TURISMO

Los latinoamericanos se disputan la primera plaza del turista de lujo con los asiáticos en España

Los clientes élite gastaron 50.800 euros de media en marcas de lujo, un 19% más que en 2019

Turistas caminan por las calles de Madrid.

Turistas caminan por las calles de Madrid. / Eduardo Parra - Europa Press

3
Se lee en minutos

En el centro de Madrid y de Barcelona, allí donde se concentran las marcas de lujo, se escuchan distintos acentos. Los años en los que las grandes insignias esperaban con ansia la llegada de los turistas asiáticos quedaron atrás: ahora son los latinoamericanos quienes se disputan el trono del cliente más querido por el comercio. Según el informe "El turista de élite" del operador internacional de tax free Global Blue, elaborado para Círculo Fortuny, el 18% de los visitantes que buscan gastar en productos de lujo en España proceden de China, seguido del 17% de origen latinoamericano. Les sigue muy de cerca el turista estadounidense, que cada vez se interesa más por este país con un 15%.

En general, España "vive un gran momento de crecimiento de compras", apuntó la directora de Global Blue España, Ainara Andueza, "hay más turistas que además gastan más". Cuando miramos el perfil del turista que viene, el mexicano (38%) y el brasileño (28%) destacan dentro de quienes toman un avión desde Latinoamérica, y al igual que ocurre con otras nacionalidades, su edad se reduce cada vez más: el 42% son millenials, es decir, los nacidos entre 1981 y 1996. El 65% de los compradores de lujo que vienen a la Unión Europea para en España y gastan de media 27.400 euros de media, de los cuales un 73% son productos de lujo de ciudades como Madrid y Barcelona.

En cambio, los estadounidenses escogen este país en un 33%, por detrás de Francia e Italia, y desembolsan 19.500 euros de media (un 80% en lujo) tanto en las grandes urbes como en ubicaciones secundarias, como Marbella. Por último, uno de cada cuatro turistas chinos repiten su experiencia en España desde el parón forzado de la pandemia, aunque viajan con menor frecuencia y duración. Su gasto ronda los 22.300 euros de media en España, un lugar escogido por un 27% de quienes optan por Europa, y prefieren hacer un mayor gasto en bolsos (42% del total). Y no hay que olvidar el gasto que hacen los turistas de los países del Golfo: el 18% visita España y gasta de media 2.300 euros, un desembolso aún menor si se compara con Francia e Italia (5.500 euros y 3.700 euros de media respectivamente).

Interés por el lujo en España

Noticias relacionadas

"España está empezando a ser reconocido como destino de lujo que atrae a clientes de élite", señaló Andueza durante la presentación del informe. Sin embargo, todavía le separan 11 puntos porcentuales en cuota internacional y 25 puntos porcentuales en relación con la cuota de lujo. Ocupa el cuarto puesto a nivel mundial, solo por detrás de Francia, Italia y Japón, con un 18% de clientes élite. Si se mira más al detalle, Madrid y Barcelona se mantienen en el 'top 10' con la séptima y octava posición de destinos prioritarios para estos compradores con un 10% y un 9% respectivamente. Al pisar cualquier punto del país, gastaron de media 50.800 euros de media en marcas de lujo, un 19% más respecto a 2019.

Además del 'mix' de nacionalidades que visitan España y compran en tiendas de lujo, los autores del informe destacan el aumento de interés por parte de las nuevas generaciones. "Estamos atrayendo mucho más al turista élite de la generación Z (nacidos entre 1995 y 2009) y millenial", afirmó Andueza. En concreto, un 43% de los turistas es millenial y un 9% se enmarca en la generación Z. Y aunque Madrid y Barcelona lideran el gasto total en grandes marcas, otros destinos secundarios empiezan a despuntar por su ubicación costera, como es el caso de Ibiza, Mallorca y Marbella. En el ránking urbano, la capital lidera la recuperación del lujo con un 208% respecto a 2019 impulsado por un aumento del gasto medio por comprado del 50% hasta los 2.600 euros de media, mientras que en Barcelona estas cifras se han incrementado en un 133% y un 33% respectivamente hasta un desembolso medio de 2.400 euros.