórica en el sector. “Creemos que su trasladado al mes de mayo es la opción que mejor preserva los intereses de los patrocinadores, expositores, partners, colaboradores y visitantes del Salón del Inversor Inmobiliario”, apuntan desde la organización. SIMA nació con el fin de juntar todas las propuestas en materia de vivienda, de forma que promotores y constructores exhibían sus catálogos a futuros compradores, junto con otras opciones de inversión como los crowdfundings inmobiliarios.

Con el auge de las nuevas fórmulas de venta de viviendas, en los últimos años, Planner Exhibitions modificó su programa, rotando su modelo hacia los perfiles profesionales, dando entrada al networking y encuentros entre directivos de diferentes empresas que debaten y charlan sobre el rumbo del sector y sus negocios en común. Renombrada esta pata como SIMAPRO, organiza varias ponencias y debates entre ejecutivos. En la última edición, celebrada entre el 26 y el 27 año de 2022, la organización añadió otra división más, PROPTECH EXPO. En ella, presentaban sus propuestas empresas inmobiliarias de reciente creación, centradas en la innovación y la tecnología en el sector. Una vez más, ante el auge del interés en la inversión inmobiliaria por parte de particulares, Planner Exhibitions ha buscado llenar ese nicho de mercado. Sin embargo, en esta ocasión no ha podido ser.

Parón inmobiliario

Una de las razones de esto haya pasado es el clima que rodea al mercado inmobiliario en el entorno macroeconómico actual, con alta inflación y subida de tipos de interés. Esto se suma a que importantes firmas de datos como Atlas Real Estate prevén una estabilización en los precios con ligeras caídas, que podrían llegar hasta el 1% en 2023. Otras como CaixaBank Research estiman que los precios “mantendrán una tasa de crecimiento positiva”, aunque experimentarán una “ralentizaría de forma notable en 2023”.

Noticias relacionadas

A nivel institucional, los grandes fondos de inversión a nivel internacional han paralizado su ritmo de inversor a la espera de que se esclarezcan los nubarrones que pesan sobre el mercado. “Hay la percepción de que durará dos o tres trimestres, pero seguro que terminaremos 2023 habiendo tocado el pico más bajo”, señalaba Juan Velayos, uno de los históricos directivos del sector, en una feria inmobiliaria celebrada hace unas semanas en Barcelona.

Por el momento, la inversión inmobiliaria mantiene un ritmo positivo. Entre enero y diciembre, se han registrado compraventas por valor de 14.900 millones de euros, según un informe de la consultora inmobiliaria Colliers. El tercer semestre se ha cerrado con 4.750 millones. "Los inversores institucionales en España se están centrando en el producto más seguro y bien localizado. Sigue habiendo apetito inversor, pero las rentabilidades que exigen han subido, por tanto, entramos en una fase de reajuste en la que las expectativas entre comprador y vendedor tendrán que fluir hasta converger. Algo que estimamos puede ocurrir entre 6 y 24 meses, un periodo que se anticipa largo debido a la situación geopolítica y macroeconómica que nos afecta globalmente”, explica Alberto Díaz, managing director de Capital Markets en la consultora, en el estudio.