Autónomos de la construcción: Reformas y rehabilitación precisan profesionales

La creación de puestos de trabajo en estos sectores es una constante en estos momentos

Autónomos de la construcción: Reformas y rehabilitación precisan profesionales
5
Se lee en minutos
VERÓNICA SEDEÑO

Profesionales cada vez más especializados y más jóvenes es lo que necesita el sector de la construcción. En un momento en que la demanda de mano de obra es una constante, se presenta la disyuntiva de la falta de personal cualificado para trabajar en el sector. Rozando la plena ocupación, la construcción intenta atraer profesionales con un amplio rango de sueldos y con el éxito asegurado en la consecución de empleo

Para conocer más a fondo la realidad de la generación de puestos de trabajo en la construcción, hemos recurrido a la opinión experta de Cronoshare, plataforma especializada en fomentar la actividad de profesionales autónomos. Concretamente, hemos hablado con Celia Arroyo, especialista en contenido sobre reformas y construcción en el citado portal. 

P: ¿Cuál es el sector que más profesionales autónomos demanda actualmente?

R: El sector de la construcción, reformas y rehabilitación de inmuebles es uno de los más demandados actualmente. Además, habría que añadir que se prevé la creación de una gran cantidad de puestos de trabajo en los próximos años en este ámbito.

Ya en 2021 el sector de la construcción batió récords de empleabilidad y afiliación (tanto en el régimen general como en el de autónomos). Lo mismo ocurre con la creación de nuevas empresas de este sector las cuales, según el barómetro del Observatorio de la Fundación Laboral de la Construcción, son más de 130.000 empresas inscritas en la Seguridad Social.

Es evidente que, incluso tras la COVID-19, se trata de un sector en plena recuperación y lo está haciendo a un ritmo muy rápido. Pero, aunque puede parecer una información alentadora, al mismo tiempo presenta un inconveniente, y éste es la falta de mano de obra cualificada para cubrir esos puestos que se están creando y se van a crear, ya que parece que los estudiantes de FP cada vez se inclinan menos por este tipo de profesiones.

P: ¿Qué currículum se necesita para trabajar en la construcción? 

R: En este sentido, es complicado definir un currículum estándar, ya que el sector de la construcción es muy amplio. Sí que es cierto que puede haber algunos aspectos más o menos comunes, como la obtención de la TPC (Tarjeta Profesional de la Construcción), un carnet universal para trabajadores de la construcción que avala su experiencia en el sector, su cualificación profesional y la formación que han recibido. Por otro lado, la TPC está muy vinculada a la formación en materia de prevención de riesgos laborales. Esa formación puede obtenerse en cualquier entidad con la actividad formativa homologada y se pueden buscar centros en la Fundación Laboral de la Construcción.

P: En cuanto a la formación específica, ¿Cuáles son las más destacadas?

R: Siguiendo con el tema de la formación, dependerá del puesto de trabajo u oficio que se aspire a ocupar. Actualmente es posible poner el foco en la falta de personal especializado en áreas como la organización y el control de obras, o los proyectos de edificación y obra civil. Otras áreas predominantes son las reformas de viviendas y servicios más específicos, como la fontanería o la carpintería

Por ejemplo, en el caso de los albañiles que se dedican a realizar reformas, hay muchos cursos y modalidades formativas disponibles. Una de las más destacadas es la FP de Grado Medio en Técnico en Construcción, aunque también hay otros ciclos formativos de Grado Superior que es posible cursar. Y, por supuesto, hay certificados de profesionalidad que también pueden ir vinculados a esta profesión.

Otra de las profesiones que hemos visto que es bastante demandada es la de fontanería. En este caso, se suele empezar por una formación profesional básica y después se puede conseguir una mayor especialización a través de un grado medio, como el de Instalaciones de Producción de Calor, o un grado superior, como Mantenimiento de Instalaciones Térmicas y de Fluidos.

Y en el caso de profesiones más técnicas, como arquitectura o ingeniería, por norma general hay que disponer de la formación correspondiente (Grado en Arquitectura, Grado en Ingeniería, etc.).

P: ¿Qué tipos de puestos de trabajo son los predominantes?

R: Los servicios más solicitados están relacionados con el ámbito de las reformas, la albañilería, la electricidad, la fontanería, la ejecución de obras o la carpintería, entre otras posibilidades.

En este sentido predominan puestos de trabajo como peón de obra, oficial de 1ª y de 2ª, jefe de obra, fontanero, albañil, soldador, encofrador, etc. Aunque también puestos más técnicos, como arquitecto o ingeniero.

P: ¿En qué rango de sueldos se mueven los profesionales autónomos de la construcción?

R: En general, el sueldo de los albañiles, de media, está entre 1.000 € y 1.800 €, aunque puede variar mucho según su antigüedad y la categoría que se ocupe en la obra.

El sueldo medio de un peón suele moverse entre 1.000 € y 1.500 € al mes. En el caso de los oficiales, se podría hablar de un salario medio entre 1.300 € y 1.700 €, aproximadamente. 

En cuanto a otros puestos superiores, el sueldo de un jefe de obra suele partir de unos 1.700 €, pudiendo alcanzar cifras cercanas o incluso superiores a 2.700 €.

Por otro lado, el salario de los arquitectos e ingenieros puede moverse entre, aproximadamente, 1.600 € y más de 3.000 €.

Sea como sea, hay que tener en cuenta que estas cifras pueden variar dependiendo de aspectos como los años de experiencia que tenga el profesional, por ejemplo.

P: Con todo esto, ¿Podríamos describir un perfil tipo de profesional de la construcción: edad, sexo, formación, etc.?

R: Actualmente, la construcción es un sector en el que los profesionales que predominan son hombres. Según los datos del INE para el primer trimestre del 2022, la presencia femenina en esta área es, aproximadamente, del 10 %.

Noticias relacionadas

Por otro lado, se trata de un sector algo envejecido, ya que la edad media de los trabajadores suele superar los 40 años. En este sentido, es un sector que necesita atraer trabajadores más jóvenes.

En cuanto a la formación, depende de la especialidad concreta de cada profesional, pero sí que parece que la tendencia es buscar profesionales cada vez más especializados.